Málaga

Verdes Equo Andalucía pedirá en el Congreso de los Diputados la protección de la cueva de La Araña en Málaga, "ante el alto riesgo de destrucción de un patrimonio de enorme valor científico, educativo y turístico", esgrimen. El partido verde lo hará a través de una pregunta parlamentaria al Gobierno desde su grupo en el Congreso, Más País-Verdes Equo. La petición la presentarán en una comisión del Ministerio de Transición Ecológica a principios de septiembre.

Noticias relacionadas

El partido ha elaborado una breve reseña de la nueva gruta descubierta en los terrenos de la fábrica de cemento de FYM-Heidelberg. Para ello, no han tenido acceso a la cueva pero si han consultado artículos de EL ESPAÑOL de Málaga y se han puesto en contacto con personal técnico de la Junta y expertos del Club de Montaña de Rincón de la Victoria. "El estudio se ha hecho con información de primera mano", destaca Ángel Rodríguez, actual coportavoz de Verdes Equo Andalucía, al teléfono.

Con esas informaciones, Verdes Equo ha consultado las leyes en vigor, sobre todo, la Estrategia de Gestión Integrada de la Geodiversidad de la Junta de Andalucía. "Es fundamental tenerla en cuenta. Y nos hemos dado cuenta que la Junta y el Gobierno central están haciendo dejaciones de funciones total. No han abierto la boca en este tema y son quienes tienen la competencia y la obligación", critica Rodríguez.

Una imagen de la breve reseña de la cueva hecha por Verdes Equo.

Según su interpretación de la ley, el Ministerio para la Transición Ecológica estaría obligado a proteger la cavidad incluyéndola en el Inventario Español del Patrimonio Natural y la Biodiversidad como Contexto Geológico de Relevancia Mundial. "La Junta también debería hacer lo propio en el Inventario Andaluz de Georrecursos, lo que facilitaría su conservación y posterior estudio y divulgación", animan en su comunicado. 

"Lo que plantearía la ley es ampliar la actual catalogación que tiene la zona justo al sur, que se llama complejo de La Araña. Es Patrimonio Geológico Nacional. Como esto está colindante y forma parte del mismo complejo geológico, del mismo tipo de suelo y roca, no se trata de crear una nueva figura de protección, sino de ampliarlo", aclara Rodríguez sobre el estudio con el que Verdes Equo "quiere poner en evidencia la desidia de las dos administraciones".

En ambos casos la medida supondría únicamente ampliar el perímetro del actual complejo de la Araña, situado justo al sur, ya incluido en ambos catálogos oficiales de geodiversidad. La clave está la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, que obligaría a ello a las administraciones competentes respecto a todo patrimonio geológico en sistemas kársticos en carbonatos (o suelos calcáreos) como es el caso de La Araña.

"Según esa ley, cualquier cavidad que aparezca en territorio español en suelo de tipo kárstico y con suelos calcáreos de caliza, debe entrar como patrimonio geológico de interés mundial", afirma el coportavoz de Verdes Equo Andalucía, que señala que la principal novedad que presenta su estudio es que la cueva "no necesita albergar restos arqueológicos para ser protegida". "No hemos centrado en la geodiversidad y en el patrimonio geológico", aclaran.

Fuentes jurídicas explicaron a este periódico, en un artículo publicado la semana pasada, que "la conservación de la cueva podría basarse no en la legislación autonómica, sino en la nacional e internacional: concretamente, en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad; y en la Ratificación de 2008 del Convenio Europeo del Paisaje (número 176 del Consejo de Europa), hecho en Florencia el 20 de octubre de 2000".

Verdes Equo Andalucía se suma así al entusiasmo por la nueva cueva descubierta en territorio de la cementera, a la que se ha sumado hasta la concejal del Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada, que aseguró que -de tener valor geológico- completaría el complejo patrimonial de la zona. Además, el Club de Montaña de Rincón de la Victoria, entidad encargada de liderar esta causa, ha reunido ya casi 7.500 firmas para su conservación.