El fondo para financiar empresas españolas con colateral hipotecario de Beka Finance ya está aquí. Su gestora ha registrado el fondo de inversión libre Beka Alpha Alternative Income, con foco en compañías cuyo domicilio o actividad principal esté en España (mínimo un 90% de la exposición total), pero también en Portugal.

Noticias relacionadas

La capacidad del fondo es de hasta 50 millones de euros y su objetivo de rentabilidad anual, de un 9-10% bruto o, lo que es lo mismo, un 7-8% neto de comisiones.

Este hedge fund a la española forma parte del proyecto Beka Alpha Partners, el área de gestión alternativa puesta en marcha por el grupo independiente con los fichajes de Ignacio Álvarez-Cedrón y Ángel Blanco, dos exbanqueros de JPMorgan. Esta unidad será la encargada de activos no cotizados como la deuda privada, capital riesgo o el inmobiliario, entre otros.

Los préstamos de este fondo serán mayormente garantizados con hipoteca sobre los inmuebles de dichas compañías, aunque el FIL podrá aceptar activos financieros como garantía. Según recoge su folleto, en caso de insolvencia, el FIL podrá ejecutar las garantías adquiriendo “de manera sobrevenida” el inmueble o los activos financieros objeto de garantía, procediendo a su “venta en el menor plazo”.

La financiación será deuda “principalmente sénior y excepcionalmente subordinada”, con vencimiento de entre seis meses y cinco años. El ratio de endeudamiento respecto a la valoración de la garantía será de 40%-60%, “pudiendo llegar al 70%”.

La gestora identificará las potenciales compañías a financiar, que pueden ser cotizadas o no, así como de cualquier sector. En caso de invertir, Beka realizará internamente una due diligence de la compañía y, si se constituye hipoteca, solicitará una valoración del inmueble a profesionales independientes “de reconocido prestigio”. Posteriormente, la gestora realizará un análisis crediticio propio de las compañías seleccionadas.

Cesión a un tercero

Los préstamos serán a interés variable/fijo, de importes en general superiores a 250.000 euros cada uno, aunque no se exige tamaño mínimo. No obstante, Beka se guarda un as en la manga, ya que el FIL podrá suscribir préstamos con vencimiento superior “si la gestora se asegura de que sean amortizados o cedidos a un tercero antes del final de la vida del FIL”.

Este tipo de hedge funds para financiar empresas locales aprovechando la tendencia de desintermediación bancaria y los tipos de interés ultrabajos son cada vez más frecuentes en el sector. Santander (Alternative Leasing), Banco Sabadell (Crisae Private Debt), Rentamarkets (Rentamarkets Pulsar) o Solventis (Spanish Direct Leasing Fund) también tienen vehículos con este cometido, aunque con funcionamientos distintos.