En la película Bienvenidos al fin del Mundo una vieja cuadrilla de amigos se reúne después de 20 años para visitar todos y cada uno de los pubs de su antiguo pueblo para rememorar un pasado que nunca volverá y, ya de paso, beber decalitros de cerveza.

Noticias relacionadas

La cinta, que es una interesante reflexión sobre el complejo de Peter Pan y por qué no deberíamos juzgar con dureza a los que lo padecen, nos regala una idea bastante buena que en Málaga se llevaría a cabo sin problemas: una ruta por las cervecerías malagueñas para probar la bestial cantidad de cervezas artesanales que se fermentan en los rincones más insospechados de la provincia.

Porque el boom de la elaboración de cervezas artesanales ha originado que, al igual que los franceses tienen un queso para cada día del año, los malagueños tengamos la oportunidad de paladear un sexteto cervecil (o un septeto, o un octeto…) cada 24 horas sin que se repitan ni el sabor, ni las texturas, ni el espesor de este mágico y espumoso brebaje que lleva encandilando al ser humano desde la época de los faraones de Egipto.

Un crecimiento del número de cervezas artesanales cuya cifra se asemeja al de las personas que disponen en su casa de una bañera donde elaborar esta refrescante bebida. Pero más allá de la broma, la cerveza artesanal no parece una burbuja que esté por estallar.

Lejos de ser una moda pasajera es una opción cada vez más escogida entre el gran público que dejan de lado, poco a poco, las cervezas industriales. Y es algo que aglutina tanto al maestro cervecero, ese que ha hecho de beber esta bebida alcohólica una virtud, como al consumidor esporádico que busca que le sorprendan.

Cervezas con tiradas limitadas, realizadas manualmente, con métodos y recetas tradicionales que no temen explorar nuevas ideas y sabores, haciendo de la rotación y la experimentación el pilar donde se apoyan su oferta y su atractivo.

En La Madriguera Craft Beer la variedad de cervezas artesanales se renueva constantemente La Madriguera

Unas cervezas creadas por pequeñas y medianas cervecerías que ofrecen mucho más: en algunos casos son también tiendas en las que se oferta una brutal variedad de estos productos llegados de todo el mundo; restaurantes que ofrecen una rica carta gastronómica y música en directo; locales con eventos como catas y visitas a sus fábricas por si deseamos aprender cómo elaboran sus productos; o todo esto en uno, haciendo del acto de beber cerveza una experiencia cultural completa.

Por tanto, listar todas las cervezas artesanales de Málaga es casi imposible. Sirvan estas reseñas para espolear la curiosidad del lector cervecero y que se adentre en este mundo para explorar y descubrir las maravillas que nacieron del empuje y el tesón de artesanos, en la oscuridad de sus humildes garajes.

Cerveza La Axarca

En Frigiliana encontramos La Axarca que nos ofrece una cerveza natural, sin pasteurizar, con aromas y sabores tropicales con la que, aseguran, han atrapado la esencia de la Axarquía (sea esta la que sea). La Axarca Tropical Pale Ale está elaborada por La Domadora y el León Craft Beer Store que, bordeando la propiedad intelectual, la califica de universal y malagueña.

Esta es una cervecera nacida a finales de 2012 que se especializa en la distribución de cervezas artesanales nacionales y que creó La Axarca a finales de 2013, dando lugar a una doble malta con tres lúpulos frescos que recrean el aroma y el sabor del mango cultivado en los campos aguanosos.

La Axarca fue reconocida como la Mejor Cerveza Artesanal Pale Ale Bitter durante el Beerfest Costa del Sol de Torremolinos de 2016 Cerveza La Axarca

La Axarca, entre otros reconocimientos, se hizo en 2016 con el Premio Palacio a la Mejor Cerveza Artesanal Pale Ale Bitter durante el Beerfest Costa del Sol de Torremolinos.

De fina espuma blanca, cuerpo naranja brillante, aromas y sabor frutal, La Axarca es, según sus nada exagerados artífices, «un experimento picassiano, un poema árabe de amor, el rumor del mar en las noches de verano». ¿Quiénes somos nosotros para llevarles la contraria?

Cervezas Gaitanejo

En Ardales nos topamos con las cervezas Gaitanejo que desde 2014 lucha para elaborar una cerveza artesanal de calidad. Sus impulsores comenzaron trabajando, como los buenos grupos musicales y Apple, en su garaje, pero para incrementar su producción se externalizaron en fábricas ajenas dando origen a su primera cerveza: Caminito del Rey. (¿Cómo no?: Gaitanejo deriva del nombre de Desfiladero de los Gaitanes).

