Imagen del Plan re Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Imagen del Plan re Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Wake Up Spain!

PERTE, MRR, React-EU... Guía para no perderse con los fondos europeos

Los instrumentos para la recuperación de la economía tras la crisis del coronavirus han traído de la mano multitud de nuevos términos y conceptos.

3 mayo, 2021 02:06
R. N. M. E.

Hace menos de un año conceptos como el PERTE, las manifestaciones de interés o los MRR no formaban parte del léxico de políticos, empresarios o ciudadanos. Ahora, con la llegada de los fondos europeos ha nacido multitud de terminología que, poco a poco, va ganando espacio en nuestro día a día.

Una compleja nube de conceptos que incorpora multitud de matices y cuya comprensión va a ser básica durante los próximos meses. Un periodo en el que instituciones públicas y privadas se juegan miles de millones que permitirán acelerar procesos para convertir en realidad proyectos que tendrán un gran impacto en la economía y el tejido empresarial del país.

Para no perderse ante tanta nueva terminología, presentamos este glosario con el que poner algo de luz ante tantos nuevos conceptos.

· Fondos europeos: NextGenerationEU: Fondos dotados por la Unión Europea para reactivar la economía tras la mayor crisis sufrida desde la Segunda Guerra Mundial como consecuencia de la pandemia de la Covid-19.

El nuevo fondo se financiará mediante la emisión de deuda en los mercados de capitales por parte de la Comisión Europea. El importe máximo emisible ascenderá a 750.000 millones de euros, entre los años 2021 y 2026. Los recursos se destinarán a hacer frente a las consecuencias de la crisis de la Covid-19 y a acelerar la transición digital y ecológica de la economía europea.

Tiene dos instrumentos o mecanismos principales a través de los que se canalizarán las transferencias para el periodo 2021/2023: Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia (MRR) y React-EU.

· Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia (MRR): Dotado con cerca de 69.500 millones de euros en transferencias o subvenciones directas. Financiará proyectos de inversión y reforma alineados con las políticas palanca. Sólo financiarán gastos no recurrentes, no se ha establecido todavía el porcentaje máximo que cubrirán las ayudas.

· React-EU: 12.000 millones de euros, en colaboración con las comunidades autónomas, serán gestionados a través de fondos FEDER, FSE y FEAD. Se destinan a mantenimiento de empleo (ERTE y autónomos), empleo juvenil, servicios sociales, sanidad, sectores afectados y capital circulante para las empresas. Alcanzarán el 100% de los gastos subvencionables.

· SURE: Instrumento de Apoyo Temporal para Mitigar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia (SURE) está pensado para ayudar a proteger el empleo y a los trabajadores afectados por la pandemia de coronavirus.

Facilita ayuda financiera, en forma de préstamos concedidos en condiciones favorables por la UE a los Estados miembros, por un importe total de hasta 100.000 millones de euros. Estos préstamos pretenden ayudar a los Estados miembros a hacer frente a los aumentos repentinos del gasto público destinado a preservar el empleo.

Concretamente, estos préstamos ayudarán a los Estados miembros a sufragar los costes directamente relacionados con la creación o la ampliación de los regímenes nacionales de reducción del tiempo de trabajo, así como otras medidas similares que hayan aplicado en favor de los trabajadores por cuenta propia como respuesta a la actual pandemia de coronavirus.

Los fondos europeos destinados a hacer frente a la crisis generada por el coronavirus van a convivir con los planes que la Unión Europea ya tenía en marcha. Entre estas iniciativas encontramos:

· Marco Financiero Plurianual (MFP): Su cometido es garantizar la evolución ordenada de los gastos de la Unión dentro del límite de sus recursos propios. Prevé disposiciones que el presupuesto anual de la Unión debe respetar, garantizando así la disciplina financiera. Concretamente, este reglamento establece límites máximos de gasto para grandes categorías. 

Hasta la fecha ha habido seis marcos financieros plurianuales, incluido el actual que cubre el periodo 2021-2027. Con el Tratado de Lisboa, este instrumento pasó de ser un acuerdo interinstitucional a ser un Reglamento. 

Actualmente incluye los Fondos Estructurales y otros programas europeos como el Horizonte Europe.

· Fondos Estructurales: Los fondos estructurales son recursos que la Unión Europea destina para apoyar el desarrollo de los países más desfavorecidos. Persiguen promover el desarrollo y el ajuste estructural de las regiones menos desarrolladas, apoyar la reconversión económica y social de las zonas con deficiencias estructurales e impulsar la adaptación y modernización de las políticas y sistemas de educación, formación y empleo.

