No por tradicional deja de ser un acto cargado de simbolismo. Y es que este lunes por la mañana, las tres instituciones de Málaga han mostrado su apoyo al club blanquiazul con la retirada del abono malaguista. Pese a que la competición ya está avanzada, la entidad de Martiricos puso a la venta sus abonos hace pocas semanas y ha sido ahora cuando el alcalde, Francisco de la Torre; el consejero de Presidencia, Elías Bendodo; y el presidente de la Diputación, Francisco Salado, han retirado su abono como malaguistas del Málaga CF.

Noticias relacionadas

Es un acto que se viene repitiendo desde años atrás y que demuestra la buena sintonía que las tres instituciones mantienen con el club más importante de la ciudad. De hecho, La Rosaleda pertenece a las instituciones y todas ellas han mostrado su apoyo público e incluso económico para que la entidad pueda solventar muchos de sus problemas económicos. Todo ello acompañado de palabras de ánimo y de esperanza por un futuro ascenso del Málaga CF.

Y es que la Diputación de Málaga es el patrocinador principal de la entidad con Sabor a Málaga. También tiene el club publicidad de la Junta de Andalucía con Turismo Costa del Sol en el pantalón. Y de Málaga Ciudad Genial en la manga.

Tras recoger el abono, los representantes de las tres instituciones han posado sobre el césped del estadio de La Rosaleda junto con José María Muñoz, administrador judicial del club, y Francisco Martín Aguilar, consejero del Málaga CF.

Apoyos

Elías Bendodo, consejero de Presidencia y representante de la Junta de Andalucía, abogó por la vuelta a la normalidad también en los estadios: "Hemos venido a cumplir con mi obligación y compromiso con el Málaga, algo que vengo haciendo año tras año. Significa una vuelta a la normalidad, a la presencialidad en los estadios. Ya van más de 12.000 abonados, Andalucía ha superado esta quinta ola y por lo tanto esperamos que sea definitiva. Esperamos que el Málaga y los aficionados puedan volver con normalidad a los estadios".

También quiso felicitar al Málaga por esta temporada, "que va invicto en casa y ha convertido La Rosaleda en un bastión" y por el 80 aniversario del estadio. "Mi compromiso con el club siempre. El club tiene un plan. En la vida, en la política y en el fútbol hay que tener un plan y eso es una buena noticia para los malaguistas y ese es el camino para volver a Primera División", dijo. 

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, apostó por una vuelta a Primera para una ciudad de primera: "Como otros años hemos estado sacando el abono de la temporada como una demostración de cariño al club. Hay que animar para que haya más abonos. Estamos en una vuelta a la normalidad y en todos los estadios hay más presencia. En Málaga hay un apoyo claro y se mantiene. Y felicito a los aficionados de que sean el jugador número 12".

En nuestro estadio, el Málaga ha mantenido su condición de invicto. La temporada va bien. Estamos a dos puntos del playoffs. Y la impresión es que cada vez va jugando mejor el equipo, hay más cohesión del equipo. Y todos están muy motivados. Creo que estamos en condiciones de aspirar a algo interesante y ver si puede subir a Primera. Málaga es una ciudad de primera y esperamos que el club sea de Primera", comentó. 

Mientras que Francisco Salado, presidente de la Diputación, felicitó al club por su gestión económica: "La Diputación esta temporada ha mostrado su total apoyo al Málaga, era necesario y yo tenía que hacerlo también como malagueño. A título individual es el quinto abono deportivo de equipos malagueños. Quiero felicitar al Málaga por la labor que está realizando. 

"Pinta bien esta temporada, están haciendo un gran trabajo sobre todo en casa, donde aun no han perdido y están haciendo muy bien. Pero nos hace falta un empujón fuera de casa, estamos teniendo mala suerte porque los resultados no nos acompañan. Si seguimos en esta línea esta temporada debemos tener un buen resultado y aspirar al ascenso, que es lo que se merece el Málaga. Felicitar a los integrantes del club por la buena gestión económica y ahora a centrarse en la parcela deportiva, que es fundamental. Esperemos que demos una gran alegría a la afición malaguista", se despidió.