Eurizon Capital acaba de cumplir su primer semestre en España con sucursal propia, paso que dio tras desenvolverse año y medio en terreno ibérico con tan solo una oficina de representación. La gestora del banco italiano Intesa Sanpaolo está cerrando su nuevo plan estratégico hasta 2025 y próximamente sumará más de 66.000 millones de euros en activos procedentes de la gestora de UBI Banca, tras ser autorizada la compra de este banco, el cuarto por volumen en Italia, por parte de Intesa, el mayor minorista del país transalpino. Cuando se produzca, su patrimonio bajo gestión alcanzará el medio billón de euros, con datos recientes de ambos grupos.

Noticias relacionadas

Con alma ‘tiffosi’, las redes de Eurizon se extienden hasta China. Bruno Patain, su country head para España y Portugal, repasa en una entrevista con Invertia el desembarco de la gestora, sus principales fondos, su visión de mercado y la situación corporativa del negocio de la gestión de activos a lo largo y ancho del mundo.

Para quien no conozca a Eurizon Capital, ¿cuáles son sus principales cifras y dónde está presente?

Gestionamos 430.000 millones de euros a nivel mundial y estamos entre las 50 gestoras más importantes, rozando el top-40. Una parte importante de ese volumen procede de China, donde tenemos el 49% de una gestora en Shenzhen. En concreto, Penghua es responsable de 99.600 millones. Las nuevas leyes chinas sobre propiedad extranjera, que hasta hace poco eran muy restrictivas, ahora sí permiten tener una mayoría accionarial sobre una entidad local, por lo que estamos pensando en subir por encima del 50% en Penghua.

Además de líderes en Italia, somos muy fuertes en la Europa del Este, si bien es cierto que también estamos creciendo en la Europa Occidental y el Reino Unido.

¿Por qué decidieron abrir sucursal en España? ¿Cómo ha sido el aterrizaje?

Queremos mostrar nuestro compromiso con el mercado ibérico y, además, la sucursal nos ofrece más flexibilidad para hacer actividades de lo que nos permitía la oficina de representación. El recibimiento ha sido muy bueno y tenemos una gran ambición por crecer.

¿Cuáles son los fondos con más demanda entre los inversores españoles?

Sin duda, el Eurizon Absolute Prudent. Fue pensado en 2008 para proteger las carteras en momentos de alta volatilidad, y es donde más entradas estamos recibiendo este año. Sube más de un 4%, sin apalancamiento y con una volatilidad por debajo del 2%. Muchos inversores buscaban fondos alternativos multiestrategia como este tras verse nuevamente defraudados en 2018 con este tipo de productos o, mismamente, este ejercicio durante los peores meses del coronavirus.

También nos piden mucho el Epsilon Emerging Bond Total Return, de bonos emergentes a corto plazo. Cogemos parte del alto ‘carry’ que tiene la renta fija emergente y la ponemos en un estadio más defensivo. En tercer lugar, los inversores están probando nuestro fondo de renta fija china, el Eurizon Bond Aggregate RMB. Atrae con cautela por ahora.

Queremos mostrar nuestro compromiso con el mercado ibérico, y tenemos una gran ambición por crecer

¿Por qué invertir en deuda china con la guerra comercial y la crisis de la Covid por medio? Ambos factores de riesgo tienen que ver con el gigante asiático…

La deuda europea tiene rendimientos muy bajos o, incluso, negativos, mientras que en la renta fija china la TIR está en el 3,3% (en euros), con una duración aproximada de cinco años. Su correlación con la renta variable es nula, y su correlación con la renta fija europea o de los emergentes es muy baja. Solo tiene una correlación próxima a la renta fija americana.

Por suerte, los dos mayores índices de deuda del mundo ya han introducido los bonos chinos, y el tercero está próximo. Además, el país está empujando al yuan como divisa de referencia internacional. Exportar ya no es tan importante como antes, se quiere potenciar el consumo interno, un proceso que fortalece la moneda.

La entrada de la renta fija china al mercado me recuerda a la entrada del euro. No me sorprendería que, en dos o tres años, fuera nuestro fondo más vendido en España. En la actualidad, tiene un patrimonio de 1.700 millones, y es el mayor fondo de bonos chinos comercializado en Europa.

Hace pocos meses, Eurizon e Intesa San Paolo crearon una ‘joint venture’ de activos no cotizados ligados a la economía real. ¿Traerán estos fondos a España?

Eurizon Capital Real Assets se creó para reforzar el compromiso de la gestora a la hora de respaldar la economía real tras la iniciativa de los ELTIF (fondos europeos de inversión a largo plazo, por sus siglas en inglés) y los PIR (sus homólogos italianos), destinados sobre todo a pymes regionales o locales no cotizadas. Estamos aún en la fase de desarrollo y preparación, con una dotación inicial de 4.000 millones. En un primer momento, vamos a empaquetar fondos de fondos de capital riesgo, y luego vendrán los de infraestructuras, inmobiliario, etc. No obstante, no descarto que, a medio plazo, se lleven las estrategias a España y otros países.

¿Cuál es la visión de mercado de la gestora en estos momentos?

Como dice el refrán anglosajón, no hay alternativa (TINA, en inglés) a los activos de riesgo. Con los bajos tipos de interés actuales, donde más posibilidades hay de encontrar rentabilidad es en la renta variable, el crédito con grado de inversión, el ‘high yield’ y la renta fija emergente.

Mientras que la deuda europea tiene rendimientos muy bajos o, incluso, negativos, la TIR en la renta fija china es del 3,3%

Parece que, por fin, se están acelerando las integraciones bancarias, y eso tiene su reflejo en las gestoras, quienes a su vez también habían empezado a consolidarse. ¿Llega el tiempo de las fusiones y adquisiciones en el sector de los fondos?

Los cinco mayores ‘players’ a nivel mundial en gestión de activos suman solo el 25% del mercado. Hay muchas entidades en este negocio y también hay una presión a la baja de las comisiones. La entrada de la gestión pasiva ha borrado las diferencias entre gestoras, sobre todo cuando los ETF comparables hacen réplica física de los índices. Pero al mismo tiempo, el sector tiene mucho futuro, porque con los tipos bajos hay que invertir sí o sí. Es decir, hay proyección de crecimiento, pero tenemos que ser competitivos, lo que dejará nuevas operaciones en la industria.

¿Eurizon y, por tanto, Intesa Sanpaolo van a salir de compras de gestoras?

El grupo ha adquirido UBI Banca. La fusión está aprobada, pero apenas están empezando las conversaciones sobre la fusión en sí. Este es el foco más inmediato, porque después del banco se fusionarán las gestoras. El otro pilar es estudiar cómo ir a más en Penghua, la gestora de China. Nosotros queremos más parte del capital, pero el mercado chino está en auge y, quizá por eso, los otros accionistas sean reticentes.

Al margen de lo que ya tenemos entre manos, no se puede descartar nada, siempre hay que estudiar las oportunidades que salgan. Aunque las prioridades son esas dos y seguir creciendo orgánicamente en los nuevos países donde hemos entrado de la Europa Occidental, como España.