La cerveza Caminito del Rey desafía la ley de la gravedad. Tal y como sus profusos consumidores Cervezas Gaitanejo

Para los creadores de esta marca el entorno donde nacieron es muy importante, por ello cada una de sus cervezas homenajea lugares del interior de la provincia de Málaga. Así, Gaitanejo, además de la ya mencionada cerveza Caminito del Rey, comercializa otras como la cerveza Grund que rinde tributo a la cueva de Ardales, también conocida como cueva de doña Trinidad Grund; en cuanto a su cerveza Turón, tiene ese nombre por el río Turón que nace en la Sierra de las Nieves; o la cerveza Bobastro que señala este importante yacimiento arqueológico donde Omar Ben Hafsún estableció la capital de sus dominios.

Los responsables de Gaitanejo buscaban elaborar cervezas de cercanía, local. Y con el devenir de los años, la que fue una producción nómada se terminó instalando en la localidad que la vio surgir. Porque el entorno apropiado es clave, tanto para la creación como para el disfrute. Por eso también debemos prestar cuidado y no ir a pasear por el Caminito del Rey beodos de cerveza Caminito del Rey.

Cervezas Malnombre

Malnombre nos parece un nombre muy bueno para una cervecera que comenzó su camino en 2016 con su primera cerveza, Malasombra, de manera nómada. Y, de igual forma, su nombre también rinde tributo a una cueva: la del Malnombre que se localiza en Villanueva del Rosario, localidad donde germinó esta marca.

Cervezas Malnombre además de elaborar sus propias cervezas realiza colaboraciones y cuenta con una serie más o menos regular entre las que se encuentran la mencionada Malasombra (robust porter), la Malaguita (gose con lima), la Malaje (extra APA), Malware (berliner weisse con kombucha de arándanos, hibiscos y rosas) y Malahostia (double rye stout con chile piri-piri ahumado), entre otras.

Malnombre no sólo cuenta con sus cervezas sino que también realiza colaboraciones Cervezas Malnombre

Pero lo que caracteriza a esta cervecera malagueña es la experimentación: constantemente está realizando nuevas recetas para intentar abarcar todo tipo de gustos y contentar a los paladares más sibaritas, esos que son de chasquear la lengua tras tomar un largo trago.

Cerveza Trinidad

La cerveza Trinidad se elabora íntegramente (y con integridad) en Alhaurín el Grande y busca ser un producto donde se conjuguen innovación, artesanía y tradición, usando para ello tan sólo cuatro elementos: agua, malta, lúpulo y levaduras (y nosotros añadimos un elemento más: el amor).

La cerveza Trinidad abarca la gran variedad de estilos que se espera de cualquier marca cervecera que se precie Trinidad Cerveza Artesana

Trinidad Cerveza Artesana nació en el año 2013 y desde entonces no han parado de ampliar su catálogo con cervezas naturales como la Blond Ale, equilibrada de agradable tono frutal, suave y una sensación muy refrescante; la American Pale Ale, de estructura compleja, color ámbar y muy lupulizada; la Brown Ale, con color marrón chocolate y agradable aroma y sabor a malta tostada, caramelo y café; la Session IPA, ligera y muy refrescante que presenta aromas y sabores afrutados; y su India Pale Ale con una combinación de maltas especiales y varios lúpulos aromáticos en Dry Hopping.

Cerveza Puente Nuevo

La cerveza Puente Nuevo es una cerveza muy especial: fermenta artesanal y ecológicamente bajo el mar. Vamos, que la corte del Rey Tritón no puede estar más contenta con el asunto. Y es que durante cuatro meses la cerveza permanece sumergida a 16 grados en una parcela marina de una playa de Estepona, lo que, según dicen, potencia su sabor.

La elaboración de Puente Nuevo es única Cerveza Puente Nuevo

Esto ha llamado mucho la atención de los maestros cerveceros del exterior, por lo que el volumen de expansión de esta cerveza de tan rondeño nombre se realiza principalmente fuera de nuestras fronteras, donde es muy apreciada.

No obstante, cada vez más los amantes cerveciles de nuestra provincia se interesan por esta bebida y la adquieren para probar un brebaje elaborado de un modo diferente, totalmente artesanal, con una segunda fermentación natural en botella bajo el mar a la que no se le añade gas, y que se vende sin filtrar y sin sulfitos.

Esta pinta tienen los recipientes de Puente Nuevo tras salir del mar Meditearráneo Cerveza Puente Nuevo

Un proceso de elaboración con, lógicamente, unos costes de producción muy elevados, pero que ofrece una cerveza con un precio al público muy similar al resto de cervezas artesanales malagueñas que podemos encontrar en el mercado.

