La eclosión de las criptomonedas tiene en la firma española Atani a una de sus puntas de lanza. La que se define como plataforma integral de inversión en este universo acaba de cerrar una ronda de financiación en la que ha levantado 5,3 millones de euros entre reconocidos inversores del sector como JME Ventures, Conexo Ventures, Encomenda Smart Capital y Lanai Partners.

Con el acento en la usabilidad para todo tipo de inversor, Atani nació en 2019 de la experiencia y el trabajo codo con codo de los hermanos Paul Barroso (P) y Haydée Barroso (H), sus cofundadores y respectivamente consejero delegado y directora de operaciones. Por eso, uno de sus compromisos más fuertes tiene que ver con la simplificación de la fiscalidad de la inversión en estos activos digitales, cada día más en la lupa de las Administraciones públicas.

Los dos responsables de la firma española, que ya cuenta con usuarios en más de 100 países, conversan con Invertia sobre el destino del capital recientemente levantado por la firma y sus planes de expansión. Y también de su visión sobre la evolución del bitcoin, cómo adentrarse en este mundo y cumplir con el fisco con todas las de la ley.

- ¿Cómo entran en contacto con el mundo de las criptomonedas?

(P) Como muchos, empezamos por pura curiosidad a raíz de la publicación de un artículo sobre el tema después de un tiempo en bolsa y haciendo trading con brókeres tradicionales. Invertí 200 euritos por ver qué pasaba y sin darle importancia, pero empezó la burbuja de 2013, que disparó el precio del bitcoin... Nunca me había pasado eso en bolsa, y eso me despertó más interés. Me puse a estudiar muchísimo.

Ya tenemos solicitudes por parte de los inversores para que levantemos una nueva ronda de financiación

Soy informático y acabé enamorado con la tecnología, las posibilidades y el funcionamiento de las criptos. A finales de 2017, me salió la oportunidad de trabajar para un family office en España, así que dejé Morgan Stanley y, por primera vez, me encontré con que tenía que responder por el capital de otras personas. Ahí me lo empecé a tomar mucho más en serio, a profesionalizarlo, a medir el riesgo. Con ese fin, intenté usar las herramientas del mercado y eran todas muy malas.

(H) Uno de los problemas es que las criptomonedas no tienen un único precio, se marca independientemente en cada plataforma. Al final, tienes capital en siete distintas, lo que resulta en una experiencia totalmente fragmentada... Cuesta hasta lo más básico, que es saber cuánto dinero tienes y qué pasa con tus posiciones, si estás ganando o perdiendo... ¡Ya ni te cuento cuando tienes que pagar impuestos!

Después de usar distintas herramientas, ninguna daba la solución que buscábamos. Además, el tema de la seguridad es muy crítico y poder hacer algo con los estándares mínimos de finanzas tradicionales se hacía imposible. Aprovechando que Paul tenía tiempo y conocimientos, empezamos a crear lo que hoy es Atani.

- ¿Y qué es Atani para que cualquier usuario de criptomonedas lo entienda?

(H) De forma sencilla, Atani trae la misma experiencia que ofrece un bróker en finanzas tradicionales para el ecosistema de las criptomonedas. Es una plataforma que unifica todas las diferentes soluciones que utilizan los usuarios para comprar y vender criptos, como los exchanges, para hacerlo desde una única interfaz muy focalizada en la usabilidad.

Por eso, hemos automatizado el cálculo de impuestos, porque comprar y vender siempre deriva en obligaciones fiscales que hay que cumplir. También hemos integrado análisis técnico, alertas de precio y otras herramientas para hacer las cosas más fáciles y mejores. Una de ellas es ver todo siempre en tu divisa para optimizar tus inversiones.

(P): El objetivo es quitar fricción, que todo el mundo pueda acceder de una forma muy fácil a las criptomonedas sin tener unos conocimientos económicos o financieros muy elevados. Y, además, que se puedan beneficiar de este ecosistema tanto a modo de inversión como para ahorradores pasivos que solo quieren obtener algo de rendimiento por su capital.

Con este fin, ya agregamos más de 20 plataformas y soportamos más de 40 divisas de todo el mundo. Trabajamos mucho en estas funcionalidades porque queremos que todo se pueda entender.

Los 100.000 dólares me parecen muy conseguibles en relativamente poco tiempo para el bitcoin

- En cuanto al tema de la seguridad, ¿han encontrado dificultades para crecer por reticencias de los usuarios a introducir los datos de sus cuentas?

(P) Como usuarios, la seguridad es nuestra primera preocupación. A nosotros tampoco nos hace ninguna gracia dejar datos. Por eso nuestro foco desde el día uno ha sido dejar claro que no tenemos acceso a los fondos de nuestros usuarios. Ni podemos robarles ni les pasa nada si nos jaquean a nosotros.

