Las cotizadas españolas avanzan en igualdad de género, pero tienen por delante dos años en los que tendrán que acelerar su ritmo en esta materia. De aquí al cierre del año 2022 deben incorporar hasta 182 mujeres consejeras si quieren cumplir con las recomendaciones de buen gobierno corporativo que ha establecido el supervisor.

Noticias relacionadas

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) quiere que las cotizadas españolas cuenten con, al menos, un 40% de mujeres en sus consejos de administración al acabar 2022. Una cota para cuya consecución se requeriría la incorporación de algo más de siete consejeras al mes siempre y cuando se mantuviera sin cambios el número de asientos de estos órganos de gobierno.

Actualmente, de los 1.280 asientos que tienen los consejos de administración de las 127 cotizadas del Índice General de la Bolsa de Madrid (IGBM), únicamente 330 están ocupados por mujeres. Una cifra que, sin embargo, supone un 10% más que hace un año, según se desprende de las cifras aportadas por la IV Radiografía del Mercado Continuo sobre género elaborada por la consultora Atrevia junto con IESE Business School.

Seis años a este ritmo

Estos puestos -que son 30 más que hace un año- se traducen en una cuota del 25,78%. La marca ni siquiera alcanza el umbral del 30% que la CNMV se había marcado como objetivo para el recién terminado 2020. Las empresas (78) que se han quedado por debajo de esta cota han tenido que explicar ya en sus informes anuales de gobernanza los motivos por los que no han conseguido cumplir con las recomendaciones del supervisor.

Y todo parece indicar que muchas volverán a tener que entonar el mea culpa, pues el ritmo de los últimos años pone en serios apuros la consecución del 40% al término de 2022. En este sentido, las empresas del IGBM han nombrado 30 nuevas consejeras en cada uno de los dos últimos ejercicios, lo que en caso de repetirse requeriría de hasta seis años hasta alcanzar el número necesario de féminas.

Evolución relativa de la presencia de mujeres consejeras en el Mercado Continuo. IESE / Atrevia

Con este panorama, el aplazamiento en un año de la exigencia del 40% de consejeras podría quedarse en un parche de poca solución si las cotizadas no aceleran en el fichaje de mujeres para sus órganos de gobierno. Inicialmente, la CNMV preveía requerir aquella cota ya en este ejercicio 2021, pero finalmente se optó por atender las “solicitudes” de unas empresas en que en 2020 tuvieron que concentrar sus esfuerzos corporativos en plantar cara al impacto de la pandemia.

Así lo anunció en junio del año pasado el entonces presidente de la institución supervisora, Sebastián Albella. Entonces, reconoció que el debate seguía abierto en el organismo sobre si el Código de Buen Gobierno Corporativo debería poner el acento en las mujeres o en el género menos representado, si bien las recomendaciones siguen apuntando hacia la presencia femenina.

Por delante de la norma

La tarea por hacer de las cotizadas es amplia, pero también en esta materia hay alumnas aventajadas que, con dos años de antelación, cumplen ya con el 40% de consejeras en su consejo y hasta lo rebasan con holgura. Según el referido estudio, estos son los casos de Adolfo Domínguez (57%), Realia (50%), Red Eléctrica (50%), Ezentis (44%), Prim (44%), Nicolás Correa (43%), Reno de Medici (43%), CaixaBank (43%), Soltec (43%) y la terna conformada por Unicaja, Logista e IAG, empatadas con un 42%.

Más justas, pero también en la delantera, Banco Santander y Euskaltel, empatadas justo al 40% conforme a la composición de sus consejos de administración al cierre de 2020. El desembarco en Ezentis del presidente de Audax Renovables -una de las 10 cotizadas españolas sin una sola mujer en su consejo- y el proceso de fusión abierto entre Unicaja y Liberbank (27% de mujeres) son dos de los procesos que amenazan su puesto aventajado.

Solaria, a la cola del Ibex

Si el análisis de tareas pendientes para cumplir con los objetivos de representación femenina se acota al Ibex 35, los números son más amables. El índice rey de la bolsa española alcanzaría el 40% en su conjunto con algo tan simple como el fichaje de una nueva mujer consejera en cada cotizada. Eso sí, siempre y cuando llegasen para ocupar el asiento de un hombre y no para sumar un puesto adicional en los consejos.

A pesar de este cálculo de conjunto, lo cierto es que las empresas tienen que dar cuenta de sus cuotas de forma individual y no agregadas por índices ni por otros parámetros. La renovable Solaria, con solo una mujer en su órgano rector -que representa un 16,7%- es la que más tarea tiene por delante. Las constructoras Ferrovial y ACS completan la lista de las que aún no alcanzar el 20% de cuota femenina.

En el último lustro, ellas han incrementado un 67% su protagonismo en los consejos de administración de las cotizadas españolas. Al término del año 2015 solo un 15,4% de los asientos de estos órganos de gobierno los ocupaban mujeres. Así, el recorrido por camino a la igualdad no cesa en este ámbito, pero todavía a un ritmo demasiado lento para acercarse hacia la verdadera paridad.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información