Málaga

El Ayuntamiento de Málaga da un paso más en su apuesta por potenciar el uso de la bicicleta en la ciudad. Tras la polémica sobre la ausencia de una red bien conectada y la prohibición que pesa sobre los ciclistas a la hora de circular por aceras y espacios peatonales, acaba de formalizar la adjudicación la redacción de un plan director de la bicicleta.

Noticias relacionadas

Un documento que elaborarán Consultora Alomon y Estudio 7 Soluciones Integrales. El valor del servicio queda fijado en 49.900 euros (sin IVA), frente a los 76.600 euros de partida. El plazo manejado es de siete meses.

El objetivo es disponer de un instrumento "orientador de las políticas rectoras a implantar para la plena integración del modo ciclista en una movilidad urbana sostenible y segura". 

Según el pliego de condiciones que ha regido este servicio, el citado plan "debe entenderse como un documento de planificación estratégica que defina una red local de carriles bici continua, segura, rápida y cómoda".

Y ello en la necesidad de para incrementar el uso de la bicicleta y de todos aquellos vehículos para el transporte de personas y mercancías o de movilidad personal autorizados a circular por el carril bici.

Para lograr este fin, se parte de la necesidad de disponer de cuatro grupos. El primero se vincula a la gestión e impulso del proyecto; el segundo tiene que ver con las acciones preparatorias, incluyendo tanto el estudio de la situación actual como la descripción del contexto de partida. En este sentido, se incide en que se tendrá que realizar "un diagnóstico preciso", a partir del cual se definan objetivos y líneas estratégicas de actuación. 

Entre las labores a desarrollar se citan reuniones con los agentes clave de la ciudad (especialmente colectivos ciclistas) "para comprender sus inquietudes e incorporar sus demandas en la fase de análisis preliminar". A partir de ahí, este grupo estudiará las actuaciones e iniciativas desarrolladas en torno a la bicicleta como modo de transporte urbano. 

"Se analizarán las fortalezas y debilidades del viario existente para satisfacer la accesibilidad y movilidad en bicicleta para todo tipo de usuarios; se analizarán los principales focos atractores de desplazamientos en bicicleta, así como la intermodalidad (existentes y previstos)", se añade.

Tras estas primeras etapas, habrá otro grupo que se encargará de la redacción del plan, tomando en consideración el diseño de la red, las necesidades de digitalización, la programación de actuaciones y costes. 

En la parte correspondiente al diseño preliminar de la red de carriles bici, se subraya la necesidad de que la misma garantice una circulación "rápida, cómoda y segura en bicicleta", en coexistencia con el resto de los usuarios de la vía pública. 

Y ello teniendo en cuenta la conexión de todos los tramos de carril actualmente desconectados, garantizando así una red continua; la unión de los principales centros generadores de movilidad de la ciudad; la proyección de una propuesta preliminar de carriles bici que permita la movilidad ciclista de forma rápida, cómoda y segura dentro del municipio de Málaga.

El adjudicatario tendrá que formular un documento técnico basado en los objetivos reales del Ayuntamiento a corto y largo plazo, la situación y posibilidades tecnológicas que ofrece el estado del arte actual en Smart Cities y las buenas prácticas que aseguren una completa eficiencia, escalabilidad, compatibilidad y seguridad de la red de carriles bici de la ciudad.