Para conseguir esto hemos hecho cosas que desde fuera se pueden ver raras, como que no tengamos una versión web. Nos ha parecido fundamental hacer esta estructura para que las conexiones estén encriptadas en el dispositivo local del usuario y que no salgan de él. Por eso, hay cosas que Atani no va a poder ejecutar, como dar una orden automática a una plataforma si esta no la admite por defecto, porque no podemos gestionar el dinero de los clientes.

(H) Así es. En cierta manera, Atani lo estamos construyendo para nuestro propio uso. De hecho, el proyecto nace buscando herramientas para nosotros a las que luego se unen amigos y algunos traders que las quieren usar. Con este punto de partida, además del tema crítico de la seguridad, hemos trabajado mucho en la velocidad de ejecución.

- ¿Por qué es importante este factor velocidad?

(H) Por poner un ejemplo práctico, si Elon Musk tuitea que ya no va a aceptar bitcoin para comprar Tesla, cae en picado. En estas situaciones mucha gente va a vender a la vez y las plataformas pueden caerse porque todo el mundo intenta entrar a la vez. Las API (interfaces de programación de aplicaciones) de los exchanges son lo último en caer, por eso en Atani conectamos con esta herramienta que está pensada para traders muy avanzados.

(P) Efectivamente, hemos trabajado muchísimo el tema de la velocidad en todos los aspectos. Una orden con nuestro sistema va del ordenador a la plataforma de negociación por API sin pasar por filtros de web, de manera que se consigue la mejor latencia del mercado. También hemos desarrollado mucho la información de los libros de órdenes en tiempo real, porque cuando se producen velas rojas que mueven muy rápido el precio del mercado pueden llevar al usuario a tomar decisiones de inversión con información obsoleta. Nuestras pantallas se refrescan cada menos de 100 milisegundos.

- Es de entender que todo eso ha supuesto una importante inversión y, sin embargo, el registro en Atani es gratuito. ¿Dónde está el negocio de la firma?

(H) En primer lugar, hay que destacar que tenemos una filosofía largoplacista. Llevamos apostando por criptos desde 2013 y tenemos claro que estamos en una época en la que vemos que las finanzas tradicionales se están acercando a cripto y al revés también. Un ejemplo es el lanzamiento de Coinbase en el Nasdaq.

Probablemente, ahora veamos una pequeña fase de las 'altcoins' creciendo más rápido que el bitcoin

Si pensamos que este ecosistema se va a incrementar exponencialmente, lo que nos interesa es situarnos como la plataforma global líder lo antes posible. Eso incluye usuarios básicos que están empezando, algunos que están avanzando y otros que están moviendo millones de dólares al día. Como esperamos una adopción masiva de criptomonedas, creemos que tenemos que ofrecer una versión gratuita como cualquier empresa de internet de gran tamaño, como Spotify.

Va a haber mucha gente a nivel mundial que no va a mover grandes cantidades de dinero, pero sí va a querer tener exposición. Desde nuestro punto de vista, no tiene sentido que si tienes ganancias de 10 euros en un año pagues 500 euros por tu informe fiscal. Lo que sí tiene lógica es contar con una versión premium para los más avanzados, para los que que quieran conectarse vía API.

(P) Además de eso, tenemos muchas funcionalidades pensadas para desplegar durante los siguientes meses y años. En definitiva, para monetizar más la empresa sin que pierda el objetivo de que se pueda ampliar la masa de usuarios de criptomonedas por 10 o 100 en todo el mundo próximamente. Nuestra meta es democratizar todo, que todo el mundo pueda usarlo; y luego monetizar con la gente que más lo use... que, además, está encantada de pagar.

Haydée Barroso, cofundadora y CCO de Atani.

- ¿Cómo van de momento esas previsiones de adopción masiva de las criptomonedas?

(H) Claramente, es un sector que está en auge. Estamos creciendo muchísimo a nivel mundial, con usuarios de más de 100 países. En España tenemos un rol importante, pero estamos creciendo en toda Europa, EEUU, Latinoamérica y también Asia. Para llegar a la gente empleamos canales como YouTube.

En este tiempo hemos visto que hay dos tipologías diferenciadas de usuarios. Al principio pensábamos que iban a venir más usuarios avanzados con tres o cuatro exchanges para evitar el tema de la fragmentación. Aunque tenemos muchos de estos con mucho volumen de trading, nos hemos dado cuenta de que tenemos más y más que vienen por la usabilidad y tienen solo uno como Kraken, Coinbase y Binance o, cada vez más, Kucoin o Huobi.