Puente Nuevo comercializa dos tipos de cervezas, cuyas recetas se basan en maltas y lúpulos belgas y malagueños: Blonde y Pale Ale.

3Monos

3Monos Craft Beer ofrece, como el resto de cerveceras artesanales, cervezas únicas, libres, con novedosos sabores, aromas y texturas y prometen para ello usar únicamente como ingredientes agua, malta, lúpulo y levadura. De alta fermentación, las cervezas de 3Monos Craft Beer no son sometidas a filtrado ni pasteurización.

La idea de esta cervecera malagueña nació en 2013, en 2015 abrió su propia fábrica y desde entonces lucha para salir adelante en el mercado de la cerveza artesanal ofreciendo cervezas cuyos nombres nos han encandilado: Lara Craft, Lost Planet, Hop to the future, Dirty Harry, Monkey Business…

Los nombres de las cervezas 3Monos son de lo más divertidos 3Monos Craft Beer

Un asunto del que no hemos hablado es que la mayoría de las cerveceras artesanales de la provincia son pequeñas y medianas empresas que trabajan incesantemente por ofrecer un producto cuidado y de calidad. Empresas a las que la llegada de la Covid les ha hecho mucho daño. En este sentido, 3Monos Craft Beer estuvo a punto de cerrar, pero el esfuerzo de sus artífices sigue dando empuje a esta joven marca a la que deseamos una larga y próspera vida.

BenalHop Beer

Benalmádena también es tierra de cervezas artesanales, y BenalHop Beer es su marca. Ofrece tres variantes: La Niña, El Cao y Carramolo. La Niña es la más nueva de las tres y pretende erigirse en la cerveza de la localidad.

La marca surgió de un bar localizado en pleno Arroyo de la Miel, La Caravana, especializado en cervezas artesanales y llegando a ofrecer más de un centenar de referencias distintas.

BenalHop quiere convertirse en la marca de cervezas artesanales de Benalmádena BenalHop Beer

Su Carramolo es una larger de 5,5 grados, de cebada en lugar de maíz, con menos filtros, más limpia y rica en sabor. Por su parte, La Niña, que hace referencia a la escultura de Jaime Pimentel que se levanta en la plaza de España de Benalmádena Pueblo, es una APA; mientras que El Cao, un antiguo manantial de la localidad, es una IPA. Ambas están dirigidas a un público más cervecero con gustos más contundentes y a cualquiera que desee probar algo diferente.

La Catarina Craft Beer

De Estepona nos llega la oferta de la cervecería La Catarina Craft Beer que se complementa con el restaurante Cat’s kitchen formando una mutación donde encontramos una gran selección de cervezas artesanales.

La Catarina surgió en el año 2012 y desde entonces no ha dejado de cosechar reconocimientos convirtiéndose en una de las cerveceras artesanales mejor valoradas de Andalucía, al tiempo que compagina una profusa labor de promoción musical y eventos.

La Catarina se conjuga con una novedosa combinación gastronómica y de eventos La Catarina Craft Beer

La Catarina Craft Beer ofrece una numerosa variedad de estilos con cervezas multipremiadas con nombres como Sierra Blanca, Muelle de Hierro, Tarifa, Golden Mile, De Pedro, Cruz de Juanar, Border Q o Altos Hornos.

Cerveza Savis

La historia de la cerveza Savis se inició en el año 2015. Creada en Marbella por el empresario Piotr Blinov, supone un cliché dentro del tejido empresarial de la provincia: Blinov acababa de establecerse en la ciudad, después de enamorarse de la Costa del Sol y dejarlo todo atrás.

El negocio prosperó tanto que la empresa se trasladó al Parque Tecnológico de Andalucía en Campanillas en 2018 para dar salida al enorme volumen de trabajo. Allí cuenta con instalaciones con capacidad para producir hasta 20.000 litros mensuales de su cerveza con un laboratorio propio y con seis grandes barricas de roble para elaborar recetas especiales.

El crecimiento de Savis ha sido imparable Cerveza Savis

Su principal apuesta se basa en levaduras de tipo lager o baja fermentación, con una variedad de estilos capaz de gustar a los diferentes visitantes de la provincia, y en el empuje de estilos menos consumidos en esta tierra como son las cervezas de tipo neipay. De hecho, trabajan estos estilos más novedosos como las NEIPA (New England IPA), una variedad de cerveza India Pale Ale muy lupulada, aunque poco amarga, que destaca por ser muy turbia, afrutada y sedosa.

