Se atisba una nueva integración bancaria en España, con BBVA y Banco Sabadell como protagonistas. Ambas entidades confirmaron ayer a los ojos de la CNMV que sus representantes mantienen conversaciones para fusionarse, habiéndose iniciado un proceso de revisión (due diligence) recíproco y tras haber designado asesores externos. De llevarse a cabo, una de sus principales implicaciones está en que harían el segundo mayor banco privado para ricos de España, casi empatado con el Santander.

Noticias relacionadas

En estos momentos, BBVA Banca Privada está en tercera posición del ranking de las firmas que gestionan las grandes fortunas, con cerca de 72.250 millones de euros en patrimonio bajo administración. Por su parte, Sabadell Urquijo Banca Privada es quinto, con más de 29.500 millones, según el ranking de la banca privada que elabora Funds People cada año.

La suma de ambos bancos privados daría lugar a la segunda gestora de altos patrimonios por volumen de España, con un negocio superior a los 101.800 millones de euros.

Superaría a la fusión de los bancos privados de CaixaBank y Bankia en más de 21.100 millones de euros (juntos manejarán unos 80.700 millones de los clientes VIP), y recortaría diferencias con el líder indiscutible de este segmento durante años, el Santander, con algo más de 118.900 millones. Se quedaría a tan solo 17.100 millones de distancia.

Instalaciones de Banco Sabadell.

La banca privada de BBVA, incluidos el wealth management y el asesoramiento independiente, está dirigida por Jorge Gordo desde 2016, un hombre de la casa con más de 23 años de trayectoria en el banco azul. Por su parte, Sabadell Urquijo Banca Privada está capitaneado por Pedro Dañobeitia desde 2017, puesto al que llegó desde Deutsche Bank.

Amundi, a la espera

En lo que respecta a las sicav, uno de los productos estrella de este tipo de bancos elitistas (aunque puesto en entredicho por los partidos políticos y a punto de ser cercado por el Gobierno), BBVA y Sabadell Urquijo aglutinarían un patrimonio de casi 3.900 millones de euros, según Inverco, por delante de Bankinter, Banca March, Credit Suisse y UBS. Se afianzarían en el segundo escalón (que BBVA ya ostenta por sí mismo), pero a únicamente 480 millones de Santander Private Banking.

De darse el 'sí, quiero' ambos bancos, su fusión no tendrá incidencia directa sobre el negocio de los fondos de inversión, aunque sí indirecta. Banco Sabadell vendió su gestora, Sabadell Asset Management (SABAM), al grupo de inversión galo Amundi. De esta forma, BBVA Asset Management no podrá sumarse esos activos, porque SABAM ya queda fuera del perímetro de Sabadell.

Cuando se anunció esta operación, se indicó por parte del banco catalán que "esta alianza no implica ningún cambio en los fondos de inversión o planes de pensiones existentes", de forma que SABAM y Amundi Iberia "seguirán siendo dos entidades independientes, a fin de preservar la operativa actual de los fondos de inversión o planes de pensiones de cada entidad".

No obstante, Amundi se vería forzado a renegociar los términos de su acuerdo con la entidad resultante, ya que la red bancaria en la que distribuye sus productos SABAM, la de Sabadell, iría al alza con la entrada de un nuevo jugador, BBVA, que además tiene otro reparto distinto de comisiones.