Málaga

La familia de la joven de Málaga que falleció por coronavirus el 8 de agosto ha denunciado por mala praxis al Hospital Costa del Sol. Los padres aseguran en la demanda, a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL de Málaga, que acudieron "en más de cinco ocasiones al servicio de Urgencias" del complejo sanitario marbellí. La denuncia fue interpuesta en el Juzgado de Instrucción 2 de Marbella hace cuatro días.

Noticias relacionadas

Damián Vázquez, abogado del Defensor del Paciente en la provincia y encargado de ejercer la acusación particular en nombre de la familia, ha podido hablar con ellos esta semana. "Están hechos polvo. Encima han estado con coronavirus todos. El padre no ha salido hasta hace unos días", explica al teléfono Vázquez, pendiente del reparto para que den diligencias previas.

En la demanda se acusa al Hospital Costa del Sol de negligencia médica. "La base legal de la denuncia sería que han ido en siete ocasiones al centro de salud de Estepona como al Hospital Costa del Sol. El problema es que siempre la mandaban a casa en vez de dejarle en observación", critica el abogado, que ha pedido en el escrito de denuncia una autopsia judicial del cadáver. "Todavía no han podido ni enterrarla", se lamenta.

"Si cotejamos la tesis del hospital, deberían haber tenido más cuidado", reconoce el abogado. El complejo hospitalario marbellí aludió a que era una paciente de riesgo. "Tenía una minusvalía y un poco de obesidad, que no son cuestiones tan importantes para esta evolución", señala Vázquez, quien ha pedido el historial médico completo que todavía no se lo ha dado. "No nos han contactado", responde cuando se le pregunta si el hospital los ha llamado.

Compensación económica

El abogado cree que hay posibilidad de ganar. De ser así, la empresa pública sería responsable. Incluso habría responsabilidades civiles en el caso de que se acredite una negligencia médica por parte de algún sanitario, que ha podido incurrir en alguna negligencia médica o delito de homicidio por imprudencia médica profesional. "El juzgado de guardia no se ha leído bien la denuncia. El juez resolverá si hace o no la autopsia", zanja. 

Días antes de su muerte

Victoria se levantó un día con náuseas y vómitos. Sus padres la llevaron a hacerse la prueba de la Covid y dio negativo. "El primer día le diagnosticaron gastroenteritis y los síntomas se fueron agudizando. En ningún momento, a pesar de llevar muchos días con vómitos y diarrea, le pusieron ni una sola vía con suero", cuenta la familia en el escrito de denuncia.

Los padres critican que no fue atendida lo suficientemente bien tras "acudir en tantas ocasiones a los servicios de Urgencias" y haber sido diagnosticada de coronavirus el 4 de agosto. "En ningún momento se plantearon dejarla en observación", señalan. Cuando le preguntaron a los sanitarios porque no la ingresaban, estos contestaron según la familia que "no había camas y no estaba tan grave", según dice la familia.

La chica de 20 años, natural de Estepona, murió la madrugada del domingo 8 de agosto tras sufrir "un edema pulmonar provocado por el virus", precisa Dolores, la tía de la joven. A Victoria la ingresaron por fin el pasado sábado después de acudir acompañada de su familia hasta en siete ocasiones para ser atendida. "La mandan para casa y así sucesivamente siete veces", declara.

"El día 7 de agosto acudimos por última vez. Ya entró grave y la metieron en la UCI a las cuatro de la tarde a pesar de llegar a las 13:00", critica la familia en la demanda donde señalan que la joven de Estepona se desmayó en la silla de ruedas durante la espera en el hospital marbellí. Los padres exigen que se realiza una autopsia judicial para esclarecer lo ocurrido.

La versión del hospital

El Hospital Costa del Sol, que facilitó información a los medios, aclaró que la chica no tenía puesta la vacuna. La joven de 20 años no llegó a ponérsela porque estaba ya enferma. "Ella tenía cita para la primera dosis. Al dar positivo no se la pudieron poner. Hasta los seis meses no te lo recomiendan", asegura Dolores a EL ESPAÑOL de Málaga. 

El Defensor del Paciente pidió la semana pasada a la Fiscalía de Málaga que investigue el fallecimiento de Victoria por "supuesta negligencia en el tratamiento de Covid-19". "La familia indica que acudieron hasta en siete ocasiones para ser atendidos. Parece que la última vez se encontraba fatal y decía que se estaba muriendo", explica por teléfono Damián Vázquez, abogado del Defensor del Paciente en la provincia.

El complejo hospitalario marbellí insistió hace unos días en que la atención sanitaria que recibió en el área de Críticos y durante toda su estancia en el centro fue "adecuada y correcta, atendiendo a los criterios clínicos".

Asimismo, aseguraron que los profesionales sanitarios "han ofrecido información completa y puntual a la familia y apoyo durante todo el proceso y continúan todavía a su completa disposición".