Savis, que para el que no lo sepa, significa ‘delicioso’ en latín, tiene una gran variedad de cervezas: Savis Original (lager Pilsner), Especial (strong lager), Neipa (estilo New England India Pale Ale), Trigo (al estilo weizen), Oktoberfest (lager estilo märzen) y Oatmeal Stout. A este catálogo, la cervecera añade otras variedades estacionales o ediciones limitadas, como la Russian Imperial Stout 1976, una cerveza negra de 11% alcohol y envejecida 9 meses en barricas de roble que previamente habían contenido whisky de Tennesse Jack Daniel’s.

84Brewers

La experimentación es la ‘raison d'être’ de las cervezas artesanales, algo que en 84Brewers han sabido aprovechar creando una cerveza que se envejece durante una quincena en barricas, centenarias y de roble francés, de Pedro Ximénez.

Así, aúnan la tradición de la bodega más antigua de Málaga, junto a una idea novedosa, acercando el arte vinícola a las cervecerías y conjugando levaduras de ambos mundos.

Si bien es cierto que en las redes sociales de 84Brewers no hay mucho movimiento, probar esta cerveza tan especial merece mucho la pena. Así que si la encuentran en alguno de los siguientes bares y tiendas especializadas no duden en hacerse con ella.

Cervecerías, bares y tiendas donde degustarla

Junto al crecimiento de las cervezas artesanales, en la provincia se ha dado un entusiasmo en paralelo por los locales donde dan salida a esta oferta que aumenta día tras día y congregando a amantes cerveciles que no temen experimentar una y otra vez.

Podemos encontrar muchas de ellas en el portal web de Cervezas Málaga que contiene un gran listado y referencias como Central Beers, en pleno casco histórico de la capital, que agrupa cervezas artesanales desde 2015 con quince grifos en los que se van rotando los brebajes: lager, de trigo, de estilo belga (triples, dobles, cuádruples...), IPA, APA, porter, stout.

Bonvivant Beer tiene su propio local en la que venden sus variados tipos de cervezas artesanales Bonvivant Beer

Otra de ellas es Bonvivant Beer una cervecera malagueña artesanal independiente que además de contar con su propia variedad de cervezas, cuenta con un local donde organiza eventos y que se ha convertido en uno de los espacios preferidos de los amantes de este espumoso elixir.

Por su parte, en El Rincón del Cervecero ofrecen todos los estilos de cervezas conocidas por el ser humano: clásicas alemanas (tipo Kölsch, Altbier, Hefe Weissen, Helles, Kellerbier, Steinbier...); lagers de la República Checa (Bohemian Pilsner, Dark Lager), ESB, Brown Ales, Stouts o Porter Inglesas, Strong Ales, Lambic, Witbier, Dubbel, Tripel o Quadrupel Belgas o estilos más modernos como Hazy India Pale Ale, DDH Pale Ales o New England IPAs americanas o artesanas nacionales.

El Rincón del Cervecero cuenta con un listado de cervezas que no completa ni el dipsómano más contumaz El Rincón del Cervecero

En cuanto a la cervecería belga Mapamundi Het beste Biertje, La Madriguera Craft Beer y el local de cervezas especiales Hop Scotch su pasión son las cervezas artesanales, por lo que se centran en este tipo de ofertas con una elevada variedad de marcas y procedencias, renovando su catálogo casi a diario. De hecho, en Hop Scotch se enorgullecen de no vender cervezas industriales.

En la variedad está el gusto, y eso lo saben en la Amsterdam Café que más bien debería llamarse Amsterdam Cerveza. El local abrió con unas 30 cervezas y ahora disponen de más de un centenar: cada semana introduce entre dos y tres cervezas nuevas, más IPA en verano, y stouts y porter en invierno, en Navidad cervezas navideñas... Y desde hace unos años cuentan con su propia cerveza.

Nada más entrar en La Botica de la Cerveza se nos quitará cualquier dolor que padezcamos La Botica de la Cerveza

Bares que se conjugan con locales especializados como las tiendas Birramanía Craft Beer House en Fuengirola o La Botica de la Cerveza en el número 13 de calle Victoria de Málaga capital, que disponen de un catálogo muy amplio.

Pero la cosa no se queda en beber y punto, ya que muchos de estos espacios ofrecen también comida y eventos, organizando catas para que sus clientes puedan disfrutar de este mágico brebaje que ha logrado recorrer un camino de más de 5.000 años sin perder ni una pizca de su fama. Porque el agua, como bien se dice, es para los peces.