Málaga

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), ahora conocido como Málaga TechPark, y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSI) de la Universidad de Málaga han puesto en marcha un plan de trabajo conjunto para impulsar la atracción del talento generado en la escuela.

Noticias relacionadas

La iniciativa incluye acciones en los Grados en Ingeniería Informática, Ingeniería del Software, Ingeniería de Computadores, Ingeniería de la Salud y el doble grado de Ingeniería Informática y Matemáticas, así como a los másteres universitarios en Ingeniería Informática e Ingeniería del Software e Inteligencia Artificial y al programa de doctorado en Tecnologías Informáticas.

La primera de las acciones previstas es la formación a alumnos de la Escuela en Certificaciones Profesionales por parte de las empresas de Málaga TechPark, con coste cero para los estudiantes. Además, cuenta con un programa de prácticas curriculares, dirigido a los alumnos de cuarto curso, que facilita la realización de prácticas en empresas de Málaga TechPark y su futura incorporación en empresas de la tecnópolis.

Asimismo, se impartirán una serie de clases magistrales, presenciales o virtuales, que este año, como novedad, también serán en inglés, así como charlas en la Hackers Week organizada por alumnos de la escuela, han informado este martes desde la tecnópolis malagueña en un comunicado.

Las charlas impartidas por empresas y profesionales de Málaga TechPark serán integradas en las actividades docentes de la ETSI para enriquecer la formación de los estudiantes con las aportaciones del sector empresarial.

Otra de las acciones previstas es un shadowing de alumnos en empresas de Málaga TechPark. Se trata de que los estudiantes de primer curso puedan hacer una inmersión de 2 a 4 días en una empresa con el objetivo de mostrar el perfil profesional de la Informática y motivar a los estudiantes a desarrollar su carrera profesional en la ingeniería informática.

Por último, se establecerá un Aprendizaje por Proyectos, consistente en que las empresas de Málaga TechPark plantearán algún proyecto de innovación que requiera la aplicación de tecnología para plantear un prototipo.

Este método de aprendizaje ha tenido "excelentes" resultados en los últimos diez años, al utilizar un proyecto real que plantea una empresa. Estas actividades permiten evaluar la capacidad de los alumnos para enfrentarse a retos reales, abordando el problema desde diferentes asignaturas y facilitando que los estudiantes adquieran aquellas habilidades más valoradas por las empresas.