Málaga

Como si se tratase del mismísimo Museo Picasso o del Teatro Cervantes, referentes culturales de Málaga capital, el futuro del parque de atracciones Tívoli World puede pasar por la protección urbanística de los terrenos en los que se asienta. 

Noticias relacionadas

Así al menos lo cree el Ayuntamiento de Benalmádena, que tiene previsto llevar al próximo Pleno municipal una modificación del actual Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la localidad para evitar la tentación de especular en un futuro con estos suelos.

La estrategia municipal ha sido dada a conocer este miércoles por el alcalde, Víctor Navas, a los representantes de los trabajadores del parque, que permanece cerrado y con un futuro incierto. La propuesta manejada implica dividir el sector del parque en dos: el ya ocupado por el espacio de atracciones y el solar pendiente de desarrollar.

¿Qué busca el Consistorio con este ajuste urbanístico? Garantizar que el uso de estos terrenos sea exclusivamente para parque de atracciones, "cerrando así las puertas a cualquier intento de especulación urbanística".

De este modo, según han informado desde el Ayuntamiento benalmadense, Tremon, empresa que ostenta actualmente la propiedad de Tívoli, sólo tendrá la opción de desarrollar cualquier uso comercial u hotelero sobre una de las dos fincas, quedando salvaguardada la parte del parque de atracciones.

"Durante sus cerca de 50 años de historia, han pasado más de 30 millones de personas por sus instalaciones: Tívoli es un parque de atracciones reconocido a nivel mundial, y sería una pena que no pudiera continuar con su actividad por cuestiones de especulación inmobiliaria", ha explicado Navas.

El regidor ha recordado que la existencia de muchas familias que dependen del funcionamiento de este centro de ocio, que es, además, "motor económico para Benalmádena y para el resto de la Costa del Sol".

"Desde el Ayuntamiento vamos a poner todos los recursos para velar por la continuidad de Tívoli, procediendo a su protección urbanística y volviendo a solicitar al grupo Tremon que se siente con sus trabajadores, agentes sociales y acreedores para, de una vez, informar sobre el proyecto que quieren desarrollar en el parque de atracciones", ha insistido.

En esta misma línea, el presidente del comité de empresa de Tívoli World, Juan Ramón Delgado, ha confiado en que la acción anunciada por el Ayuntamiento haga que Tremon "reaccione, dé la cara por los trabajadores y explique qué quiere hacer con el parque como nuevo propietario: 87 familias están esperando su resolución". Unos trabajadores se encuentran actualmente en un ERTE.