La crisis sanitaria mundial ha supuesto un cambio claro de prioridades en el sector sanitario, particularmente en la implementación de nuevas tecnologías. Así lo señalan los resultados de una encuesta anual de la consultora Omnia Health, una compañía del grupo Informa Markets, respecto a las perspectivas globales en el sector de la salud.

Noticias relacionadas

El mayor porcentaje de encuestados de todos los segmentos del sector -agentes, intermediarios y distribuidores, clínicas y consultorios médicos, consultorías y fabricantes– identificaron la digitalización como el factor de mayor impacto en su negocio. Si bien esto también es aplicable a la encuesta del año anterior, el porcentaje ha aumentado desde el 39% en diciembre de 2019 hasta el 44% en la última encuesta.

También la digitalización es la inversión tecnológica a la que se da mayor prioridad en todas las áreas clave de la industria durante los próximos 12 meses. Particularmente, en las regiones de África y Europa.

Oportunidad de negocio

Para los médicos que realizan consultas, la inversión en nuevas tecnologías se ha convertido en la máxima prioridad para 2021. El 48% de las clínicas y consultorios médicos respondieron que esta era la mejor oportunidad para el crecimiento de su negocio en los próximos 12 meses, en comparación con solo el 23% que identifica la diversificación y el 27% que busca acceder a nuevos mercados para lograr crecer.

Algunas gestoras de fondos han identificado hace tiempo esta tendencia en el sector sanitario, junto con el potencial para la biotecnología que las nuevas vacunas basadas en ARNm ofrecen y los continuos avances en tecnologías médicas, como una oportunidad de inversión.

Criterios sostenibles

Una de estas gestoras es Credit Suisse AM, con su fondo Credit Suisse (Lux) Digital Health Equity, que en su clase EBH en euros obtiene en el año una rentabilidad del 2,3%, dato que a un año es del 50,8%, con un coste por volatilidad en este último periodo del 22,8%.

Invierte a nivel mundial en empresas innovadoras que están revolucionando el sector sanitario a través de la tecnología. Ofrece exposición diversificada al segmento de la salud digital, uno de los ámbitos que más rápido crece en el sector de la asistencia sanitaria. El universo de inversión comprende tres segmentos: investigación y desarrollo, tratamientos y eficiencia.

El fondo invierte en empresas virtuales pure play del sector de la asistencia sanitaria, que suelen tener un tamaño pequeño o mediano. Según nuestros datos, incorpora los criterios ASG a su gestión mediante estrategias de exclusión e integración, cumpliendo además con los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) 3, 8, 9 y 10.

Entre sus mayores posiciones figuran acciones de Veeva Systems (4,20%), Teladoc (3,91%), Zai Lab Ltd (3,84%), Dexcom (3,73%) y M3 (3,42%). Aplica una comisión fija del 0,9% y de depósito del 0,1%.

Sin farmacéuticas

La clase B en euros de Bellevue Funds (Lux) - BB Adamant Medtech & Services obtiene en el año una rentabilidad del 11,1% y del 28,6% en el último periodo anual, con una volatilidad del 10,3%. Ofrece exposición al universo completo del sector sanitario, pero excluyendo los fabricantes de medicamentos.

Es una alternativa adecuada para inversores que quieran beneficiarse de los excelentes fundamentales que el mercado sanitario ofrece, pero que no quieran tener exposición al subsector más volátil de fabricantes de medicamentos, muy sensible a los procesos relativos a patentes e investigación y desarrollo. Pretende mejorar el comportamiento relativo sin necesidad de invertir en activos de mayor riesgo, como los biotecnológicos.

Sus mayores posiciones en cartera incluyen nombres como Abbott Laboratories (8,55%), Medtronic (6,61%), Danaher (5,68%), Stryker Corp (4,47%) y Boston Scientific Corp (4,47%). Sus partícipes soportan una comisión fija del 1,6% y de depósito del 0,4%.

También la gestora Renta 4 identificó una oportunidad de inversión en las nuevas tecnologías relacionadas con el sector salud con la creación en enero del pasado año de su fondo Renta 4 Megatendencias / Salud, Innovación y Biotecnología Médica. En su clase R gana un 12,4% por rentabilidad en el año y un 21,4% a un año. Con un controlado dato por volatilidad en este último periodo del 8,5%, se sitúa entre los mejores de su categoría por este concepto, en el quintil cinco.

Evolución comparativa de fondos de inversión en digitalización sanitaria. VDOS

Invierte en empresas relacionadas con el sector de cuidados de la salud, incluidos los subsectores biotecnológico, farmacéutico, equipos médicos, gestión de la salud, cosmética, así como empresas de servicios, distribución, suministros, instalaciones o herramientas vinculados a dichos sectores. Todo ello sin límite en términos de distribución geográfica ni capitalización, por lo que se podrá invertir en compañías de baja, mediana y elevada capitalización bursátil.

Entre sus mayores posiciones encontramos acciones de Stryker Corp (3,63%), Intuitive Surgical (3,45%), Edwards Lifesciences (3,18%), Medtronic (3,07%) y Johnson & Johnson (3,02%). La suscripción de la clase R de este fondo requiere una aportación mínima de 10 euros, la misma cantidad mínima que ha de mantenerse en el fondo para continuar siendo su partícipe. Su comisión fija es del 1,5% y la de depósito, del 0,1%.

Atención a las 'bigtech'

Como parte de los resultados de la encuesta de Omnia Health, cuando se preguntó sobre las tendencias emergentes, casi dos tercios de los encuestados anticiparon una mayor participación de las bigtech en la atención sanitaria, con una proporción particularmente alta de americanos que miran hacia Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google en los próximos 12 meses.

En Europa, sin embargo, una mayor proporción de encuestados espera que los pasaportes digitales surjan como una tendencia clave. Para las clínicas y las consultas médicas, la regulación de la desinformación en salud fue vista como una de las tendencias emergentes más probables en el espacio tecnológico.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS