Málaga

Casi una década después de que quedase paralizada la ampliación del Hospital Costa del Sol, en Marbella, la Junta de Andalucía retoma el proyecto. La Administración regional acaba de licitar los trabajos que permitirán completar un equipamiento sanitario clave en la provincia de Málaga y una zona altamente poblada. 

Noticias relacionadas

Los datos iniciales dan muestra de la envergadura de la actuación, con un presupuesto inicial de 51,7 millones de euros (incluido el IVA) y un plazo de ejecución de 21 meses. Toda la financiación cuenta con fondos europeos. La cifra se corresponde únicamente con la ejecución material, con lo que la inversión real será muy superior al incluir todo lo relacionado con los equipamientos.

De la urgencia de esta intervención queda constancia en la memoria justificativa que acompaña el concurso ahora activado. En la misma se subraya "déficit estructural crónico" que presenta este centro debido a la paralización de la ampliación, al tiempo que se pone el acento en que "ya estaba al límite de su capacidad antes del inicio de la pandemia". 

Una deficiencia que se hace "más grave en épocas de alta frecuentación", quedando demostrado en las fases álgidas de la pandemia por la Covid-19 debido a la alta necesidad de camas de hospitalización, observación de urgencias y de UCI, así como por la exigencia de integrar las medidas de seguridad respecto a aforos, dobles circuitos y distanciamiento social. 

A ello, desde la Administración regional suman la incidencia que tiene sobre la capacidad asistencial el incremento de la población en el entorno de la Costa del Sol. Un aumento demográfico que contrasta con la incapacidad del hospital para seguir ampliando su cartera de servicios. 

51 millones de inversión

"El último aumento en su cartera de servicios fue en 2009 con la incorporación de Reproducción Asistida, sin ninguna modificación en los últimos 11 años, debido a la falta de espacio para ubicar las nuevas especialidades", se precisa.

Y ello acaba obligando a parte de los ciudadanos de la zona de cobertura a desplazarse a Málaga (desde la zona más próxima a Cádiz a más de 1 hora de desplazamiento) para realizar procedimientos que deberían estar disponibles

Vista aérea de la intervención programada por la Junta.

Otro reflejo del desfase que presenta esta infraestructura es que es el hospital andaluz que más lejos está de responder a las exigencias marcadas por la Junta para atención sanitaria en la pandemia. Y ello incluye disponer de entre 1,5 y 2 camas de cuidados intensivos y entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes

La incidencia de la Covid hizo que, tal y como se precisa en la memoria, la ocupación de las camas por pacientes Covid superase el 60% durante la tercera ola, llegando a tener más de ocho unidades de hospitalización completas para pacientes con coronavirus, "con el consiguiente riesgo de colapso y de retraso en la atención de pacientes no covid".

35.000 metros más de espacio

De acuerdo con los detalles recogidos en los pliegos, el proyecto permitirá ampliar en unos 35.000 metros cuadrados la actual superficie del complejo, que cuenta con 47.000 metros. Y ello mediante la reorganización de los usos de la nueva estructura construida y sin finalizar actualmente. 

También incluye la reforma de unos 7.000 metros cuadrados del edificio actualmente en uso, que elevarán su capacidad de atención sanitaria. Al tiempo, se prevé la puesta en servicio para usos administrativos del edificio, también sin finalizar llamado C, en el oeste de la actuación. 

En el plan de intervención incide en la necesidad de dotar al complejo de dos unidades especializadas de hospitalización, una de aislamiento y otra de paliativos. Asimismo, el nuevo edificio proyectado albergará prácticamente todas las consultas ambulatorias, estructuradas por especialidades. 

También serán ampliadas y reformadas las actuales áreas quirúrgicas, hemodinámica y cirugía ambulatoria; se dispondrá una nueva unidad de rehabilitación, incluyendo gimnasio de adultos, infantil, cardiaco y terapia ocupacional; será reformada el área quirúrgica de nivel 2 para su uso como unidad de endoscopias, y se ampliará el área de urgencias ocupando las zonas actuales de administración. 

Otra de las mejoras es que habrá una nueva unidad de cuidados intensivos; la Unidad de Salud Mental dispondrá de hospitalización de agudos y tratamiento de día; se creará un nuevo servicio de medicina nuclear, así como de radioterapia, con los que no cuenta el centro.

La actual sala de diálisis será ampliada, pasando a disponer de 40 puestos. La intervención va a permitir crear un nuevo servicio de dispensación de medicación a los pacientes y de un nuevo servicio de reproducción humana asistida. 

El plan de trabajo diseñado fija el arranque de las obras en la ampliación del hospital B y edificio C administrativo. Una vez concluidos los trabajos en las distintas unidades y puestas en servicio, podrá iniciarse la intervención en las zonas liberadas en el edificio actual, el A.