Ahora mismo no estamos compartiendo datos de usuarios porque somos una empresa de venture capital y acabamos de cerrar una ronda de financiación. Sí que tenemos un crecimiento orgánico brutal, es decir, que muchos de nuestros propios usuarios están trayendo a otros nuevos. Para nosotros es un sueño.

- Después del éxito de la ronda de financiación de abril y con el ritmo que lleva el sector, ¿no estarán ya preparando la siguiente?

(H) La verdad es que sí. Hemos llegado a un punto en que la empresa está yendo muy bien y el ecosistema está acompañando. Ya tenemos solicitudes por parte de los inversores para que levantemos una nueva ronda, pero nos gusta invertir el capital de forma inteligente. Así que, lo haremos cuando hayamos implementado el que tenemos ahora, que está dirigido sobre todo a contratar equipo y a inversión en marketing, porque estamos haciendo una estrategia muy global.

Todos los días ves gente dejando JP Morgan, Morgan Stanley y fondos para sumarse y montar nuevos proyectos 'cripto'

Este mes acabamos de lanzar en Brasil y Turquía. Y ya tenemos la app de Atani en 10 idiomas. Según tengamos capacidad de crecer y contratar bien, haremos una nueva ronda. No tardaremos demasiado en cerrar una nueva.

- Si los plazos no apuntan a ser muy largos, será porque hay planes de futuro a corto plazo. ¿Pueden compartir ya alguno?

(P) En primer lugar, el lanzamiento de la versión mobile es muy importante y el objetivo es que sea muy funcional. Ha cobrado más sentido desde nuestra reciente llegada a países como Brasil y Turquía. Además, queremos hacer posible el apalancamiento y el préstamo (lending). También estamos trabajando mucho en la parte de finanzas descentralizadas (DeFi) para ampliar nuestra agregación más allá de las plataformas más conocidas y dar cabida a las regionales, con un foco más occidental por ahora.

(H) Al final, vemos que en el ecosistema hay una verticalización terrible y eso genera una realidad en la que el usuario tiene que acudir a una u otra solución dependiendo de qué tema se trata. Se trata de facilitar el acceso al ecosistema de cripto, que es muy versátil... De repente, salen los NFT y quiero tener acceso a ellos. Hay que dejar de pensar en las criptos como productos y verlas como ecosistema.

Ahora mismo estamos teniendo crecimientos que duplican nuestra base de usuarios a nivel mensual. En este sentido, el objetivo es seguir con este ritmo, lo que cada vez será más complicado y requerirá seguir creciendo en equipo.

- De regreso al presente, ¿qué es lo que más demandan los usuarios? ¿El bitcoin sigue siendo el rey?

(P) Claramente, el bitcoin sigue teniendo un rol central porque suele ser por el que la gente empieza. También hay que reconocer que es el que más confianza genera porque tiene más trayectoria y el capital institucional que está entrando ahora en criptomonedas lo hace por él. Además, sus pautas claras desde su nacimiento hacen que sea muy confiable. En eso nadie le gana.

Sin embargo, es cierto que todo lo que es el mundo de contratos inteligentes tiene una tracción increíble y además es útil de verdad. El bitcoin sigue creciendo, pero la explosión en DeFI, NTF... hace que estos temas tengan cada vez más peso. Como ecosistema, destaca Solana, que tiene un montón de posibilidades de desarrollo que ya se están dando.

Con todo ello, probablemente ahora veamos una pequeña fase de las altcoins creciendo más rápido que el bitcoin. Antes, la mayoría de ellas tenían fundamentales mucho peores o se sacaban solo para vender y levantar capital. Ahora, aunque todavía se siguen sacando muchos tokens con poca trayectoria, hay muchos con un proyecto sólido y muchas utilidades detrás. Son protocolos que ya mueven billones de dólares todos los días y están generando ingresos. Ya no solo es especulación.

(H) Ciertamente, a nivel usuario lo que suele pasar es que siempre se empieza por el bitcoin y luego pruebas cosas como el ethereum. Después, te planteas qué son las otras monedas que tienen proyectos interesantes. Así, poquito a poco vas diversificando más y te planteas que las blue chips crecen demasiado lento y te acabas yendo a las smallcaps, por usar una analogía con el mundo de la bolsa. Como no es un ecosistema que esté parado, cuanto más tiempo llevas, más te vas atreviendo a entrar en otras monedas y a diversificar.

Hoy por hoy conozco a muy poca gente que pague cafés con bitcoin, a no ser que hablemos de economías como Venezuela

- Puesto que el bitcoin sigue siendo la opción primera y principal, ¿se atreverían a dar un pronóstico para su valoración?

