Pilar Lima, durante una de sus intervenciones en 'Les Corts Valencianes'. EE

Pilar Lima, durante una de sus intervenciones en 'Les Corts Valencianes'. EE

Mujer POLÍTICA

Pilar Lima, diputada de Podemos, será la primera portavoz sorda: “Mi comunidad hace historia”

El partido la sitúa al frente del grupo parlamentario en la Comunidad Valenciana. En 2015 ya se convirtió en la primera senadora sorda de España.

19 enero, 2021 12:01
Valencia

Noticias relacionadas

La diputada autonómica Pilar Lima se encuentra a un paso de ser nombrada portavoz de Podemos en el parlamento valenciano. Su escaramuza política para acceder al cargo tiene poco de excepcional. Se impuso a nivel orgánico en la formación y ahora se dispone a hacer lo propio en Les Corts Valencianes. Cuando lo logre, sin embargo, sí alcanzará un nuevo hito. Quien ya fue la primera senadora sorda de España en 2015 se convertirá también en la primera en liderar un grupo parlamentario.

La dirigente, inmersa todavía este lunes en la batalla política con la aún portavoz Naiara Davó, atendió brevemente a EL ESPAÑOL para valorar su próximo nombramiento. “Se hace historia, se traslada el mensaje de ‘sí se puede’ a las personas sordas, sobre todo a la infancia y a la adolescencia, por quienes entré en política, principalmente”, afirmó.

Lima considera que su responsabilidad “será doble”. “Por una parte, representar la acción legislativa del grupo parlamentario de Unides Podem y, por consiguiente, dar voz a los valencianos y las valencianas. Pero, por otro lado, la comunidad sorda como referente político también espera que se vean reflejadas sus demandas, que son las mías, en la acción política”, argumenta.

“Algo no funciona”

Y tales demandas son muchas todavía. “Cuando se dice que soy ‘la primera portavoz sorda’ significa que algo no funciona, que seguimos afrontando barreras que no debieran existir hoy en día. La participación política de la comunidad sorda sigue siendo difícil”, lamenta.

Buena prueba de ello son los numerosos cambios que debieron abordar tanto el Senado como el parlamento valenciano para facilitar la participación de Lima en ambas cámaras. Para su incorporación a Les Corts Valencianes en 2019 requirió dos intérpretes de lengua de signos con una experiencia laboral mínima de cinco años, trayectoria en el ámbito político y conocimiento del vocabulario técnico.

La necesidad de dos profesionales se sustenta en la alta concentración que exige el puesto, en el que son necesarios relevos cada 20 o 30 minutos. Los requisitos también contemplaban disponibilidad completa y “sinergia con la persona usuaria”, hasta el punto de ser la propia Lima quien las escogiera para garantizar “una mayor adecuación y complementariedad”.

Basta contemplar una intervención de Lima en Les Corts para constatar la relevancia de las dos profesionales que la acompañan, que se convierten, a través de la lengua de signos, en su voz cuando toma la palabra y en sus oídos cuando le replican. Y más allá del parlamento le asisten en “reuniones, comisiones de trabajo, entrevistas o cualquier ámbito que el cargo requiera”.

Pilar Lima solicitó también a la cámara autonómica tiempo extra durante sus “exposiciones signadas”. “Las características de la lengua de signos y su trasvase a la lengua oral, podrían dilatar los tiempos de exposición”, argumentó.

Cuatro años en el Senado y uno y medio en Les Corts han permitido cierta normalización, al menos en ambas cámaras, de la participación política de las personas sordas. Pero su acceso a la portavocía, un cargo de mayor visibilidad, será sin duda un paso adelante para la comunidad de Lima.