Órdago, mensaje para despistar o la cruda realidad del Málaga por parte de Manolo Gaspar a pocos días del cierre del mercado. El director deportivo, en la presentación de Genaro y Cufré como nuevos jugadores del Málaga, rebajó la euforia malaguista generada en las últimas horas con la posibilidad de que el malagueño Javier Ontiveros pueda recalar en la Costa del Sol. Un discurso que, sin embargo, contrasta con los movimientos que está haciendo el club en las últimas horas.

Noticias relacionadas

Según apuntó el diario Málaga Hoy, el club mueve ficha para traer a Javier Ontiveros en calidad de decido esta temporada ya que no cuenta con Unai Emery en el Villarreal y el club amarillo aún debe los 4 millones por su fichaje. Esta operación podría servir para abaratar esos costes, pero no es ni mucho menos sencilla, tal y como ha expuesto el director deportivo en sala de prensa y cuestionado sobre este escenario. “Ontiveros es un jugador supervalorado en el mercado y para nosotros es una misión casi imposible. Tenemos muy pocas opciones”, dijo al respecto.

Lo cierto es que el director deportivo malaguista tiene varios frentes abiertos. Y otro de ellos es el de intentar traer un delantero centro para un equipo que ahora mismo adolece de ello en la primera plantilla, salvo por el lesionado Chavarría y los canteranos Roberto y Loren. “Delantero en plantilla tenemos dos delanteros con Brandon y Antoñín más los chavales. Vamos a ver qué se puede hacer. Estamos trabajando y ver si se puede subir el nivel. Si no, nos quedaremos con lo que tenemos”, espetó.

Salidas y límite

Gaspar también habló de las posibles salidas, como la de Ismael Casas, que podría buscar destino tras la llegada de Víctor Gómez. “Ya cada jugador sabe cuál es la situación y dependerá de la situación que quieran hacer. Tenemos overbooking en el lateral derecho pero estos días veremos lo que pasa”, dijo.

E incluso habló sobre el límite salarial blanzuiazul, que ha aumentado hasta los 6 millones de euros. “Que tengamos una inyección y que el límite salarial haya subido no significa que me lo tenga que gastar todo. Estamos conformando una plantilla compensada. Esto nos ha servido para mirar jugadores de un perfil más elevado. No vamos a tirar la casa a la ventana por nadie. Necesitamos un equilibrio que desde el año pasado se está consiguiendo. El mercado dirá, que hay varias opciones, pero si no encontramos nada mejor no ficharemos”, concluyó el ejecutivo paleño.