Tranquilo, sosegado y con la sensación del deber cumplido. Así se ha mostrado durante la larga comparecencia Manolo Gaspar para analizar el cierre del mercado veraniego. Una ventana de fichajes en el que se han cerrado 13 incorporaciones. O 14, si se cuenta a la afición, tal y como ha explicado el director deportivo en un claro guiño al malaguismo y su vuelta a La Rosaleda.

Noticias relacionadas

Gaspar ha estado cómodo. No ha regateado ninguna pregunta e incluso ha lanzado algunos mensajes con destinos claros. El director deportivo ha estado acompañado por la plana mayor del club e incluso por el cuerpo técnico y los capitanes. Junto a ellos, Manolo explicó las vicisitudes que ha dado el mercado de fichajes. Cómo ha habido dos partes bien diferenciadas por el acuerdo de LaLiga con CVC, el caso Ontiveros, las aspiraciones ligueras, la necesidad de hacerse fuerte el club o la intención de retocar lo más mínimo la plantilla.

“Ha sido un mercado diferente, lo hemos visto desde otro punto de vista del que estaba acostumbrado. Y con el grupo de trabajo que tenemos y los departamentos del club, todo es mucho más fácil”, explicó en primera instancia Gaspar. “Este mercado ha habido dos tramos. Uno antes del CVC y después, otro. Lo cierto es que ha sido para todos. Pero este curso pasamos a no tener sanción de liga, con límite muy bajo, pero con el límite nos hacía tener un mercado complicado. La valoración es que estoy contento, siempre se puede hacer mejor, pero estoy muy satisfecho”, dijo.

El paleño explicó mejor la confección de la plantilla. “Hemos consumido cerca de 6 millones del límite salarial. Quiero seguir en un equilibrio en la plantilla. Y como está planteado, se puede llevar a cabo. No es obligatorio consumirlo porque se puede sumar al año que viene. Siempre es importante tener margen. La plantilla está cerrada en tema de incorporaciones. Tenemos 23 fichas y no tenemos más no por falta de opciones sino porque los jugadores de la cantera están dando el nivel que queremos. Opciones tuvimos pero no nos iban a dar el salto de calidad que queríamos. Seguimos con la filosofía del club”, continuó.

Caso Ontiveros

Y Manolo Gaspar fue cuestionado sobre uno de los temas candentes del verano, el no fichaje de Javier Ontiveros. “Yo si doy mi palabra no voy a fallar. Esa posición la tenemos bien cubierta. Era más por traer ese regalo a la afición, con esas características. Onti lo estuve esperando con contratos en la mesa, pero no vino. Y chapó el Villarreal. Porque nos ayudó. Me llamó Fernando Roig diciéndome que no sabía qué le había pasado al jugador. Aquí tenía el dorsal 22 y con contratos ya redactados. E incluso me dijo que quería jugar ya el viernes. Lo teníamos todo acordado. Me dijo que si jugaba en Segunda era en el Málaga. Pero llegó un Primera y se marchó”, explicó.

“Yo dije que era casi imposible porque sé cómo es la cabecita de Javi. Lo conozco mejor ahora. ¿Defraudado? No. Mientras no me fallen los míos…”, concluyó sobre el jugador malagueño que ahora milita en Osasuna.

Otro de los nombres propios fue el de Ismael. "Isma es una apuesta del club. Es un jugador importante, es un canterano que se ha ganado el derecho a tener dorsal del primer equipo. Pero tiene que competir. Isma es uno de los capitanes. La posición está muy bien cubierta. Pero él ha decidido pelearla. Es polivalente y nos va a dar buenos momentos este año”, dijo sobre el canterano, mientras que de Alexander aseguró que aún es posible que salga, pero que no se arrepiente de la operación que hizo el año pasado con él.

Objetivo

Gaspar no quiso poner presión sobre el equipo y no habló de ascenso, aunque dejó claro que está muy motivado y contento con el equipo. “No voy a decir que el objetivo es el ascenso. Pero me gusta el equipo, le vamos a dar guerra a cualquier rival".

"Nuestro objetivo es seguir construyendo el equipo dándole los matices que quiere el mister. En marzo hablamos del objetivo. Ahora mismo es muy difícil. Pero mejorar lo que hicimos el año pasado es obligatorio”.

Y habló de su futuro inmediato. “Me voy de vacaciones esta noche. No pienso en el invierno, sólo en disfrutar del equipo, ver cómo evolucionan y en vivir el día a día con el cuerpo técnico. El mercado de invierno será más adelante. Pero si tenemos que hacer cuatro operaciones en invierno es que el verano ha sido un desastre”, dijo.

Mercado

El director deportivo también explicó algunas operaciones que no se han dado sobre nombres importantes como Rondón, Caballero o Portillo. “Algunos jugadores los he intentado pero no he podido. La realidad es esa. El que quiere jugar en el Málaga juega en el Málaga. Cien por cien. He planteado operaciones que no se han podido dar. Yo no espero a nadie, el barco sigue”.

Y habló sobre el último día de mercado. “La plantilla llevaba cerrada 3-4 días. Y no quise tener a la gente esperando. Lo teníamos claro. El último día aparecen cosas pero la balanza estaba equilibrada. Creo que no era necesario. Yo he vivido días de mercado finales aquí con gente pegando en la puerta para mover los coches. Gracias a Dios, no ha sido así”.

Por último, lanzó un guiño a la afición. “La afición va a ser el mejor fichaje. Hemos visto lo fundamentales que son. Parece que va a subir el aforo al 60%. El club está trabajando en la campaña de abonados y habrá noticias pronto. Si pueden venir el doble, pues mejor. Al final la gente responde y el equipo está ilusionando. No son 13 fichajes, son 14 con la afición”, culminó el ejecutivo malaguista.