Málaga

Málaga empezará a cobrar casi 20 euros por cada patinete o bicicleta que sea retirado por la grúa municipal. Esta es la principal novedad introducida en la modificación de la ordenanza que regula el servicio de enganche de vehículos en la ciudad, que ayer fue aprobada inicialmente por la Comisión de Ordenación del Territorio. En este precepto se equiparan estos vehículos de movilidad personal con las motocicletas y ciclomotores.

Noticias relacionadas

La iniciativa salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno, integrado por el PP y Ciudadanos, y la abstención de los grupos de la oposición, PSOE y Adelante. El concejal de Movilidad, José del Río, justifica este paso adelante en la necesidad de "regular la retirada de vehículos de movilidad personal para poder cobrar a las empresas".

"Si se retira un vehículo de las aceras hay que cobrar", ha afirmado Del Río, quien ha insistido en que este ajuste busca ante todo actuar contra las empresas de alquiler. Estas compañías, que siguen teniendo una fuerte presencia en la capital de la Costa del Sol, fueron responsables de numerosos incumplimientos en los primeros meses de asentamiento de estos vehículos de movilidad personal. Actualmente ya hay tres firmas con autorización municipal.

Pese al malestar existente en la ciudad, el Ayuntamiento no dio el primer paso para tratar de ordenar esta situación hasta abril de 2019, cuando el alcalde, Francisco de la Torre, firmó un bando específico en el que se obligaba a estacionar los patinetes en los puntos fijados. 

Fueron numerosas las actuaciones policiales de retirada de patinetes, si bien todas ellas nunca tuvieron repercusión económica sobre las empresas de alquiler. Algo que en las próximas semanas va a cambiar. De hecho, la idea es que en un mes o poco más pueda entrar en vigor esta ordenanza.

A la tarifa fijada por el enganche de la grúa también se incluye también una tarifa de 11,5924 euros (más IVA) en el supuesto de que el conductor de estos vehículos u otras personas autorizadas pidan suspender la retirada. 

Otro epígrafe de la nueva ordenanza fija el pago de otros 3,1594 euros (más IVA) por la estancia de motocicletas, ciclomotores, bicicletas y vehículos de una, dos ruedas, o similares (también incluye los vehículos de movilidad personal de estas características) en el depósito de la grúa.