Verde y morado. Esa es la clave, el mantra para que una camiseta vinculada al fútbol en Málaga tenga éxito. Y Jesús Carrión, conocido en la red del pajarito azul como @jrcst y dueño de Talleres Carrión en Estación de Cártama, ha sabido escuchar la demanda social del malaguismo para crear una camiseta que está causando furor en Twitter. Es la otra camiseta, la no oficial o la alternativa que amenaza con convertirse en una seña de identidad para el jugador número 12: la afición.

Noticias relacionadas

Todo comenzó como un juego entre amigos. Varios tuiteros malaguistas quedaban para jugar al fútbol entre semana. Y engancharon a Jesús para que se uniera a las pachangas e incluso para que se lanzara a hacer unas equipaciones representativas del grupo. Él recogió el guante y no tardó en presentar, con la ayuda de su primo Pedro Carrión -exjugador del Málaga B-, unas camisetas que encontraron el entusiasmo del malaguismo.

“Le dije a mi primo que hiciera un diseño chulo para las camisetas, así en verde y morado. Se lo enseñé a los chavales y les gustó. Luego la puse en Twitter y se me ha desbordado un poco el tema. No puedo hacer camisetas para todo el mundo. He hecho 40 camisetas. Pero he tenido más de cien peticiones. Lo he hecho para algunos clientes, familiares y amigos”, especifica Jesús.

Lo cierto es que Twitter ha servido de altavoz para una bonita propuesta. “Aún no me han llegado, pero cuando me las entreguen haremos una foto y la publicaremos. A mí me va a costar un dinero… Twitter es una herramienta que puede parecer agresiva pero siempre he detectado mucho cariño hacia mí y nuestro negocio, sobre todo a raíz del tema de la pandemia”, comenta Carrión, que se ha convertido en uno de los talleres amigos de los malaguistas.

Es evidente que la equipación encuentra el reclamo que ahora mismo el Málaga CF no puede ofrecer. Los colores con la bandera de la tierra son una demanda histórica, desde hace muchos años. Sin embargo, el club -casi atado de pies y manos con la marca deportiva Nike- no ha podido corresponder a las necesidades malaguistas. “A ver si el Málaga hace una camiseta verde y morada, que es lo que tiene que hacer”, explica.

"La camiseta gusta porque es lo que la gente está demandado desde hace tiempo, el verde y morado de la bandera de Málaga. Sabía que iba a gustar bastante. No quiero hacerle la competencia al Málaga, es una cosa esporádica. No la voy a vender para sacarle dinero. No he puesto incluso nada del Málaga CF porque no se puede hacer, salvo una pequeña leyenda en la parte de abajo”, afirma el impulsor de la camiseta twittera.

Tintes benéficos

Sin embargo, esta iniciativa sin ánimo de lucro puede desembocar en un gesto solidario. Jesús contempla la posibilidad, si encuentra tiempo y la demanda continúa, de ponerla a la venta y de repartir los beneficios en alguna asociación. “Hay gente que me quiere pagar pero yo no quiero cobrar por una camiseta que lleva mi publicidad. Había pensado en el dinero que saque con una nueva tirada, pues donarlo a alguna asociación benéfica de alzheimer o contra el cáncer. Pero de momento es sólo una idea”.

Además, Carrión es un malaguista de pro. Ha participado en la campaña del Málaga CF de “Jugamos de local”, que consiste en potenciar los comercios malagueños. Y ha intentado ayudar al equipo como ha podido en sus momentos más difíciles. Por eso, cuando se le pregunta de cómo ve al equipo este curso, la voz se le acentúa por la ilusión. “El equipo, maravilloso. Ilusionado. La intensidad y la forma de jugar me está agradando bastante. Están haciendo partidos que hacía años que no se veían aquí. La forma de correr… Al menos sabes que lo van a intentar, después pasará lo que sea”.