Málaga

El salón de la fama de malagueños con el noble honor de ser campeones del mundo en su disciplina tiene una nueva socia y se trata de la fuengiroleña Natalia Baldizzone Morales. Esta joven campeonísima malagueña ha conquistado en Asunción, Paraguay, el oro mundial en la disciplina Solo Danza de patinaje artístico. Un hito para el deporte malagueño y nacional que la pone en el mapa.

Noticias relacionadas

Con su actuación en Danza Libre con No more fight left in me, The strom y con una actuación impecable sobre sus patines, Natalia consiguió una puntuación total de 149.93 puntos por parte del jurado, sumándole también la de Style Dance. Natalia, pese a su corta carrera y a sus 19 años, ya ha demostrado que ha nacido para el patinaje artístico. Y es que el pasado 8 de septiembre reeditó el Campeonato de Europa que ya conquistó en 2018 y 2019. Y ya fue campeona del mundo en 2018, aunque en categoría junior. Ahora, es la mejor del mundo.

"La patinadora de Fuengirola se impuso a la germana Alexandrovna y a la italiana Sofia. La capacidad de mejora y la calidad de Natalia le han permitido conseguir este brillante resultado", apuntan en la web de la federación española de patinaje, que resaltan el logro de la malagueña junto con el también ganador español Llorenç Álvarez. Un doblete histórico para el patinaje nacional.

Natalia, que entrena en Fuengirola en la escuela de patinaje que su madre dirige, aún tiene una larga carrera por delante para seguir demostrando que es la mejor del mundo y que tiene mucho patinaje en sus piernas. De hecho, las felicitaciones no han tardado en llegar, como la del presidente de la Diputación de Málaga. "Grandísimas noticias que llegan desde Paraguay con el oro de la fuengiroleña Natalia Baldizzone, que se ha proclamado campeona del mundo de patinaje artístico. Málaga y sus deportistas siguen en lo más alto. ¡Enhorabuena!", expresaba Francisco Salado a través de sus redes sociales. 

Otro campeón

En categoría sénior masculina, Llorenç Álvarez ha subido en lo más alto del podio proclamándose campeón del mundo en su primera competición en esta modalidad. Tras finalizar en quinto lugar en el libre individual en los WRG de Barcelona 2019, el patinador egarense decidió traspasar sus cualidades al solo danza y ha sido una gran decisión. Llorenç Álvarez ha sumado un total de 152.18 puntos superando al italiano Qualizza, segundo, y al portugués, Monteiro.