El deterioro que presentan las pérgolas instaladas en los puntos de acceso a las playas de Fuengirola desde el Paseo Marítimo Rey de España va a obligar al Ayuntamiento de la localidad a afrontar una inversión cercana a los 2 millones de euros en su sustitución. Se precisa que la actuación se circunscribe entre la playa de Carbajal, en la zona Este, y la playa del Castillo-Ejido, al Oeste.

Noticias relacionadas

El Consistorio acaba de activar la contratación de los trabajos necesarios para la renovación de estos elementos, buscando con ello una evidente mejora en las condiciones de seguridad, confort y estética. Una acción a la que se va a sumar la instalación de alumbrado público mediante tiras de led y el acondicionamiento de los muretes de ribera.

De acuerdo con la memoria y el pliego de condiciones técnicas, el plazo manejado inicialmente para desarrollar esta intervención es de tres meses desde la formalización del contrato. Antes, las firmas interesadas en concurrir tienen de plazo hasta el 30 de agosto para presentar sus ofertas. 

En total son 64 las pérgolas que serán objeto de la intervención. Una vez demolidas, el equipo técnico municipal propone cuatro modelos diferentes de pérgola en función de sus dimensiones. La más numerosa serán las de 14,20 metros de longitud, con 42. 

Las estructuras alternativas están diseñadas con acero, estando formadas por pilares y vigas que conforman elementos espaciales que se cubren con tejidos pretensados. Con su instalación se cumple una doble función: por un lado, enmarcar los accesos a las diferentes playas, y, por otro, generar sombra en los espacios de entrada y salida.

También se pretende actuar sobre los bancos que quedan bajo el ámbito de los accesos, de forma que se le caractericen de un material más "cálido" aparentando madera, todo ello sin mantenimiento, como objetivo primordial de la propuesta. Finalmente, se actuará con colocación de señalética que identifique cada uno de los accesos.