Málaga

Afincado en Granada desde los años 90, Gabriel Hernández Walta (Melilla, 1973) ha conseguido ganarse la vida dibujando cómics. No es fácil teniendo en cuenta la inexistente industria del tebeo en España y la precaria situación laboral de muchos autores. El artista ha firmado, entre otros trabajos, los doce números de La Visión de Marvel, que tiene una adaptación a serie en Disney+ (WandaVision).

Noticias relacionadas

El autor que ha dado vida a Doctor Extraño, los Vengadores, Magneto y Lobezno en tebeos de Marvel visitará este miércoles Málaga. Hernández Walta hablará sobre su brillante trayectoria, sus influencias (donde destaca sin duda la pintura), su modo de trabajar y sus nuevos proyectos en La Térmica a las 20:00. El acto está enmarcado dentro del programa de conferencias dedicadas al cómics del espacio cultural.

El malagueño Juan Torres (conocido como El Torres) fue precisamente el "culpable" de que Walta esté haciendo tebeos ahora. "A él le debo estar dibujando cómics. Una amiga en común me lo presentó. Hicimos El Velo y El Bosque de los suicidas (cuya reedición ha publicado Karras Cómics), dos de los trabajos que más orgulloso estoy. Desde entonces trabajo para Estados Unidos", cuenta.

Portada de 'El Bosque de los Suicidas'. Karras

El artista leía de pequeño a Francisco Ibáñez (Mortadelo y Filemón); Juan López Fernández (Superlópez) y Manuel Gonzales (Don Miki). "Compraba Astérix y Obélix, Lucky Luke, Tintín, Mortadelo y Filemón mientras ojeaba un Spiderman. Eso se nota en la forma de dibujar de los españoles, que estamos influenciados por muchos sitios. Eso me parece positivo", destaca en una conversación con EL ESPAÑOL de Málaga.

Desde el año 2002 empezó a desarrollar su carrera como dibujante de cómics en sellos norteamericanos como IDW, Vertigo y Marvel. Su estilo plástico y expresivo le puso en primera línea con la ilustración La Visión junto al guionista Tom King en Marvel. Después, el gigante del cómic le encarnaría dar vida a mutantes como Magneto y Lobezno; y al personaje Doctor Extraño.

"En Marvel me reservaban historias que se adaptaban a mi estilo", reconoce el dibujante, que cree que una vez entras a trabajar en el género de superhéroes "uno debe quitarse el nerviosismo y hacerlo lo mejor posible" porque "es lo único que puede controlar". "No pienso demasiado. Eso sí, miro las críticas aunque todos digan que no las leen", se sincera.

La familia de 'La Visión'.

La colección de La Visión le valió un Premio Eisner (los Oscars del cómic) en 2017, y desde ese momento, su visibilidad no ha hecho más que aumentar. A esto se suma el enorme éxito de la serie Wandavision, que ha obtenido 23 nominaciones a los premios Emmy, y que sin duda toma ideas e influencias del cómic de King y Hernández Walta, que figuran en los agradecimientos de la teleserie.

Al autor de cómic le ha gustado muchísimo. "Esta gente tiene 60 años de historia del tebeo y hacen un destilado de los personajes. Hay cosas del tono y la atmósfera que si reconozco en los cómics, pero no el propio argumento. Empecé a verla por curiosidad y es de las cosas que más me ha gustado de Marvel", subraya.

Paul Bettany

La Visión no sólo le ha dado alegrías y premios, sino también anécdotas. "Tengo constancia de que al actor Paul Bettany, que hizo de Visión en Avengers: Age of Ultron, le gusta nuestro tebeo, y en algún momento nos lo ha comentado personalmente. Kevin Feige en su día le dio nuestro tebeo y le mando leérselo para prepararse el personaje", cuenta entusiasmado.

Los protagonistas de 'Sentient'.

El dibujante también ha ilustrado historias para sellos alternativos como Tko Studios. Con ellos ha lanzado Sentient, un ambicioso cómic de ciencia ficción con guión de Jeff Lemire que Panini publicó en España. En él cuentan la historia de la tripulación de la nave USS Montgomery en el espacio. La peculiaridad de la ficción radica en que un sistema de inteligencia artificial llamado Valerie se hace cargo de los jóvenes pasajeros cuando todos los adultos mueren.

En su nuevo proyecto vuelve a unir fuerzas con Lemire, uno de los mejores guionistas del cómic norteamericano conocido por su trabajo en DC y en series como Black Hammer. Se trata de una serie larga de ciencia ficción, cuyos derechos de autor serán suyos. "Me hace ilusión. Llevo desde que salí de Marvel queriendo hacerlo", reconoce el artista, que está agradecido de haber trabajo con ellos y espero hacer más colaboraciones en el futuro, pero "el cuerpo te pide hacer otras cosas".

Al dibujante le gusta "un tipo de historia y quizá hay géneros que tienen puntos de conexión como el terror, la ciencia ficción o los superhéroes". En el caso de La visión, la premisa tiene que ver con la ciencia ficción. De hecho, este género es el que más lee. "No me gusta todo lo que se publica bajo ese etiqueta, ni considero que La Guerra de la Galaxias sea ciencia ficción", precisa.

Otra viñeta de 'Sentient'.

Según Walta, "a través de la ciencia ficción se pueden hablar de temas muy universales o de cosas que pasan en la actualidad". "A mí me gusta cuando propone una situación hipotética sin que sea una tesis llevada a un argumento. Las buenas películas de terror también se pueden convertir en metáforas", reflexiona.

¿Algún consejo a los futuros dibujantes? "Al final el ser pesado es casi la mejor cualidad. Hay que tener talento pero también insistir. Con que uno tenga una idea de lo que quiere", responde. Walta entró en la carrera de Bellas Artes con la idea de dedicarse al cómic, pero por el camino se enamoró de la pintura. Quiso entonces ser pintor e ilustrador. 

"Se abunda en el discurso de tener un plan, fijarse un objetivo y cumplir tu sueño. El sueño americano. A mí me salió la oportunidad de ser dibujante de tebeos y tiré por ahí. Uno debe dejarse sorprender si le sale hacer algo diferente a lo que tenía en mente o un paso que no tenía planeado. Hay que estar abierto a lo que salga", se despide. A Walta le funcionó.