Alejandro Davidovich tuvo que ganar dos partidos en uno para seguir haciendo historia. Tuvo que derrotar al australiano John Millman, vencer a sus miedos y así poder entrar por la puerta grande en los octavos de final del cuadro masculino de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Noticias relacionadas

En un partido duro que tenía encauzado y prácticamente ganado en el segundo set, el tenista malagueño dio un paso en falso para tener que irse al tercero y alargar el choque hasta las 2.48 minutos en un partido largo y sufrido (4-6, 7-6 y 3-6). Estas situaciones suelen desestabilizar, pero Foki sacó fuerza de su interior para reconducir la victoria merecida.

Finalmente no hubo que lamentar daños porque el triunfo se decantó del lado del rinconero, que demostró tener mejor tenis en su raqueta que su rival. Pero debe aprender Foki de este encuentro, ya que cometió excesivos fallos -hasta 10 dobles faltas acumuló en todo el partido- y se mostró impreciso en momentos decisivos, sobre todo para cerrar el partido.

Motivado

Salió fuerte Davidovich a la pista número tres del Parque de Ariake, tratando de dejar en el olvido la eliminación a las primeras de cambio del día anterior en su duelo de dobles con Pablo Carreño contra los colombianos Cabral y Farah. 

Y lo consiguió. Hizo un primer break -aunque recibió la réplica pronto- y en el 4-4 volvió a romperle el saque al australiano. Ahí ya no falló y se llevó el primer asalto tras 41 minutos de juego. Tuvo que ser intervenido de un tobillo el australiano al término del set, pero sin aparentes consecuencias en su juego. 

El segundo set debía ser la confirmación. Y así fue hasta el 3-3, donde Davidovich volvía a romperle el saque a su rival para ponerse 3-4. Sin embargo, cuando sacaba para ganar el partido cometió dos dobles faltas seguidas que devolvieron el break a Milleman. Inevitablemente llegaron al tie-break. Y ahí el australiano estuvo más certero tras 76 minutos de set.

En el tercer set, el malagueño tenía que dar un paso al frente. Y lo dio. Le rompió el saque pronto a su rival para colocarse 0-3. Y ya todo fue rodado para acabar 3-6. Un triunfo que coloca al malagueño en octavos de final y se medirá al vencedor del duelo entre Novak Djokovic -gran favorito al oro y número 1 mundial- y el alemán Jan-Lennard Struff.