Málaga

El diseño final del edificio que se levantará sobre los restos arqueológicos desenterrados en la parcela de los antiguos cines Astoria y Victoria podría tener la firma de un arquitecto de talla internacional. Aunque sin una decisión cerrada, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, maneja esta posibilidad con el objetivo de que el inmueble "dé un plus arquitectónico" a la ciudad.

Noticias relacionadas

"No está definido ese tema; no descarto el concurso, aunque a lo mejor se puede hacer por invitación", ha reconocido el regidor en una entrevista a EL ESPAÑOL de Málaga.

Al ser preguntado por el futuro de esta estratégica pastilla, adquirida a finales de 2010 por el Ayuntamiento tras desembolsar unos 21 millones de euros, el alcalde ha incidido en que la cuestión del diseño está abierta. "No es un tema que esté cerrado, debemos madurarlo más", ha contestado.

La decisión dependerá en buena medida de lo que finalmente pueda edificarse en el sector. Los técnicos de la Gerencia de Urbanismo vienen trabajando desde hace algunas semanas en los posibles modelos de construcción, dada la obligación de respetar in situ los importantes hallazgos históricos.

Esta circunstancia eleva la complejidad de la intervención sobre el solar, en el que se manejó la posibilidad de construir un equipamiento con un auditorio soterrado, con dos plantas. Una iniciativa privada finalmente descartada por el Consistorio dada la incidencia de los restos arqueológicos.

Excavación de un antiguo enterramiento romano, en el Astoria.

Sea como fuere, la decisión clara del equipo de gobierno de construir sobre el vacío actual se mantiene. Algo que ratifica De la Torre. "Tengo claro que le viene bien una edificación de calidad, moderada, encajable en el Pepri, que conforme bien la plaza, que cree calidad en la calle Victoria, con la menor barrera visual", detalla el mandatario local.

Respecto al uso, se decanta más por el cultural, aunque no cierra la puerta como segunda opción a algo relacionado con la innovación y la tecnología. “Es algo que prefiero madurar más”, apostilla.

Enterrado el proyecto de colaboración público-privada, la posición del Consistorio pasa por retomar una operación de carácter público. De hecho, semanas atrás el propio alcalde apuntó la necesidad de que el año que viene ya se cuente con alguna partida económica para empezar a configurar el equipamiento.

En la solución que se adopte para cerrar la plaza por el lateral oeste será clave el modo en que se decide integrar los restos. La voluntad municipal pasa incluso por hacerlos visitables. Y ello después de que la resolución emitida por la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía dejase clara la necesidad de conservar todo lo aparecido. 

Uno de los grandes valores de la excavación desarrollada en la parcela es que ofrece una secuencia histórica de gran valor, tanto por la sucesión de fases "como por su relato de la configuración de este espacio en la Edad Moderna, de la cual somos directamente herederos". 

Entre las principales novedades aportadas por la intervención, los especialistas destacan la documentación de una vía de comunicación en sentido norte-sur, con una necrópolis romana de época altoimperial, así como la presencia de alfares en zonas tan meridionales del arrabal de Fontanalla para época hammudí, o la existencia en este mismo arrabal de una zona urbanizada en momentos nazaríes.

Al mismo tiempo, se señala que la destrucción de las viviendas nazaríes y la existencia de la gran fosa común con enterramientos siguiendo el rito cristiano "ponen de manifiesto el momento de la conquista de la ciudad por las tropas cristianas en un lugar tan señero y estratégico como el ubicado frente a la puerta de Granada, donde las fuentes documentales mencionan que se emplazaron pesadas lombardas que disparaban gruesos bolaños".