Málaga

Los padres de Victoria, la joven en Málaga que falleció por coronavirus el pasado 8 de agosto en el Hospital Costa del Sol, pidieron que se realizara una autopsia judicial para esclarecer lo ocurrido con su hija. El Juzgado de Instrucción 1 de Marbella la autorizó el pasado 20 de agosto después de que la familia denunciara por supuesta negligencia médica al complejo hospitalario marbellí.

Noticias relacionadas

La chica de 20 años murió a causa de un tromboembolismo pulmonar masivo, una de las patologías que está produciendo la variante Delta del coronavirus, y que no estaba vacunada, asegura la autopsia provisional a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL de Málaga

La autopsia, realizada en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, revela que la chica de 20 años padecía obesidad mórbida. El abogado de la familia, Damián Vázquez, insiste en que precisamente "por esa razón deberían haberla ingresado en observación antes y no esperar siete veces". "Si el hospital vio esa serie de patologías previas, me preguntó por qué actuó antes", se pregunta.

En el documento se hace constar que desde el 25 de julio comienza a tener dolor abdominal, acompañado de náuseas, vómitos y deposiciones diarreicas, astenia y sensación disneica. Victoria acude después en varias ocasiones más a Urgencias al no mejorar su estado de salud, con varios diagnósticos, siendo siempre dada de alta médica la paciente a su domicilio. Tras hacerse pruebas se confirma que está contagiada e incluso sufre síncopes.

En el diagnóstico macroscópico provisional de la autopsia del cadáver de la joven de 20 años se hace constar lo siguiente: pulmones de aspecto hemorrágico, con material trombótico, Derrame pleural hemático bilateral, derrame pericárdico hemático, y cerebro edematoso con signos de herniación infratentorial.

El abogado del Defensor del Paciente en la provincia, encargado de ejercer la acusación particular en nombre de la familia, "seguirá realizando todas las gestiones necesarias para el esclarecimiento de este caso y depurar posibles responsabilidades, por no haberla dejado ingresada o en observación hospitalaria, hasta la última vez, pese a haber acudido en 7 ocasiones a centro de salud y Hospital Costa del Sol de Marbella", explican en un comunicado de prensa.

A través del abogado Damián Vázquez, colaborador de la Asociación del Defensor del Paciente, los familiares de la paciente fallecida han presentado denuncia penal y se han personado como acusación particular en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Marbella, al que solicitaron como prueba la práctica de autopsia al cadáver, que fue admitido por dicho Juzgado.

El informe provisional, hecho por el Hospital Reina Sofía de Córdoba, ha llegado este miércoles. Por lo que se ha autorizado al fin la incineración o enterramiento del cadáver por parte de su familia, que está a la espera de recibir los informes definitivos de toxicología, finalización de estudios macroscópicos e histológico.

Vázquez solicitará al Juzgado más adelante que la autopsia se valore por un médico forense del Instituto Medicina Legal. Además de que un forense analice la asistencia médica recibida por dicha joven paciente para determinar la existencia de posible negligencia medica y en su caso un delito de homicidio por imprudencia médica profesional.