Este 2021 recibió la distinción que lo sitúa entre los pueblos más bonitos de España y no es para menos. Sus callejones, estrechos y blancos; sus paisajes, ligados a la Serranía de Ronda (Málaga); y su iniciativa artística son motivo para que cientos de visitantes la elijan como destino turístico cada año.

Noticias relacionadas

En 1994 dieron el paso que les haría especiales sobre el resto de municipios a nivel mundial, el pueblo inicia unos encuentros de artesanos donde trabajaban en sus piezas y acababan colocándolas por el pueblo, sacando el museo a la calle. Sus callejones se llenarían de exposiciones y galerías de arte y este se acabaría convirtiendo en el primer pueblo museo del mundo, donde muchos artistas tienen sus talleres y sus propias casas, gracias a las propias instituciones.

Desde el Ayuntamiento señalan que el objetivo principal de esta iniciativa artística era acabar con la despoblación que venían sufriendo desde los años 50. Y les ha dado resultado, ya que desde el año 2019 su población está creciendo un 4% anualmente. En años anteriores disminuían en torno a un 10% sus habitantes cada año.

Una foto de archivo de Genalguacil. Diputación de Málaga

Su propio alcalde, Miguel Ángel Herrera, invita a todos a acudir a este pueblo, que desde el 1 de enero de 2021 está dentro de la Asociación de los Pueblos Más Bonitos de España. La labor de esta asociación consiste en la recuperación de sus patrimonios históricos y fomentar el conocimiento, conservación, mantenimiento y turismo de los mismos. También está dentro de ella Frigiliana.

"Es muy fácil recomendar este pueblo. Es el único pueblo museo del mundo y engloba tradición, cultura, arte y naturaleza en un mismo emplazamiento. Además, como siempre digo, que el turismo venga a los pueblos a consumir es la única solución ante la despoblación. Además, aquí van a poder hacer de todo, desde visitas al museo interior, y al aire libre, como consumir productos tradicionales del Valle del Genal y comprarle a los artesanos que conviven en el pueblo ", comenta el regidor genalguacileño.

Además, Genalguacil es uno de los pueblos de la provincia de Málaga que lleva catorce días sin registrar ningún caso de Covid, algo verdaderamente llamativo porque son muchos los turistas que lo visitan. "Esto es muy positivo para el pueblo y estoy muy satisfecho. Por un lado, significa que la gente es consciente de la problemática que tenemos encima, y por otro lado, coincide con unas fechas en las que tenemos una gran actividad turística, lo que significa, ahora más que nunca, que pese a que se la castiga mucho, la cultura es muy segura", dice Herrera.

Muestra del arte en las calles de Genalguacil. Diputación de Málaga

En palabras del primer edil, la primera ola de la pandemia fue "bastante complicada" debido a los cierres perimetrales. Sin embargo, cuando abrieron la provincia de Málaga fue abismal la ola de turistas que acudieron a dar cariño al pueblo y disfrutar de sus paisajes, obras y servicios.

Arte en cualquier esquina

Una de sus calles estrechas.

Cuentan con el Museo de Arte Contemporáneo que se inauguró en el año 2004 con el objetivo de ser refugio de todas las obras que no podían estar expuestas en la calle.

Así, en 2012 se le renombró como Museo de Arte Contemporáneo Fernando Centeno, como homenaje hacia al alcalde que estuvo durante veinte años en Genalguacil y que fue el impulsor de los Encuentros de Arte.

Estos encuentros se realizan cada dos años y en ellos participan una decena de artistas que durante dos semanas de agosto se trasladan a Genalguacil y trabajan allí dejando, finalmente, sus obras de arte. Como llevan años celebrándolo, el patrimonio que acumulan año tras año ha hecho que se le pueda denominar como el único pueblo museo del mundo.

'Echando una escansá', una de las obras en las calles genalguacileñas. Genalguacil pueblo museo

Rutas por la localidad

Desde el Ayuntamiento de Genalguacil recomiendan comenzar el paseo por la calle de La Lomilla, donde podrás encontrar fuentes como la de Las Acémilas, cuya estructura son cabecitas de burro, o Fuente Santa. Allí podrás disfrutar de unas maravillosas vistas del Valle del Genal así como de las primeras obras de arte al aire libre. Bajando por esta vía podrás llegar fácilmente al Museo de Arte Contemporáneo y, tras visitarlo, encontrarás muy cerca el Mirador de La Lomilla y la Iglesia de San Pedro Mártir de Verona, que data del siglo XVII. Asimismo recomiendan la visita al Mirador de los Poyetes.

Uno de los miradores de Genalguacil. Diputación de Málaga

Tampoco puedes olvidarte de una de las obras más conocidas de este pueblo, la de los cinco ancianos de Genalguacil, que está tallada sobre un tronco y tiene un aspecto realista que deja amaravillados a todos. Son muchas las obras que los turistas ven por Internet y acaban trayéndoles a descubrir las calles de este pueblo de la Serranía.

Los cinco ancianos de Genalguacil. Diputación de Málaga

Otros puntos de interés del pueblo son: Plaza de la Constitución de Genalguacil, Fuente Baja, Fuente Alta, Fuente La Huerta, Mirador del Lentisco, Fuente de la Alberquilla o el Mirador de Crestellina.

Asimismo, para completar la visita por Genalguacil, uno de los pueblos más bonitos de España, no puedes olvidarte de sus productos artesanales y su gastronomía. Las sopas de tomate y el gazpacho caliente son, probablemente, los dos platos estrella del pueblo. Y si decides visitarlo en otoño, no debes perderte el tostón de castañas, será tu perdición.

Un mural del pueblo. Genalguacil pueblo museo

Por último, si eres fan de realizar rutas por senderos inmersos en la naturaleza, tienes que pasar por los Pinsapares de los Reales de Sierra Bermeja, allí, en un cruce de caminos, encontrarás la Plazoleta de García Lorca. El Paraje Natural cuenta con un total de 1.236 hectáreas protegidas y pasear por él es adentrarse en un maravilloso paisaje de pinsapares que se funden con el color rojizo de las rocas, por ello la zona adquiere el nombre de Sierra Bermeja.

Una imagen de la plazoleta de García Lorca. Diputación de Málaga