Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella (Málaga) a un hombre español de 37 años que se hizo pasar por repartidor para acceder a una vivienda y asaltarla, tras amenazar al propietario con un arma de fuego.

Noticias relacionadas

Los hechos ocurrieron el pasado lunes 16 de agosto, minutos antes de las 21.00 horas, cuando llamaron a la puerta de una vivienda para la supuesta entrega de un paquete. En el interior se encontraba un varón, en compañía de su hijo, quien abrió la puerta, momento que aprovechó el mensajero para amenazarle con un arma de fuego y acceder al interior.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, la víctima instintivamente huyó del lugar en busca de ayuda, localizando al conserje de la urbanización que dio aviso al Cimacc-091 (Centro Inteligente de Mando de la Comunicación y Control). Al regresar al inmueble, el autor ya había huido del lugar a pie, habiéndose llevado varios enseres de la caja fuerte.

Se inicia así un dispositivo policial por las inmediaciones de la vivienda y los agentes consiguen localizar y detener al asaltante, un varón de 37 años, como presunto autor de un robo con violencia e intimidación. Además, le fue intervenida el arma utilizada -que resultó ser simulada- y fueron recuperados los efectos sustraídos a la víctima.

El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Marbella en funciones de Guardia.

Intento de robo en vehículo

Una mujer ha sido detenida por la Policía Local de Málaga por intento de robo en el interior de un vehículo, tipo todoterreno, en cuyo interior había 6 fardos, presumiblemente de hachís. Los hechos ocurrieron en la tarde del 17 de agosto en la barriada de Palma Palmilla, teniendo conocimiento la Policía Local, a través de una llamada al 092, que alertaba de la manipulación que dos mujeres estaban haciendo de las cerraduras de un vehículo estacionado.

Los agentes se personaron e identificaron el vehículo descrito en la llamada ciudadana, comprobando que la cerradura del maletero estaba forzada. En ese momento, vieron salir de un portal cercano, a una mujer que coincidía con la descripción de una de las dos referidas, a la que se detuvo a la espera de confirmar que, efectivamente, se trataba de una de las dos mujeres que momentos antes habían estado manipulando la cerradura.