Fachada de una de las sedes de Grupo MásMóvil.

Fachada de una de las sedes de Grupo MásMóvil. Marta Fernández Europa Press

Mercados

MásMóvil no podrá vender acciones de Euskaltel durante dos años después de la opa

Solo podrá desinvertir en caso de que devolviese a la 'teleco' a cotización tras haberla excluido previamente de bolsa.

30 marzo, 2021 14:14

MásMóvil no podrá vender acciones de Euskaltel por un precio superior al que finalmente abone en caso de que se materialice la oferta pública de adquisición (OPA) presentada este domingo en un plazo de dos años desde la liquidación de la misma. Solo podrá hacer caja en el caso de que devolviera la compañía a cotización tras su exclusión o la propia MásMóvil sea adquirida por un tercero.

Así lo recoge una cláusula incluida en el folleto preliminar de la operación. En ella, MásMóvil se compromete a "no vender o por cualquier otro título transmitir, directa o indirectamente, las acciones de la sociedad afectada a un tercero a un precio por ación superior al finalmente abonado a los accionistas vendedores en el marco de la oferta en el plazo de dos años desde la liquidación de la misma".

Este compromiso va en la línea del resto de cláusulas con las que el acuerdo pretende asegurar "el arraigo" en País Vasco de Euskaltel a largo plazo. Una postura con la que se ha ganado la complicidad del Gobierno vasco y que también defendió públicamente en una entrevista en Radio Euskadi el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, que habló de un proyecto "a medio y largo plazo".

Arraigo en el País Vasco

En esta línea, el acuerdo establece que, si la operación prospera, se mantendrán las sedes sociales de Euskaltel y su filial en País Vasco y Galicia respectivamente, así como compromisos para mantener las marcas y el empleo por un periodo de cinco años. Además, MásMóvil se compromete a priorizar el despliegue de la red 5G en Euskadi.

Desde la agencia de medición de riesgos Scope Ratings, el analista Jacques de Greling ha señalado que la oferta no significará la consolidación de un mercado doméstico europeo, pues no se reduce el número de grandes operadores en España. Una opinión que ayer pasó factura a la cotización bursátil de Telefónica, la líder del sector en España.

El grupo resultante, en caso de que la operación consiga las autorizaciones pertinentes y se consume con éxito, contará con ingresos de aproximadamente 2.700 millones de euros y más de 1.500 empleados. Además, sumaría 14 millones de líneas y 26 millones de hogares conectados con fibra.

Imprimir