La política monetaria expansiva que los bancos centrales han aplicado para combatir las consecuencias económicas de la pandemia ha llevado a los rendimientos de la deuda soberana de mercados desarrollados a niveles mínimos o incluso a terreno negativo. En el caso de EEUU, la Reserva Federal (Fed) incluso decidió intervenir invirtiendo en los emisores conocidos como fallen angels ('ángeles caídos').

Noticias relacionadas

Los 'ángeles caídos' son emisores cuya calificación crediticia ha descendido de BBB-/Baa3 a BB+/Ba1. Es decir, han pasado de una calificación con grado de inversión, que suele atraer a un grupo de inversores mucho mayor, a ser considerados 'bonos basura', también conocidos como high yield o de alto rendimiento.

La ventaja de los bonos high yield es que, para compensar a sus inversores por el mayor riesgo de potencial impago, han de ofrecer un mayor rendimiento que la deuda soberana o los bonos con grado de inversión.

Características

Al mismo tiempo, comparada con la renta variable, la renta fija high yield tiene la desventaja de una elevada correlación (sus emisores son en muchos casos compañías también emisoras de acciones) pero también tiene la ventaja de una menor volatilidad. Y, en este segmento de deuda, las mayores oportunidades se están encontrando ahora en EEUU.

La categoría VDOS de fondos de renta fija internacional USA high yield, que invierte en este tipo de activo, terminó 2020 en terreno negativo por rentabilidad media (-5,69%) pero suma ya un 0,97% desde comienzos de año.

Fondos líderes

De este grupo de fondos, con calificación de cinco estrellas de VDOS y aportación mínima de 6.000 euros o menos, el más rentable en el año es la clase A de capitalización en dólares de Axa World Funds - US Dynamic High Yield Bonds con un 2,15%, tras terminar 2020 con un 1,58%. Su objetivo es lograr elevadas rentas periódicas invirtiendo en valores de renta fija, de tipo fijo y flotante, siendo el crecimiento del capital una consideración secundaria.

Para alcanzar este objetivo, el gestor invierte esencialmente en una cartera ampliamente diversificada de títulos de deuda emitidos en el mercado interno de los EEUU por empresas públicas o privadas, con calificación inferior a grado de inversión y swaps de riesgo de impago referenciados a esos bonos.

Las mayores posiciones en su cartera corresponden a emisiones de Kronos Acquisition 9% (2,94%), The Dun & Bradstreet Corp 10.25% (2,37%), Allied Universal Holdco LLC / Allied Universal Finance Corporation 9.75% (2,24%), LABL Escrow Issuer LLC 10.5% (2,23%) y Flex Acquisition Company 7.88% (2,19%). Aplica una comisión fija del 1,3%.

La clase R de capitalización en dólares de Candriam GF US High Yield Corporate Bonds obtiene una rentabilidad del 1,8% desde el pasado 1 de enero. En circunstancias normales, invierte su cartera principalmente en instrumentos de deuda corporativa y financiera de alto rendimiento denominada en dólares, emitidos principalmente por emisores no gubernamentales domiciliados en EEUU.

Evolución comparativa de fondos de inversión en bonos 'high yield' de EEUU. VDOS

Las mayores posiciones en su cartera incluyen emisiones de Sprint Capital Corporation 6,88% (1,26%), Smurfit Capital Funding plc 7,50% (0,92%), Novelis Corporation 5,88% (0,89%), TransDigm 6,25% (0,80%) y Grinding Media (Canada) (0,76%). La suscripción de la clase R de capitalización en dólares de este fondo supone una inversión mínima de 1.000 dólares (aproximadamente 823 euros), que aplica a sus partícipes una comisión fija del 0,7%.

Un 1,7% es la rentabilidad obtenida desde comienzos de año por la clase A de capitalización en dólares de Legg Mason Western Asset US High Yield. Referenciado al índice Bloomberg Barclays US Corporate High Yield, 2% Issuer Cap, se propone como objetivo obtener un elevado nivel de ingresos corrientes.

Para lograrlo invierte al menos el 70% de sus activos netos en títulos de deuda de alta rentabilidad, de entidades emisoras estadounidenses, denominados en dólares, que se encuentren admitidos a cotización o que se negocien en mercados regulados.

Emisiones como las de Western Asset $ Liquidity WA USD Acc NAV (1,30%), DISH DBS Corporation 7.75% (1,21%), VOC ESCROW Ltd 5% (1,07%), Global Aircraft Leasing Co Ltd 6.5% (0,92%) y Bausch Health Companies 6.25% (0,91%) representan las mayores posiciones en su cartera. Se requiere una aportación mínima de 1.000 dólares (aproximadamente 823 euros) para suscribir la clase A de capitalización en dólares de este fondo, que grava a sus partícipes con una comisión fija del 1,15% y de depósito del 0,15%.

Oportunidades

El mercado de high yield presenta muchas ineficiencias en las que pueden encontrarse oportunidades, especialmente interesantes para gestoras que disponen de equipo de análisis y pueden aplicar un sistema de rating propio.

Por otra parte, las políticas fiscales aplicadas para contener los daños económicos de la pandemia suponen un soporte muy importante para este tipo de activo. Un tercer factor que beneficia a este mercado es que la nueva administración estadounidense está mostrándose bastante proteccionista, lo que favorece a las principales emisoras de bonos high yield, las compañías de pequeño y mediano tamaño.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS