Málaga

La transformación de la calle Carretería, histórico eje del casco antiguo de Málaga, está lista para arrancar. La intención del Ayuntamiento pasa por iniciar en los próximos días la intervención arqueológica necesaria en esta vía antes de poder acometer el proyecto de reurbanización en su integridad. 

Noticias relacionadas

De hecho, dispone ya de una autorización inicial por parte de la Delegación de Cultura, fechada el pasado 20 de agosto, que habilita a la empresa contratada por el Consistorio para acometer esta actuación, Taller de Investigaciones Arqueológicas, a intervenir en el tramo comprendido entre Puerta Nueva y el cruce con la calle Dos Aceras.

Esta actividad arqueológica preventiva, que se basará en el control de movimientos de tierras, fue exigida en mayo del año pasado por el departamento autonómico ante la duda de que puedan existir restos arqueológicos en la práctica totalidad de la extensión de intervención. 

La renovación diseñada incluye, entre sus actuaciones, la puesta en valor del trazado de la muralla medieval, y abarca un ámbito de 5.400 metros cuadrados. La misma se extiende desde el entorno del Pasillo Santa Isabel hasta Puerta Nueva cruce de calle Dos Aceras.

La fase arqueológica, que es la que ahora se quiere impulsar, se basa en el análisis estratigráfico de los sedimentos y elementos inmuebles que pudieran aparecer hasta la cota de afectación de la obra; establecer la secuencia estratigráfica y relación, en el caso de ser posible, con la documentación arqueológica conocida sobre este sector; y la elaboración, en el caso de que sea necesario, de medidas correctoras para que la ordenación urbanística sea compatible con la protección del yacimiento arqueológico.  

Reurbanización de uno de los tramos de la calle Carretería.

La información de cada una de las unidades estratigráficas será recuperada, almacenada y analizada en registros individuales en la que se describirán sus características, contenido, funcionalidad, cronología y relación física con otras unidades. 

Dentro del desarrollo metodológico, llegado el caso en que fuera necesario, se prevé la utilización de los siguientes instrumentos técnicos: niveles, estación total o GPS para labores de medición y posicionamiento; y cámaras digitales para la toma de imágenes. 

En cuanto a las fases y duración de las obras, se contempla inicialmente dos fases para la ejecución de los trabajos: el control arqueológico de movimiento de tierras se prolongará mientras que se estén ejecutando los movimientos de tierras, en cada una de sus fases; y la fase de trabajo destinada al tratamiento y análisis de la información recogida y elaboración de las distintas memorias y documentos.

Asimismo, de producirse cualquier tipo de hallazgo, éste, en aplicación de la normativa vigente, se notificará a la Delegación provincial de Málaga de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

18 meses de plazo

La transformación de la calle fue adjudicada el pasado mes de mayo a la UTE Acsa Obras e Infraestructuras, S.A.U.-Hormigones Asfálticos Andaluces, S.A por un importe de 3.825.643,69 euros (IVA incluido), siendo el plazo de 18 meses.

El proyecto busca modificar ampliamente el modo de entender la calle Carretería, ya que además de la renovación de los pavimentos, se reducirá de manera significativa el espacio destinado al tráfico de paso. En este sentido, se prevé una disminución del 21% en la intensidad media diaria de vehículos (unos 6.000 vehículos actuales) por un eje que desde hace años viene funcionando como una especie de circunvalación del Centro. 

Para ello, la calzada de tráfico queda reducida a un vial, ampliando la zona peatonal de 4.105 metros cuadrados a 6.216 metros. Sólo se permitirá el paso de residentes, carga y descarga y otros vehículos autorizados. Y para controlar esta restricción se instalarán cámaras de control de paso.

Al tiempo, se prevén 24 plazas de parking para bicis en Carretería y 12 más en Álamos, seis fuentes, 26 contenedores soterrados (22 en Carretería y 4 en Álamos), 139 árboles.

A estos detalles hay que sumar la apuesta municipal por intervenir sobre la Tribuna de los Pobres, uno de los elementos más simbólicos de la zona por su relación con la Semana Santa malagueña.