Tecnología

Los españoles valoran un futuro con coches autónomos

Parece inevitable la llegada de los vehículos autónomos a nuestras carreteras. El avance de la tecnología está cada vez más orientado hacia ese futuro que cada día parece más cercano y es por ello que muchos ya han empezado a pensar en qué invertirán el tiempo libre cuando ya no sea necesario que el conductor tenga que prestar atención al asfalto para llegar a su destino.

Durante la última década, el automóvil personal se ha ido amoldando a nuestros gustos. Conectividad con el Smartphone e incluso Wifi han sido algunos de los avances que se han ido instalando dentro del mismo para tratar de hacernos la vida más sencilla, o simplemente para ayudarnos a mantener el ritmo en el que actualmente vivimos. Esto permite que nuestro coche pueda incluso será una plaza aún más cómoda para el usuario que la que puede significar las habituales alternativas como el tren, el autobús o el avión.

La Universidad de Londres de Economía y Ciencias Políticas, en colaboración con Goodyear, ha realizado una investigación en 11 países europeos, entre los que se encuentra España, para conocer cuáles serán las tareas que realizarán los conductores habituales cuando tengan la posibilidad de ser un pasajero de su propio coche autónomo. El estudio ha consistido en una encuesta digital llevada a cabo entre 12.000 usuarios del automóvil y ha arrojado unos resultados muy interesantes.

Entre las tareas habituales que se pueden realizar en un coche, los conductores españoles han asegurado que en torno a un 54% hablarían con el resto de pasajeros, siendo navegar por internet, con un 37%, la otra opción preferida entre los encuestados. Enviar mensajes o hablar por el móvil (36%), leer un libro (27%), responder a los emails (25%) y dormir o ver una película (18%) son las otras opciones que se presentan como las preferidas entre los españoles.

Además, se han incluido otras preguntas en cuanto a la forma de desplazarnos. Goodyear ha apostado por la creación del primer neumático específicamente diseñado para coches autónomos, por lo que ha querido que sean sus propios clientes, los conductores, los que hayan valorado esta tecnología.

Entre ellos, el 48% apunta a que la mayoría de los accidentes de tráfico son debidos a errores humanos, mientras que sólo el 14% de ellos cree necesario que sea el hombre y no la máquina el que debe controlar siempre el vehículo. Destaca que, a pesar de este aplastante dato, el 82% de los preguntados creen que los vehículos que incorporan sistemas autónomos deben entregar la posibilidad a los conductores de tomar los mandos en caso de emergencia.

En cuanto a las tecnologías que deberían equipar estos coches autónomos del futuro, en nuestro país, la mayoría apuestan a que deberían proteger al medio ambiente (68% de los encuestados), comunicarse con otros coches en la carretera (52%) y casi la mitad de ellos (48%) asegura que deberían equipar propulsores eléctricos. El 31% de los encuestados están dispuestos a utilizar esta opción para viajar, los segundos entre los 11 países encuestados más predispuestos a ello tras los serbios.