Málaga, y sobre todo Rincón de la Victoria, han acogido la llegada de una etapa con mucha magia y con mucha miga, donde se ha producido un cambio de líder y donde el gran favorito, Primoz Roglic, incluso ha besado el asfalto, aunque sin lamentar desperfectos. Una jornada que ha podido mostrar los encantos de la Málaga oriental, de la Axarquía y de Rincón de la Victoria.

Noticias relacionadas

En términos deportivos, la cita ha sido espectacular porque la décima etapa ha tenido una escapada de un numeroso grupo a los 80 kilómetros del inicio. Pero la noticia saltó al final, a 19 kilómetros de meta, con la escapada con victoria final del australiano Michael Storer tras invertir 4 horas, 9 minutos y 21 segundos en recorrer los 189 kilómetros que separaban Roquetas de Mar del Rincón de la Victoria pasando por Vélez-Málaga y el puerto de Almáchar. 

Una etapa que ha vivido también un cambio de líder en la general, ya que el noruego Odd Christian Eiking se convirtió en el nuevo maillot rojo dejando al esloveno Roglic, el gran favorito, a más de dos minutos.

En términos audiovisuales, la puesta en escena no ha podido ser mejor. Y es que tiene Málaga un tesoro escondido en su interior. Con una geografía propicia para el ciclismo, la provincia proyectó todo su esplendor con los pueblos costeros de Nerja, Torrox, Algarrobo Costa, Torre del Mar y Rincón de la Victoria, o con los de interior como Vélez-Málaga y Almáchar, donde se vivió el punto álgido de esta gran cita.

Pero el espectáculo estuvo sobre las dos ruedas, donde los favoritos se descolgaron demasiado de la cabeza pero vivieron su particular batalla. El puerto de segunda categoría de Almáchar, con una distancia de 10 kilómetros y con subidas de casi el 10% por momentos, fue una lucha sin cuartel. Ahí atacó Roglic a sus perseguidores, consciente de que perdería esta batalla por la etapa pero que podría asegurar la guerra final.

Fue un ataque poderoso y lleno de energía. Sin embargo, en la bajada, Roglig besó el suelo en una mala curva. No lamentó daños, afortunadamente, pero sí perdió la leve ventaja que había adquirido con Enric Más y ‘Supermán’ López. Finalmente entraron todos en un grupo igualado en meta, aunque a más de 12 minutos de Storer. Bernal y Yates sí que perdieron distancia con los mejores.

Rincón de la Victoria

Ha sido una jornada para recordar para el municipio de Rincón de la Victoria, que ha preparado con mimo su primera vez como meta de la Vuelta a España, y también para la provincia de Málaga, acostumbrada a mostrar más los encantos de la zona occidental. 

En la localidad costera se vivió un ambiente lleno de ilusión y de ciclismo. Fueron muchísimos los aficionados congregados en la línea de meta, que vislumbró un desenlace inesperado. Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga y alcalde de Rincón de la Victoria, ejerció de anfitrión para los miles de visitantes. “Es un día histórico para Rincón, nos hemos vestido de gala para recibir a La Vuelta. Ya estamos trabajando para que vuelva pronto”, dijo.

Lo cierto es que la caravana de la Vuelta, que tanto colorido y ambiente conlleva, reportará al municipio malagueño un impacto de cerca de medio millón de euros. Unas cifras que se fusionan con el ambiente festivo que se ha vivido durante la jornada de este martes en tierras malagueñas. Y es que la cercanía a la capital ha facilitado que muchos aficionados de Málaga hayan podido acercarse. Este miércoles, la Vuelta tomará su salida desde Antequera para desplazarse a tierras jienenses en su undécima etapa.