Sumarán, junto a la Política Agraria Común (PAC) otros 79.000 millones adicionales a los Next Generation para España entre 2021 y 2027.

· Horizonte Europe, antes llamado Horizonte 2020 (H2020): Se trata de un programa marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea para el periodo 2021-2027. Busca reforzar las bases científicas y tecnológicas de la UE y el Espacio Europeo de Investigación (EEI), para impulsar la capacidad de innovación, la competitividad y el empleo de Europa.

La Comisión propone un presupuesto de 100.000 millones de euros para Horizonte Europa. 

Si las iniciativas por parte de la Unión Europea ya han sido fuente inagotable de nuevas terminologías, en España no nos hemos quedado atrás. De la mano de los fondos europeos han nacido nuevos conceptos que nos acompañarán durante los próximos ejercicios:

· Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia (PNRR): Plan del Gobierno de España para canalizar las ayudas europeas, que recibirá 140.000 millones del Fondo de Recuperación Next Generation ente 2021 y 2026. Traza la hoja de ruta para la modernización de la economía española, la recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo, para la reconstrucción económica sólida, inclusiva y resiliente tras la crisis de la Covid-19.

España es el país que más ayudas recibirá seguido por Italia. De ellos, 72.700 millones se destinarán a subvenciones a fondo perdido entre 2021 y 2023 y los restantes 67.300 millones a préstamos para complementar la financiación de los proyectos en marcha.

El Plan está inspirado en la Agenda 2030 y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Tiene cuatro ejes transversales y 10 políticas palanca.

· Ejes del PNRR: El Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia se estructura en torno a cuatro ejes transversales que vertebrarán la transformación del conjunto de la economía y que están alineados con las agendas estratégicas de la UE, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Estos ejes serían la transición ecológica, la transformación digital, la igualdad de género y la cohesión social y territorial. Estos cuatro pilares guiarán todo el proceso de recuperación, inspirando las reformas estructurales y las inversiones que se pongan en marcha, con el objetivo último de recuperar el crecimiento, fomentar la creación de empresas y acelerar la generación de empleo.

· Palancas del PNRR: Los cuatro ejes del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia se concretan en 10 políticas palanca que articulan el programa de reformas e inversiones con el horizonte 2023. Cada componente se centra en un reto u objetivo concreto e incluye reformas e inversiones:

1. Agenda urbana y rural, lucha contra la despoblación y desarrollo de la agricultura.
2. Infraestructuras y ecosistemas resilientes.
3. Transición energética, justa e inclusiva.
4. Una administración para el siglo XXI.
5. Modernización y digitalización del tejido industrial y de la PYME, recuperación del turismo e impulso a una España nación emprendedora.
6. Pacto por la ciencia y la innovación. Refuerzo de las capacidades del Sistema Nacional de Salud.
7. Educación y conocimiento, formación continua y desarrollo de capacidades.
8. Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo.
9. Impulso de la industria de la cultura y el deporte.
10. Modernización del sistema fiscal para un crecimiento inclusivo y sostenible.

· PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica): Son una nueva figura de la colaboración público-privada, tienen un registro en el Ministerio de Hacienda donde deberán inscribirse y son claves para la ejecución de los proyectos tractores del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Actualmente el plan remitido a Bruselas incluye seis PERTE:

1. La industria de la automoción verde y conectada.
2. La generación energética mediante hidrógeno verde.
3. La industria aeroespacial.
4. La agricultura sostenible y eficiente.
5. El uso del español en el ámbito de la inteligencia artificial.
6. El desarrollo de un Sistema Nacional de Salud puntero.

· Manifestación de Interés: Con el objetivo de identificar áreas de interés para impulsar proyectos tractores, los diferentes ministerios han lanzado avisos de Manifestación de Interés. Estos instrumentos buscan realizar un mapeo de los posibles grandes proyectos, de sus objetivos, de sus condicionantes, de las empresas participantes y la justificación de su efecto tractor. Del mismo modo, pretenden valorar sus impactos estimados sobre el crecimiento y la mitigación de la crisis.

Al igual que en el caso de los PERTE, se han puesto en marcha diferentes manifestaciones de interés que incluyen el hidrógeno renovable, el reto demográfico y la lucha contra la despoblación, la modernización de la industria española, la aceleración de la movilidad eléctrica, el impulso de la ciberseguridad y despliegue 5G, el fomento de las comunidades energéticas locales, la proliferación de energía sostenible en las islas, el fomento de la economía circular en el ámbito de la empresa, la promoción de redes inteligentes y despliegue del almacenamiento energético o la integración de la Inteligencia Artificial en las cadenas de valor.