BlackRock va a más en su apuesta bajista sobre Merlin Properties. En menos de una semana, la gestora estadounidense ha engordado un 20% sus posiciones cortas sobre la socimi española, de la que ya controla un 0,61% del capital. Mientras, sus acciones siguen en zona de mínimos históricos.

Noticias relacionadas

En función de estos precios de mercado, en torno a los 7,8 euros por acción, la apuesta de BlackRock equivale a 21,8 millones de euros apostados en contra de su evolución en bolsa. Y eso que Merlin Properties acumula un desplome cercano al 40% desde que empezó el año que ha condenado su gráfica a mínimos nunca antes vistos por el valor.

El incremento de cortos producido este miércoles es el primero desde que la gestora estadounidense desembarcó en Merlin con un 0,51% del capital. Una apuesta que supuso para la socimi el fin de dos años y medio libre de bajistas de relevancia en su capital social.

Fin de la tregua

Además, con esta inversión en corto, la firma americana tomó el relevo de Old Mutual Global Investors, que fue la última firma en marcar posiciones cortas de relevancia en la inmobiliaria. Un umbral que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) establece en el 0,5% del capital.

Este señalamiento se produce en medio de un momento especialmente complejo para el sector. Y es que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que se está tramitando actualmente en el Congreso de los Diputados plantea un considerable ‘tarifazo’ fiscal para las socimis.

En concreto, el borrador plantea acabar con la exención de que gozan las socimis para no tributar por los beneficios no repartidos a modo de dividendo. Así, estas ganancias pasarían a soportar un gravamen del 15% si la propuesta sale adelante.

Aunque Merlin ya distribuye entre sus accionistas el grueso de sus ganancias, la incertidumbre pesa sobre el sector. Así lo denunció a este portal Javier Basagoiti, presidente de la asociación que aglutina a la mayor parte de las socimis españolas.

“Cualquier modificación de la legislación que no tenga como objetivo mejorar la posición competitiva de nuestros REIT frente a otros países europeos será interpretado negativamente por los inversores”, denunció el cabeza de Asocimi tras conocerse la propuesta del Ministerio de Hacienda.

Resultados y potencial

Además, la pandemia ha golpeado el negocio de Merlin en los últimos tiempos. La primera socimi que formó parte del Ibex 35 anunció hace solo unos días un beneficio de 111,8 millones de euros en los nueve primeros meses del año. Una cifra que suponía un retroceso del 65% para la compañía con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente.

No obstante, los analistas que más de cerca siguen la evolución de la firma inmobiliaria han dado un balón de oxígeno a la compañía. En este sentido, y en contra del criterio que parecen seguir en BlackRock, se han producido varias revisiones al alza de su precio objetivo, de manera que el de consenso se eleva hasta los 9,31 euros, de manera que sus acciones cuentan actualmente con un potencial alcista del 19%.