Málaga

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Torremolinos (Málaga), Antonio Ruiz, ha destacado este lunes la actuación llevada a cabo por la Policía Local en la madrugada del domingo donde se estaba celebrando un festival en el que los asistentes ni llevaban puesta la mascarilla ni se cumplía con el distanciamiento social para prevenir la Covid-19.

Noticias relacionadas

El concejal pide ahora que la sanción "sea la máxima posible". "No podemos dejar que por una actuación de un grupo que, además, duele decirlo pero no es local, no es de aquí, venga a estropear lo que con tanto trabajo se realiza entre todos los empresarios de la Costa del Sol y los ciudadanos", ha dicho a los periodistas.

Los agentes procedieron a desalojar el local poco antes de la hora de cierre prevista, a las 02:00, instando a la organización a desistir de la fiesta, que forma parte del Matrix Sun Festival, que se viene celebrando desde la pasada semana y hasta este pasado domingo en una sala de Torremolinos que se alquila para la realización de eventos.

Ruiz, en declaraciones a los periodistas, ha detallado que ahora mismo se está en el proceso administrativo y ha incidido en que "lo que sí está claro" es que "no es que excediera el aforo, es que era una verdadera barbaridad".

"Ni por el número de personas que había dentro, ni por la actividad que se estaba realizando, recordamos que dentro de las normas Covid está prohibido la actividad del baile, era aquello admisible", ha subrayado el edil, que ha recordado que, ante esta situación, "se intervino, se hizo desalojar la sala y se procedió este pasado domingo poner a trabajar a los técnicos para que se hicieran un decreto y se clausurara la actividad ayer mismo, que tenían previsto otra fiesta".

Ha recordado, de igual modo, que los mensajes alertando de la situación comenzaron a llegar el viernes por la noche, y ya el sábado "estuvimos investigando, inspeccionando y es cuando ya se procede a esa suspensión de la actividad".

Ha dicho también que las imágenes que se han podido ver son muy "reveladoras, se ve perfectamente la situación", incidiendo en que es "una fiesta que en otros sitios, en otros momentos, ha sido lo normal en Torremolinos pero que en esta situación de la Covid es inadmisible".

Sobre la actuación policial, el edil ha valorado el trabajo realizado, aclarando que "no se podía hacer un desalojo rápido y fulminante de la sala porque había mucha gente". "No se podía crear un conflicto de seguridad en ese momento y lo que se hizo fue hablar con el organizador para que lo antes posible se suspendiera la actividad. Se suspendiera la música y poco a poco fueran desalojando".

En igual términos se ha referido el inspector jefe de la Policía Local, José Miguel Ávila, que también ha explicado que ya el día anterior a los hechos se puso en contacto con el edil porque "hubo denuncias al respecto". En este sentido, ha asegurado que había coordinación con el concejal y el alcalde y ha dicho que había "preocupación".

Ha explicado que a primera hora se montó un dispositivo y hablaron con la titularidad del evento: "Ellos aludían a que tenían permiso, a que iban a estar cumplimiento la normativa, pero como no nos fiamos, volvimos y nos encontramos gran parte de lo que ha salido en las imágenes", refiriéndose, en concreto, al baile, "actividad que no se puede realizar, a personas sin mascarilla, y sin distancia".

En relación con el aforo ha aclarado que "no había tanta gente como sale en las imágenes", pero que todos estaban concentrados en la pista y e incumplían las normas frente a la Covid. "Estuve viendo otras zonas y estaban desiertas. En ese momento había unas 750 personas, lo que contempla el aforo la pandemia, pero todas en la pista", por lo que se incumplía la normativa.

De igual modo, ha valorado el como se llevó a cabo el desalojo, "de manera ordenada, porque nunca se puede crear un mal mayor del que se quiere evitar", valorando el civismo.

Ha señalado, por otro lado, que, además de esa fiesta por la zona, en La Nogalera, "también en otros establecimientos se levantaron actas" por incumplir normas, pero la gente "se portaron civilizadamente, no hubo altercados".

En este sentido, ha reconocido que cuando terminan la hora de apertura del ocio nocturno, hay "un fenómeno nuevo; toda la gente a las 02.00 tiene ganas de fiesta, es muy difícil a las 02:05 de la mañana mandar a cada uno a su casa y se aglomeran".

"Torremolinos es una ciudad turística, hay muchísima gente y la labor de la Policía Local está siendo magnífica, está siendo muy productiva y tenemos muchas zonas, muy activas, durante todo el verano", ha valorado el edil, que ha reconocido que "es complicado estar en todos los sitios en todos los momentos" pero se actúa.

Sanción

Por otro lado, en relación con la sanción a la fiesta desalojada, el edil ha explicado que "nosotros hemos hecho nuestra parte del trabajo, ahora pasa el procedimiento a la Junta", pero "las multas podrían ser de hasta 600.000 euros en caso de muy grave". A su juicio, la Junta "debe valorar, y va a valorar con toda seguridad, que la sanción que se ponga no puede ser menor que el daño que se causa", ha dicho, incidiendo en que piden que la sanción "sea la máxima posible".

Otras intervenciones

Por otro lado, tanto el concejal como el inspector jefe de la Policía Local han señalado que se están llevando a cabo actuaciones para hacer cumplir las normas frente a la Covid en el municipio. Ha asegurado Ruiz que "este mes de agosto Torremolinos está llena de gente, afortunadamente, pero seguimos vigilando el cumplimiento de las normas en todos lo establecimientos en Torremolinos".

En concreto, en la zona de La Nogalera, ha dicho, "es una zona donde se aglomera mucha gente y se están haciendo continuamente actuaciones, se están imponiendo sanciones y levantando actas a los establecimientos que no cumplen las normas de la Covid". Eso sí, el inspector ha señalado que la conducta ciudadana es cívica y no ha habido enfrentamientos con la Policía Local ni Nacional, que trabajan "al unísono en este dispositivo".