Acabar con el modelo Muface no solo repercutiría en un incremento de los costes del sistema sanitario público, sino que también tendría un efecto negativo en las cuentas de las aseguradoras que prestan sus servicios a los funcionarios que escogen recibir atención a través de las mutualidades (Muface, Mugeju e Isfas).

Noticias relacionadas

Ante la eliminación del modelo, el 100% de los asegurados mutualistas pasaría a recibir aseguramiento en el Régimen General de la Seguridad Social, lo que supondría una pérdida de casi 1,8 millones de pólizas para el sector asegurador. Una situación que supondría una disminución de 1.500 millones de euros en la facturación de las aseguradoras.

Es decir, el 16% de las primas del sector asegurador. Y no solo eso. También supondría una reducción en la recaudación del impuesto de sociedades de más de 24 millones de euros. Estas son algunas de las conclusiones que recoge el informe elaborado por el IDIS 'Impacto del cambio de modelo de las Mutualidades'.

Además, la desaparición de los pacientes provenientes de mutualidades tendría un impacto en los grupos hospitalarios privados. Dado que la siniestralidad en algunos casos es cercana al 100%, el IDIS estima que la red asistencial podría ver reducida su facturación en entre 1.300 y 1.400 millones de euros.

Además de las pérdidas económicas, también hay que tener en cuenta la pérdida de empleos. La organización cifra una reducción de entre 34.000 y 39.000 puestos como consecuencia del cierre de centros asistenciales privados.

Ahorro de la sanidad pública

Por otro lado, el informe también recoge el ahorro que genera el modelo Muface al sistema sanitario público. Así, en caso de que desaparezca este sistema, serán 1,8 millones de asegurados los que pasarían a recibir asistencia sanitaria pública, lo que impediría un ahorro del gasto público entre 720 y 800 millones de euros.

Para llegar a estas cifras, el IDIS ha tenido en cuenta que el gasto sanitario per cápita de un mutualista es inferior al de un usuario del Sistema Nacional de Salud (917 euros vs 1.368 euros), por lo que cada mutualista genera un ahorro de 451 euros.

Así las cosas, el modelo de las mutualidades genera un ahorro neto de entre 720 y 800 millones de euros solo por este concepto.

Asimismo, el IDIS añade que el coste final de la atención a los mutualistas para el Estado ante una hipotética desaparición del modelo de mutualidades sería de entre 2.950 y 3.030 millones de euros (frente a los 2.230 actuales), sin tener en cuenta las inversiones que sería necesario llevar a cabo para poder dar asistencia a los cerca de 1,8 millones de asegurados mutualistas.

Incremento de las listas de espera

Otro de los efectos negativos de acabar con el modelo Muface es el incremento de las listas de espera, tal y como avisa el IDIS en su informe.

En concreto, este aumento se traduciría entre 34 y 37 días más en el caso de las consultas externas, alcanzando hasta los 125 días (88 días actualmente) y de entre 28 y 30 días en la lista de espera quirúgica, situándose en alrededor de 150 días (121 días actualmente).

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información