Robeco da un paso de gigante en su apuesta por la sostenibilidad. La gestora holandesa ha anunciado que antes de que acabe el año excluirá de sus fondos toda posición en combustibles fósiles. Esto supondrá la liquidación de inversiones por 104 millones de euros en los próximos tres meses.

Noticias relacionadas

Esta cifra se reparte entre 87 millones de euros en renta variable y otros 17 millones de euros en renta fija, según han respondido fuentes oficiales de Robeco a preguntas de Invertia. El cartel de ‘se vende’ llegará en las próximas semanas una vez que la firma holandesa ha anunciado este viernes “la decisión de excluir de todos sus fondos las inversiones en carbón térmico, arenas petrolíferas y perforaciones en el Ártico”.

El movimiento se justifica con base en criterios de sostenibilidad ambiental, que se están convirtiendo en uno de los grandes motores de crecimiento de la industria de inversión global. Desde Robeco se explica que el carbón térmico “es, con mucho, la fuente de energía con mayor emisión de carbono en el mix energético global”. De las arenas petrolíferas explica que “se encuentran entre los medios de producción de petróleo crudo más intensivos en carbono”.

Excluir por umbrales de facturación

Por lo que respecta a las prospecciones en territorios del Ártico, la gestora holandesa defiende que suponen “importantes riesgos de derrames en comparación con la exploración convencional de petróleo y gas”. Del mismo modo, los responsables de la firma destacan que “también conlleva impactos potencialmente irreversibles para el ya sensible ecosistema ártico”.

En el marco de esta nueva política, no tendrá cabida en ninguno de los fondos de la gestora cualquier compañía que obtenga un 25% o más de sus ingresos del carbón térmico o las arenas petrolíferas ni si alcanza un 10% de su facturación por perforación del Ártico. Eso sí, de esta norma quedan fuera “los fondos y mandatos específicos de clientes”, pero sí se incluyen los fondos gestionados para terceros.

Aunque desde Robeco defienden “firmemente” que la participación activa en las empresas en las que invierte puede contribuir al establecimiento de mejores políticas de sostenibilidad, reconoce que “esa misma participación activa en este tipo de empresas en particular no dará lugar a cambios significativos”. Es por ello que se decanta por “concentrar sus esfuerzos en los sectores y empresas en los será más eficaz”.

El director de inversiones de renta fija y sostenibilidad de Robeco, Victor Verbek, ha señalado que esta decisión de excluir las inversiones en combustibles fósiles “es un paso más por reducir la huella de carbono de nuestras inversiones, haciendo posible la transición a una economía con menos carbono”. En este sentido, otras muchas gestoras mundiales y grandes fondos soberanos, como el de Noruega, han tomado medidas en el mismo sentido en los últimos meses.

Del mismo modo, ha recordado que la gestora holandesa está comprometida con el Acuerdo de París para limitar el incremento de las temperaturas globales y el cambio climático.