Málaga

El Ayuntamiento de Málaga retoma la construcción de un carril bici que permitirá unir el Centro histórico con el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso. Tras desistir de esta infraestructura a principios del presente ejercicio, el Consistorio vuelve a activar ahora el concurso para la adjudicación de unas obras valoradas en 516.774,89 euros (IVA incluido). El plazo de ejecución de las obras se estima en seis meses. Las empresas interesadas tienen hasta el 2 de noviembre para presentar sus propuestas.

Noticias relacionadas

El cambio de postura del área de Movilidad se produce después de que hace algunos meses levantase el veto a la creación de una plataforma reservada para el paso de bicis y patinetes por el lateral norte de la Alameda Principal. De hecho, fue el uso peatonal de este espacio, ahora modificado, lo que llevó a los técnicos municipales a desechar la prolongación del itinerario hacia el litoral este.

De acuerdo con los detalles contenidos en la memoria que sirve de base a la intervención, el inicio del trazado se sitúa en el edificio del Rectorado de la Universidad de Málaga, localizado en la avenida Cervantes. Es ahí donde concluye el actual carril bici, que "termina en un bordillo, sin posibilidad de incorporarse al acerado del parque". 

Itinerario del carril bici proyectado.

Esta circunstancia hace que la única opción que tienen los ciclistas sea incorporarse a la calzada, "esquivando los separadores cebra del carril bici". En el otro extremo, como punto final de la actuación, se encuentra paseo marítimo, "en donde actualmente dispone de una habitabilidad compartida bici-peatonal, con prioridad hacia el peatonal".

El recorrido del nuevo carril afecta a los siguientes viales: Avenida Cervantes, Plaza del General Torrijos, Paseo de Reding, calle Cervantes Tramo Peatonal, calle Cervantes y el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso. 

Uno de los puntos sensibles del recorrido es Torrijos. Sobre ello, se destaca que es "el punto más problemático de todo el trazado" dado que hay que cruzar cuatro tramos de calzada hasta llegar al Paseo de Reding. Actualmente, estos cruces peatonales se realizan independientemente, lo que obliga al peatón a necesitar cuatro ciclos semafóricos para completarlo. 

Para poder introducir el carril bici, el proyecto disponible busca un recorrido continuado, "eliminando los pasos de peatones zigzagueantes". "Para ello es necesario utilizar uno de los carriles de circulación que discurren sentido Málaga Este, que finalizaba a la altura de la plaza de toros", se indica. Será necesario también ocupar la calzada en parte de la calle Cervantes, en concreto en unos 140 metros de longitud hasta llegar al paseo.