Málaga

La reclamación de 74 millones de euros realizada por una inmobiliaria al Ayuntamiento de Málaga por una parcela de 5.100 metros cuadrados situada en la ladera sur del Monte Gibralfaro reabre el debate sobre las millonarias sumas económicas que viene abonando la ciudad en las últimas décadas por parcelas de dudosa o nula utilidad. 

Noticias relacionadas

Según los cálculos realizados por la formación Unidas Podemos, la cuantía hasta ahora desembolsada puede rondar los 50 millones, dinero empleado en expropiar "barrancos y taludes en Gibralfaro". Si bien el montante es elevado, dista de los 352 millones que han llegado a reclamar en vía judicial los propietarios de esos 29 suelos. 

Pero desde la formación de izquierdas, que forma parte de Adelante, confluencia con representación en la Casona del Parque, la cifra puede llegar a los 200 millones. "Pese a que los tribunales no les están dando la razón a todas las pretensiones de estas empresas, se están pagando por mucho más valor del que reconoce Urbanismo, a precio de burbuja inmobiliaria", ha asegurado Remedios Ramos, concejala en el Consistorio.

"Se trata de suelos en los que no se puede construir y con una orografía muy abrupta que adquirieron constructoras y promotoras inmobiliarias cuando tenían la calificación de Sistemas Locales y que se incluyeron en el Plan General de Ordenación Urbana de 1997 como zonas verdes", ha detallado. 

Estas mismas empresas se han valido de las disposiciones legales, que fijaban un plazo de cuatro años para que el Ayuntamiento obtuviese estos espacios. En caso contrario, los propietarios podían exigir su expropiación por ministerio de ley. Una fórmula mediante la que han conseguido obtener "mucho más dinero del valor por el que compraron esos terrenos sin mover un dedo, pura especulación".

"Las consecuencias de esta mala gestión urbanística del PP las seguimos pagando, como queda probado en el Consejo Rector de este lunes, en el que se abordará la expropiación de un barranco de Gibralfaro por 74 millones y en los próximos años vamos a seguir pagando por terrenos de este tipo a precio de oro", ha insistido la edil, que ha acusado al equipo de gobierno del PP de haber permitido "especular con esos suelos, a pesar de que podía haber actuado y adquirirlos en su momento".

Por su parte, la portavoz de Adelante, Paqui Macías, cree que estas expropiaciones millonarias se enmarcan "en la nefasta política urbanística de De la Torre, basada más en satisfacer los intereses particulares de inversores privados y fondos buitres que en un urbanismo social enfocado a satisfacer las necesidades de la población y la sostenibilidad".