La crisis de H2O, la boutique de fondos perteneciente al grupo francés Natixis, también pasa factura a la renta variable. La gestora ha comunicado a través de la CNMV que un octavo fondo, el primero de bolsa pura, se ha visto afectado por los cierres temporales debido a la falta de liquidez. En su caso, "se desconoce la duración del periodo de suspensión".

Noticias relacionadas

El fondo en cuestión es el H2O Fidelio, en realidad un subfondo de H2O Global Strategies ICAV. Se suspendió de forma efectiva el pasado 31 de agosto. Según ha podido saber Invertia, los clientes fueron notificados el mismo día, aunque la firma no lo incluyó en sus dos comunicados públicos del 28 de agosto y del 4 de septiembre al no necesitar de un 'side pocket'.

Pese a ello, este fondo no se distribuye directamente entre los clientes españoles. De la casi decena de productos afectados por los cierres en la filial de Natixis, solo el H2O Adagio se vende en España.

El consejo de administración tomó la decisión de suspender este vehículo con motivo de las dificultades a las que se enfrentaban los consejeros a la hora de valorar determinados títulos de renta variable relacionados con Tennor Holding B.V. en posesión del subfondo, en vista de "lo complicado que resulta valorarlos con exactitud en el momento actual".

Este conglomerado, del controvertido empresario alemán Lars Windhorst, quien tiene un historial de problemas legales, está en el origen de la polémica. En junio de 2019, Morningstar y el diario ‘Financial Times’ advirtieron de que varios fondos de H2O tenían bonos relacionados con Windhorst. La gestora intentó vender de urgencia tales posiciones, pero no tuvo éxito.

Windhorst y la Covid, la tormenta perfecta

Entre junio de 2020 y junio de 2021, todos los activos problemáticos tendrían que haber sido vendidos mediante acuerdos con inversores privados. Tras el fracaso -que ha sido mayor por culpa de la intromisión de la Covid-19 en los mercados- y a petición del regulador galo, se ha decidido parar las suscripciones y reembolsos de los fondos afectados por estos activos ilíquidos.

En este contexto, H2O tiene otros seis fondos más cerrados temporalmente por falta de liquidez, además de los mencionados H2O Fidelio y H2O Adagio. Entre ellos, están el H2O MultiBonds, el H2O Moderato o el H2O Allegro, los más populares y con más patrimonio. Todos ellos son de renta fija, mixtos o alternativos donde los bonos suponen una parte importante (o toda) de la cartera.

Pero hay varias diferencias a señalar entre el H2O Fidelio y el resto. Salvo a este, a todos se les ha hecho un 'side pocket'. Los ‘side pockets’ son compartimentos de segregación donde se depositan los activos problemáticos, con el fin de venderlos posteriormente a otros inversores. Por otro lado, la boutique estima que el cierre de los restantes dure "unas cuatro semanas, aproximadamente", si bien en el H2O Fidelio no hay fecha límite por el momento.