La Policía Local de Vélez-Málaga denuncia "la dejadez absoluta" a la que están sometidos por parte del Ayuntamiento del municipio. "No han movido ficha" por sus agentes, que trabajan "sin saber cuando van a poder cobrar".

Noticias relacionadas

La plantilla cada vez se ve más reducida por las jubilaciones, y desde el Consistorio tratan de paliar esta situación con "horas extra" del resto de efectivos. Sin embargo, estos agentes no ven remunerado este trabajo "hasta pasados, al menos, 13 meses". Según explican fuentes sindicales, el presupuesto municipal destinado a estos gastos "no cubre ni la mitad del año". Además, insisten en que "no ponen medios para poder abonar estos servicios".

"Dame el servicio y ya te pagaré". Así es la tensa relación entre el Ayuntamiento y la Jefatura de la Policía Local de Vélez-Málaga. Asimismo, fuentes policiales confirman a este periódico que "siempre ha habido una partida presupuestaria para pagar horas extras, pero ha desaparecido", por lo que muchos agentes trabajan "sin saber cuando van a cobrar". De hecho, afirman que muchos compañeros no están dispuestos a seguir con esta incertidumbre: "Es como ir al supermercado y decirle a la persona de la caja que cuando tengas dinero le pagas".

Policía Local de Vélez Málaga.

En esta línea, con motivo de la pandemia y la declaración del estado de alarma, más de una docena de agentes de esta comisaría fueron adscritos en la rotación de noches y festivos para patrullar las calles, a pesar de estar encuadrados en el turno de lunes a viernes. De acuerdo con el sindicato UGT de la Policía Local, a estos funcionarios "no se les han modificado sus puestos y remuneraciones, que engloban entre 120 y 180€ por agente y mes". No se les ha reconocido su trabajo.

Transcurridos 18 meses, "la cantidad que les deben es notable" y "el malestar es bastante grande". Por tanto, desde la Jefatura se han visto "obligados a judicializar esta situación", aunque exponen que podría arreglarse administrativamente "pero no hay voluntad".

Condiciones de trabajo

Desde la propia comisaría de Policía Local de Vélez-Málaga consideran de "indignas" las condiciones en la que prestan su servicio: "La plantilla se ha reducido en más de una treintena de agentes en los últimos 12 años".

Por otra parte, los medios materiales -necesarios para la unidad de Atestados- "llegan a las instalaciones policiales de rebote o necesitando múltiples reparaciones". Denuncian que las instalaciones se han convertido en "un punto limpio de recogida de mobiliario y materiales inservibles, antiguos y desfasados en el tiempo".

"El alcalde no muestra el más mínimo interés y nunca se obtiene respuesta ante nuestras solicitudes", subrayan desde la Jefatura. Por otro lado, el teniente de alcalde de Torre del Mar "se comprometió, mediante escrito firmado por él y por los sindicatos en abril de 2019, a hacer de la Policía un ejemplo en cuanto a medios materiales y humanos". Pero esta promesa, de momento, no se ha cumplido.