Málaga

A la tercera el Ayuntamiento de Málaga ha aprobado de manera definitiva el ajuste urbanístico que permite la instalación de un centro de oficinas en la bautizada como esquina de oro del puerto. A la espera de confirmación oficial, se prevé que este espacio en la confluencia de los muelles 1 y 2, en las proximidades del Centro Pompidou, acoja un espacio de la firma Urbania.

Noticias relacionadas

El asunto ha sido objeto de un Pleno extraordinario celebrado este viernes en la Casona del Parque y en el que también han quedado desbloqueados el estudio de detalle de un importante desarrollo logístico en los suelos de Intelhorce, impulsado por la empresa Montepino y destinado a acoger el centro de Amazon en la capital, y el convenio que va a permitir una nueva ampliación de Plaza Mayor.

Sea como fuere, el tema que más suspicacias generaba de partida era de las oficinas del recinto portuario. Y no tanto por la cuestión en sí sino por la posición de voto que iba a adoptar el concejal no adscrito Juan Cassá. Su posición contraria ha frenado en los últimos meses esta operación.

Ahora, el que fuera portavoz de Ciudadanos en el Consistorio ha optado por la abstención, lo que ha permitido que el tema salga adelante con el voto a favor del Partido Popular y la única concejala de Cs, suficientes para superar la negativa del PSOE y Adelante Málaga.

El desarrollo de la sesión viene a confirma el éxito del acercamiento que el alcalde, Francisco de la Torre, ha tenido estas semanas con Cassá, quien le reclamó una mayor atención por su parte. Tras el cara a cara, el edil no adscrito ha vuelto a votar en línea con el Ejecutivo local.

A la abstención en el tema del puerto se ha sumado su voto favorable a los otros dos asuntos. En el caso de Intelhorce, el PSOE ha votado a favor, mientras Adelante se ha abstenido. Ambas formaciones han optado igualmente por la abstención en la ampliación del espacio comercial de Plaza Mayor.

"Son temas importantes que atraen empresas", ha defendido el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, al inicio de su intervención, en la que ha puesto en valor "la capacidad de atracción que viene demostrando la ciudad en los últimos años". Un papel que ahora se verá reforzado con estas actuaciones. "Tenemos que darnos la enhorabuena por atraer talento y que estas empresas se instalen en Málaga", ha afirmado.

Desde Málaga Ahora, la concejala Remedios Ramos ha justificado su voto contrario a las oficinas de la esquina de oro señalando que "ya hay muchas oficinas en Málaga" y abogando por haber destinado el local a uso cultural.

Por su parte, el portavoz socialista, Daniel Pérez, ha asegurado que la celebración de un Pleno extraordinario para aprobar estos tres puntos responde "a los vaivenes y cambios de acera" del equipo de gobierno.

También ha preguntado su incapacidad para llegar a acuerdos con el resto de grupos. "Si hay inseguridad jurídica lo normal es tratar de alcanzar acuerdos cuando no ha habido la intención", ha expuesto.