Málaga

La obra que permitirá transformar la actual imagen de la calle Carretería ya tiene fecha de arranque. El lunes 4 de octubre es el día elegido por el Ayuntamiento de Málaga para activar los primeros trabajos en la zona. En concreto, a la altura de la Tribuna de los Pobres, según ha precisado el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, quien ha señalado que la zona estará debidamente y señalizada para incidir lo menos posible a los comercios de la zona.

Noticias relacionadas

No obstante, la intervención afectará de inicio a una primera fase, que se extiende entre la Tribuna de los Pobres y la calle Postigo de Arance. El avance en la operación se produce tras los sondeos arqueológicos realizados en este tramo, cuyos resultados vienen a confirmar la ausencia de restos de importancia.

Por la envergadura económica del proyecto, adjudicado a la unión temporal de empresas (UTE) integrada por Acsa y Hormacesa, por 3.825.000 euros (IVA incluido), y por la mejora que pretende, se convierte en la operación urbanística de más peso en el presente mandato municipal. 

Atendiendo a los plazos fijados en la oferta, que es de 18 meses, sería posible pensar en la culminación de las actuaciones en marzo o abril de 2023. Este calendario supera con creces el periodo máximo permitido por la Unión Europea para justificar los fondos que se asignan a esta intervención a través del programa Edusi, que financia el 80%.

Infografía de la transformación prevista en Carretería.

La actuación diseñada por el equipo de Urbanismo, que fue objeto de un amplio proceso de participación ciudadana, divide en varias etapas físicas y temporales el conjunto de la operación. El primero de los pasos, según el proyecto, se dará en la parte de Carretería más próxima a la Tribuna de los Pobres, incluyendo la reforma de la misma. 

La propuesta pasa por su renovación, pero manteniendo en buena medida su actual esencia. La estructura sí será adaptada a la normativa de accesibilidad actual. En este sentido, se pretenden mantener las jardineras y se pondrán barandillas.

En cuanto al eje, la transformación hará que Carretería tenga un solo nivel. Otra de las particularidades de la decisión municipal es que no se permitirán nuevas autorizaciones para la instalación de terrazas a los negocios de hostelería del eje más allá de las dos que en la actualidad están permitidas.

A la renovación de los pavimentos hay que sumar la apuesta por reducir el espacio destinado al tráfico de paso. En este sentido, se prevé una rebaja del 21% en la intensidad media diaria de vehículos (unos 6.000 vehículos actuales) por un eje que desde hace años viene funcionando como una especie de circunvalación del Centro. 

Para ello, la calzada queda reducida a un vial, ampliando la zona peatonal de 4.105 metros cuadrados a 6.216 metros. Sólo se permitirá el paso de residentes, carga y descarga y otros vehículos autorizados.

Y para controlar esta restricción se instalarán cámaras de control de paso. Al tiempo, se prevén 24 plazas de aparcamiento para bicis en Carretería y 12 más en Álamos, seis fuentes, 26 contenedores soterrados (22 en Carretería y 4 en Álamos), 139 árboles.