El Pleno del Ayuntamiento del municipio malagueño de Benalmádena ha aprobado de forma inicial de la modificación de elementos del PGOU que garantizará el uso exclusivo como parque de atracciones para los terrenos que ocupa actualmente Tívoli World.

Noticias relacionadas

La aprobación ha contado con el voto favorable del equipo de gobierno (PSOE e IU), PP y Cs, y la abstención de Vox. La concejala de Urbanismo, María Isabel Ruiz, ha explicado que esta modificación "supone matizar el uso permitido en la parcela que ocupa actualmente Tívoli, además de trasladar a dicha parcela todo el volumen de edificación de la unidad de ejecución".

"De esta forma, el plan permitirá que, en caso de que en los terrenos la actividad dejase de tener uso como parque de atracciones, el Ayuntamiento pueda iniciar todos los trámites legales oportunos para que pasen a titularidad pública", ha apuntado Ruiz.

Además, ha incidido en que es "una medida que tomamos por la importancia esencial de Tívoli para el turismo en Benalmádena y la Costa del Sol, además de por lo que supone en generación de empleo y riqueza, cerrando así las puertas a cualquier intento de especulación urbanística".

"Ante una medida como ésta, no cabe la equidistancia: o velamos por los trabajadores y la continuidad de Tívoli, u optamos por defender los intereses del grupo empresarial propietario por encima del interés general de Benalmádena", ha valorado Ruiz. "Por ello, la abstención de VOX hoy supone votar en contra de garantizar la continuidad de Tívoli", ha lamentado la edil.

Por su parte, el alcalde, Víctor Navas ha dicho que "no se trata de una imposición por parte de este Ayuntamiento: Tívoli es rentable, como volvió a demostrar en el verano de 2020, tras los duros meses del confinamiento, y por ello hay empresas interesadas en comprar el parque de atracciones, manifestando alguna incluso su intención de asumir la deuda actual, pero para ello Tremón debe sentarse a negociar con los posibles compradores, Ayuntamiento y los propios trabajadores para buscar una salida a la situación actual".

"Con esta medida volvemos a posicionarnos a favor de la continuidad de Tívoli, por su carácter icónico para la Costa del Sol, y porque supone un elemento esencial para el modelo de turismo familiar y de ocio con el que Benalmádena se ha posicionado en el mercado", ha valorado Navas.

En este punto, ha lamentado que durante sus cerca de 50 años de historia, "han pasado más de 30 millones de personas por sus instalaciones: Tívoli es un parque de atracciones reconocido a nivel mundial, y sería una pena que no pudiera continuar con su actividad por cuestiones de especulación inmobiliaria".

"Son muchos los trabajadores y trabajadores que han realizado toda su vida profesional en Tívoli: si actualmente emplea a cerca de 90 personas, ha habido momentos en que ha llegado a sumar hasta 400", ha señalado.

Asimismo, ha asegurado que desde el Ayuntamiento "vamos a poner todos los recursos para velar por la continuidad de Tívoli, procediendo a su protección urbanística y volviendo a solicitar al grupo Tremón que se siente con sus trabajadores, agentes sociales y acreedores para, de una vez por todas, informar sobre el proyecto que quieren desarrollar en el parque de atracciones".

Por otro lado, el Pleno ha aprobado por unanimidad declarar de especial interés o utilidad pública la segunda fase de las obras de construcción del centro de estudios en investigación de la Fundación Cudeca, lo que supondrá una bonificación del 95 por ciento en el ICIO.

Navas ha explicado que "este Centro de Estudios e Investigación complementará la labor de cuidado del enfermo y su familia que realiza la Fundación, formando a profesionales en cuidados paliativos, y difundiendo de esta manera la filosofía y conocimiento técnico en esta área de la salud".