(H) Personalmente, soy muy bullish. Por eso, de aquí a diez años no me atrevería a dar una cifra, porque creo que se quedaría ridícula. Los 100.000 dólares me parecen muy conseguibles en relativamente poco tiempo, ya que mi experiencia en el bitcoin es que tus expectativas siempre se quedan cortas. Además, creo que el ethereum también va a hacer un año espectacular. Yo ya he empezado a regalar un poco de bitcoin a los hijos recién nacidos de mis amigos, que les será más útil que una cuna cuando tengan 18 años.

(P) La verdad es que el ecosistema está atrayendo capacidad y talento. Todos los días ves gente dejando JP Morgan, Morgan Stanley y fondos para sumarse y montar nuevos proyectos. A medio y largo plazo, el ecosistema arrasa. Como en todo, siempre hay riesgos, que ahora mismo son regulatorios -que haya cambios bruscos que puedan dar sustos al mercado- y el influjo de la macroeconomía global.

Aunque son finanzas descentralizadas, no se puede pensar que es un ecosistema totalmente aislado. Sí que puedo decir que mientras el resto de la economía global no se pegue un trastazo, posiblemente este sea de los que más se aprovechen. Y es que, si la cosa se pone mal, la gente saca el dinero esté donde esté.

- Además de la evolución económica en general, casos como el de Tesla también han demostrado su impacto sobre las criptos. ¿Cómo va la adopción en lo que algunos denominan economía real?

(P) Hay todo tipo de adopción. El caso de Tesla es muy particular, porque la apuesta en tesorería es fundamentalmente para sacar un rendimiento que el dólar no está dando. Luego hay adopciones de todo tipo: para trading, para pagos internacionales con stablecoins... Lo que es cierto es que cada caso de uso tiene una tracción distinta y unos fundamentales distintos. Tiene muchísimo sentido tener criptomonedas dentro de una cartera de inversión para diversificar, para conseguir otro perfil de riesgo, pero si pones el 100% en bitcoin, en oro o en bolsa, no es que tenga mucho sentido.

(H) En este sentido, nosotros lo vemos más como un activo financiero que como un método de pago para productos cotidianos como un café. Hoy por hoy conozco a muy poca gente, por no decir nadie, que lo use para eso, a no ser que hablemos de economías como Venezuela, donde el peso no deja de depreciarse. Iremos viendo los casos de uso que más sentido tienen, que seguro que son los financieros más puros, porque toda la tecnología al final le da mil vueltas a todos los procesos legacy que tenemos en finanzas tradicionales.

Invertí 200 euritos por ver qué pasaba y sin darle importancia, pero empezó la burbuja de 2013

- Una herencia de la 'vieja economía' es precisamente la fiscalidad en la que tanto énfasis pone Atani. ¿Qué opinión les merecen las obligaciones tributarias sobre criptomonedas vigentes en España?

(H) En temas de fiscalidad, al final cada gobierno hace lo que le parece y -aunque no soy especialista fiscal- creo que muchas veces tiene que ver más con la situación económica del país que toma las decisiones. De lo que estoy convencida es de que hay mucha gente que quiere pagar impuestos de criptomonedas y no sabe.

En este sentido, si hago dos transacciones al año igual es fácil, pero cuando haces 10.000 es literalmente imposible. Aquí es donde queremos ayudar, porque el ecosistema va a una velocidad que es casi imposible de seguir por la regulación. Además, hay casuísticas como las recompensas por mantener posiciones que son difíciles de identificar, además de tener claro cuál es el tipo de cambio siempre frente a la moneda en la que tributas.

Probablemente, la norma española tendrá sus aspectos que mejorar, pero igual que pagas impuestos cuando tienes ganancias de capital al vender tus acciones u otros activos financieros, es lógico hacerlo con las criptomonedas. Otro debate es si también cuando cambias entre distintas criptos o solo cuando cambias a euros, que es cuando de verdad has obtenido una ganancia.

Paul Barroso, cofundador y consejero delegado de Atani.

(P) Es cierto que hemos hecho mucho hincapié en los impuestos, pero porque lo hemos sufrido mucho en primera persona. Yo recomendaría a todo el mundo que pague impuestos, porque aunque a poca gente le gusta, los gobiernos están muy activos hablando con los exchanges y los bancos... y si Hacienda tiene información sobre tus actividades y luego no las estás declarando... En resumen, nos parece un riesgo un poco estúpido.

En cualquier caso, la mayoría de la gente quiere hacerlo bien, pero hay una gran dificultad en hacerlo bien porque al usuario no se le ha dado ninguna solución desde la Administración. Muchas veces hablas con usuarios que no han pagado impuestos porque no sabían ni por dónde empezar. Nuestro rol o lo que nos gustaría hacer es ayudar a todo el mundo que quiera hacer cripto bien hecho.

Noticias relacionadas

Contenido exclusivo para suscriptores
1€/ 3 meses
EL ESPAÑOL e Invertia 3 meses 1€, luego 6,99€/mes Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información