Málaga

La apuesta de la Diputación provincial de Málaga por luchar contra la despoblación de los municipios de interior incorpora otro año más una línea de ayudas económicas destinada a familias por nacimiento o adopción de niños. Una colaboración con la que se busca minimizar el impacto que la crianza de estos menores suele acarrear.

Noticias relacionadas

El plan incluye este año 318.800 euros, según se recoge en el anuncio recogido este jueves en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Con este paso se activa el plazo de un mes para que cualquier interesado pueda concurrir y presentar sus peticiones. La cuantía máxima a conceder no podrá superar los 1.200 euros por cada nacimiento o adopción de hijo/a.

De acuerdo con el propósito de la institución supramunicipal, estas subvenciones están destinadas a personas físicas residentes en los municipios de la provincia menores de 5.000 habitantes.

De acuerdo con las bases que rigen esta convocatoria, los fondos reservados se aplicarán para satisfacer cualquier gasto corriente relacionado con la manutención, atención, cuidados diversos, mantenimiento, protección y subsistencia del menor nacido o adoptado que realicen los progenitores o adoptantes.

Asimismo se precisa que dado que no tiene carácter inventariable dado el rápido crecimiento de los menores, "en los primeros años de vida serán igualmente subvencionables los gastos relacionados con los elementos de transporte y desplazamiento de los menores (carritos y los distintos elementos que lo integran, sillas de paseo, y asientos para coche), elementos decorativos y mobiliario de menores (trona, cuna, colchón, bañera, hamaca, cambiadores, cómodas, bañera con cambiador plegable, cubete, etc)".

Eso sí, se fija un límite máximo de 300 euros por concepto, quedando excluido, en cualquier caso, el mobiliario de menores de carácter fijo, entendiendo por éste como los elementos de carpintería, ebanistería, muebles de obra y demás sistemas mixtos integrados y/o anclados en la edificación.

El abono de la subvención se realizará con carácter anticipado a la justificación, una vez aprobada la resolución de concesión, previa comprobación de que el beneficiario se encuentra al corriente de sus obligaciones tributarias con Hacienda, la Seguridad Social y la Diputación.

Al tiempo, en la publicación oficial se precisa que serán gastos subvencionables los que tengan como fecha de emisión o de expedición desde el 1 de septiembre de 2019 y hasta seis meses posteriores al acuerdo de concesión de las ayudas. Los justificantes deberán presentarse hasta el 30 de septiembre de 2022 incluido.