Banco Sabadell desveló su hoja de ruta para los próximos tres años hace exactamente una semana. Las expectativas de la comunidad inversora eran muy altas, pero algunos de sus ejes centrales parecen haberse ganado un aplauso. Aunque todavía prudente. El vallesano ha conseguido en este corto espacio de tiempo un incremento de su precio objetivo de consenso del 19,6%.

Noticias relacionadas

Los analistas que antes se lanzaron a diseccionar el nuevo plan estratégico del Sabadell lo valoraron positivamente, pero en su gran mayoría echaron en falta algo más de ambición. Un diagnóstico que casa a la perfección con lo que ha pasado en estos primeros días de digestión: mejoras de recomendación, pero muchas veces sin aportar más potencial a la trayectoria bursátil de la entidad.

El día antes de que el Sabadell diese a conocer su hoja de ruta con horizonte en el ejercicio 2023, su precio objetivo de consenso se quedaba en los 0,46 euros por acción. Una semana después, a golpe de las revisiones alcistas cosechadas en este tiempo, el techo para la entidad se eleva hasta los 0,55 euros por título, según datos extraídos de Refinitiv.

Un repunte consistente pero que, sin embargo, se queda un 17% por debajo de la cotización a la que este viernes se enfrenta a la subasta de apertura. El potencial bajista se amplía hasta el 19% si la comparativa es contra sus recientes máximos anuales, en los 0,681 euros por acción. Una cota conquistada en buena medida al calor de las expectativas generadas durante la cuenta atrás para la publicación de la guía estratégica.

Lo cierto es que a lo largo de esta última semana hasta 12 firmas de inversión han revisado ya sus pronósticos y recomendaciones para la entidad. Todas y cada una de ellas han mejorado el precio objetivo que otorgaban para sus acciones, pero en la mayoría de casos se ha tratado más de limitar el margen de caída que tienen desde su valoración actual de mercado que dar cancha a que la remontada acumulada en los últimos meses muestre continuidad.

Más cautela que euforia

El analista más cauteloso con respecto a los efectos que el plan estratégico puede tener sobre el negocio del Sabadell y, por tanto, sobre su cotización fija un precio objetivo de solo 0,4 euros por acción. Una cota que supondría devolver su gráfica a precios no vistos desde abril.

Al otro extremo, el más entusiasta establece tope a la revalorización en los 0,7 euros por título, un 6,5% más allá de lo que ahora marca en bolsa. Como en el caso anterior, esta firma ha solicitado a Refinitiv mantener en secreto su identidad, pero hay una que se queda a solo un céntimo de esta cota y sí va de frente.

Son los analistas de Alantra los que ven a la entidad con fundamentales suficientes como para justificar un ascenso hasta los 0,69 euros por acción. Eso sí, a pesar de este optimismo, a la hora de señalar un criterio de inversión para sus clientes se decantan por la postura prudente de mantener.

En este sentido, parece que la falta de ambición -y con ello de sorpresas- que los analistas más ágiles señalaron el viernes de la semana pasada ha desembocado en una actitud de esperar y ver por parte de muchos. Y es que precisamente la opción de mantener -o en su defecto una opinión neutral- es la más repetida entre la docena de expertos que ya ha echado cuentas.

Las compras del CEO

Tanto es así que, siempre según el elenco de analistas consultados por Refinitiv, de los 21 que siguen su evolución solo uno aconseja la compra de acciones del banco que comanda César González-Bueno. El consejero delegado que, precisamente esta semana, se ha estrenado como accionista de la entidad con una inversión muy cercana a los 500.000 euros, como adelantó Invertia.

Frente a eso, una aplastante mayoría de 14 analistas se decantan por la tesis de mantener. Entre los que forman parte de este grupo figuran casas como Banco Santander, Berenberg, HSBC, Société Générale. Mientras, son seis los que invitan a sus clientes a deshacer o infraponderar posiciones, incluidos sus ‘vecinos’ de CaixaBank BPI.

Atrapado en un rango lateral

Después de haber más que duplicado su cotización en los últimos 12 meses, en esta primera semana con el plan estratégico en negro sobre blanco, el Sabadell ha perdido un 2,7% de su valor en bolsa. Los oportunistas que habían llegado con la expectativa de esta guía parecen haber aprovechado para deshacer posiciones sin que su retirada haya empeorado el aspecto técnico de su gráfica.

El analista de Invertia, Eduardo Bolinches, señala que el banco se encuentra dentro de un “movimiento de lateralidad que se remonta al pasado 10 de mayo y que cuenta con una clara zona de soporte en los 0,622 euros por acción”. Por arriba, la cota a romper para conseguir un nuevo tramo de remontada la establece en los 0,685 euros, muy cerca de los precios objetivos más abultados que le dan las casas de análisis.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información