La alianza en fondos de inversión entre Banco Sabadell y Amundi ya está dando sus primeros frutos. El banco catalán ha registrado su mejor arranque de los últimos cuatro años en esta actividad y se plantea crecer a un ritmo del 10% anual durante los próximos ejercicios gracias a la colaboración con la francesa.

Noticias relacionadas

Desde que anunciaron el acuerdo en enero de 2020 por el 100% de Sabadell Asset Management (Sabam), el patrimonio en fondos de inversión se ha incrementado en más de 1.000 millones de euros, hasta superar la barrera de los 20.000 millones. Y eso con la pandemia mediante, que les tuvo en retaguardia hasta casi el verano -momento en el que se formalizó el pacto- para pisar el acelerador a partir de septiembre.

En el primer trimestre de 2021, la producción de fondos en el grupo Sabadell se ha situado por encima de los 730 millones, cifra de la cual los fondos Sabam-Amundi han representado 545 millones. En total, estos últimos ya aglutinan más de 765 millones, prácticamente un 4% del volumen total en fondos de inversión del banco.

Xavier Blanquet, director de Soluciones de Ahorro en Banco Sabadell, reconoce en una entrevista con Invertia que “tenemos un reto más ambicioso del que teníamos antes solos”. Amundi hace de gestora dedicada con productos en exclusiva para la red del banco y, pese a la crisis sanitaria y económica, “hace tiempo que hay señales de que esto está funcionando correctamente”.

Conchita Álvarez, directora de Productos de Ahorro e Inversión en Banco Sabadell.

Para mejorar y reforzar la interlocución entre Banco Sabadell y Amundi, el primero ha nombrado a Conchita Álvarez como nueva directora de Productos de Ahorro e Inversión. Esta profesional era la anterior directora de Recursos Humanos del banco.

Las claves

El banco catalán argumenta que este renovado empuje tras dos años de reembolsos netos en fondos (-480 millones en 2020 y -676 millones en 2019) se debe, principalmente, a tres factores: “Un fuerte incremento de la producción basado en el lanzamiento de nuevos productos, la estrategia de comunicación a gestores y clientes tras el acuerdo estratégico con Amundi y el excelente desempeño de la red comercial”.

A este respecto, el primer fondo de la nueva era Sabam-Amundi fue el Amundi Funds Protect 90, un producto que ofrece una garantía parcial del capital (que su precio no caiga por debajo del 90% del valor liquidativo más elevado que haya alcanzado, independientemente de las tendencias en los mercados financieros) y que acumula casi 795 millones desde su lanzamiento.

Dentro de esta gama Protect, ya están trabajando en una segunda solución, que va a garantizar más capital aunque con un funcionamiento distinto. Estos fondos permiten al cliente exponerse a la evolución de los mercados pero con una red de protección.

“En España, tenemos un alto porcentaje de gente conservadora con excedentes. Sus vehículos habituales, los depósitos o los fondos garantizados, han desaparecido de la oferta. Esa gente se ha quedado huérfana de producto”, por lo que, a juicio de la entidad, sus fondos Protect son “una buena forma de introducirse en la inversión”.

ESG, empresas o banca privada

Otros productos que están destacando en positivo son Sabadell Acumula Sostenible y Sabadell Crece Sostenible, dos fondos con criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, en inglés) con un patrimonio superior a los 200 millones de euros. También fondos temáticos como Sabadell Economía Digital (más de 250 millones) y Sabadell Economía Verde (casi 165 millones). En este terreno, después del verano llegará un tercer temático.

Sus soluciones de liquidez para las empresas también están tirando del carro. Acumulan cerca de 250 millones de euros y tienen varios formatos y plazos: tres meses, seis meses, un año, dos años, estructurados y en dólares.

“Las empresas tienen que afinar su tesorería. Todo lo que pueda batir a un rendimiento del -0,5% de inicio va a competir contra los productos de liquidez convencional”, creen desde el banco. Este nicho también está siendo explotado por gestoras españolas como Ibercaja o Bankinter.

La última de las palancas pasa por los fondos de fondos domiciliados en Irlanda destinados a los clientes de banca privada. Lanzados recientemente, Sabadell Urquijo Acumula y Sabadell Urquijo Crecimiento aglutinan 150 millones de patrimonio.