El único fondo de inversión español que permanecía cerrado a nuevos clientes, Global Allocation, de Luis Bononato, reabrirá el lunes. El hard close que le ha mantenido fuera de la práctica comercial con los inversores, como se le llama a esta herramienta en la jerga financiera anglosajona, ha durado 15 meses.

Noticias relacionadas

El fondo está alojado en la estructura de Renta 4, pero la gestión está delegada en Quadriga Asset Managers, desde donde Bononato decide qué valores e instrumentos financieros comprar o vender.

Este fondo dispone de réplica en formato UCITS luxemburgués, así como en varias sicav. Todas sus variantes cerraron al mismo tiempo, y ahora irán abriendo “progresivamente durante los próximos días”, confirman desde el fondo a este periódico.

En el caso particular de las sicav, se les puso una comisión de suscripción del 5% para desincentivar la compra por parte de los inversores, comisión que se les va a retirar.

Global Allocation se cerró en diciembre de 2019 porque tenía ciertas posiciones OTC que, en caso de ir a su favor, hubieran sido muy difíciles de rebalancear si entraba un capital elevado dada su menor liquidez. Pero esas posiciones, que jugaban el empinamiento de la curva de deuda americana 2-10 años, han vencido hace pocos días y, por eso, su responsable ha decidido reabrir.

¿Qué ha cambiado?

"El mercado nos ha dado la razón y, poco a poco, ha hecho lo que nosotros pensábamos que tenía que hacer. Se empieza a hablar de inflación y que mantener los tipos tan bajos va a ser difícil de prorrogar. En todo caso", argumentan desde el fondo, "se mantendrán los tipos bajos en el corto plazo, pero a largo plazo se empinarán".

Jerome Powell, presidente de la Fed.

Cuando se tomó la decisión del hard close, la visión de Bononato era que los tipos negativos se pueden mantener, pero no durante un largo periodo de tiempo en las curvas swap, "la financiación de verdad". El gestor preveía por aquel momento un alza en los tipos de interés y una alta volatilidad en el mercado. Incluso, llegó a advertir, "podrían llegar a verse corralitos en fondos de renta fija". Y una parte de sus premoniciones se ha cumplido.

En su opinión, el giro de guión ha tardado más tiempo en producirse con motivo de la pandemia. "Los bancos centrales se han visto obligados a inyectar más dinero en el sistema con la compra de bonos por culpa de la Covid, lo que ha alargado el discurso de conservar los tipos bajos", pero esto ya estaría pasando a un segundo plano.

En estos momentos, el fondo mantiene otras opciones "más fáciles de revaluar" que vencen en 2024, sobre la curva de tipos swap europea a 50 años.

Crecimiento

El hard close afectó a un patrimonio de 80 millones de euros en total, de los cuales casi 30 de ellos estaban en el fondo originario, de Renta 4. En su reapertura, el patrimonio de todas las estrategias hermanas se ha elevado hasta los 90 millones, con cerca de 35 millones el buque insignia.

Durante este tiempo, ni los clientes antiguos ni otros potenciales han podido contratar nuevas participaciones, aunque los reembolsos sí han estado vigentes. Global Allocation, categorizado como alternativo global macro por Morningstar, se sitúa entre los fondos que más suben este año, con una revalorización próxima al 35%.

Los cierres a nuevas inversiones no son una medida muy utilizada entre los fondos españoles, pero sí en los extranjeros. Cuando los fondos logran un gran éxito de rentabilidad, les suele entrar un fuerte flujo de dinero que busca subirse al carro. Al principio, el fondo en cuestión acepta a los nuevos inversores, pero llega un momento en el que el capital es tan abundante que el gestor corre el riesgo de tomar decisiones equivocadas de inversión con tal de colocar en el mercado esa cuantiosa liquidez.

En ese punto, las entidades cortan y hacen un soft close (cierre a los nuevos inversores) o un hard close (incluidos los antiguos) para proteger a los clientes ya presentes en el fondo y que no se vea mermada su rentabilidad.

De los pocos casos que se conocen de fondos españoles con cierres comerciales fueron el Santander Small Caps España, de Lola Solana, y el Magallanes Microcaps Europe, de Iván Martín, ambos en 2018, aunque no estuvieron tanto tiempo cerrados al público como sí lo ha estado el Global Allocation.

Recientemente, firmas internacionales como BNP Paribas, Pictet o Morgan Stanley han llevado a cabo cierres parciales en fondos como el BNP Paribas Energy Transition, el Pictet Global Environmental Opportunities o el MSIF Europe Opportunity.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información