Cuatroochentra ha debutado este jueves en BME Growth con una subida del 57,2% hasta los 14,7 euros por acción. La tecnológica valenciana irrumpe en el antiguo MAB en pleno repunte de una pandemia que ha llevado a muchas compañías del sector en todo el mundo a marcar máximos históricos.

Noticias relacionadas

En su primer cruce, el de su estreno, las alzas eran del 49,7% hasta los 14 euros. Al cierre de su primera sesión, habían cambiado de manos 22.503 acciones por un montante total de 321.475 euros. Una revalorización y unos volúmenes que, "a pesar de la prudencia que recomendaban las circunstancias y el amplio respaldo en la colocación, nos ha sorprendido", ha reconocido a Invertia el consejero delegado de la firma, Alfredo Raúl Cebrián.

En adelante, como este jueves de estreno, Cuatroochenta marcará precio dos veces al día a través de la modalidad de fixing con el código 480S. Este sistema se fundamenta en agrupar en dos cruces por sesión -a las 12:00 y 16:00 horas de Madrid- todas las órdenes de compraventa que se van generando durante la jornada.

Previsiones

El presidente de la nueva cotizada, Vicente Montesinos, ha aprovechado su turno de palabra para airear la carta de presentación con la que Cuatroochenta ha vertebrado el roadshow que le ha llevado hasta el parqué. "El nuevo reto" que ha marcado para la tecnológica es "doblar el Ebitda en 2021 y triplicarlo en dos o tres años". Eso supondría alcanzar los 3,6 millones de euros.

En este mismo tono de discurso, el presidente ha defendido que "la salida al mecado es un hito, no un fin, porque vamos a seguir invitando a más inversores a que se sumen al proyecto". En declaraciones a Invertia, Cebrián ha concretado que la compañía se estrena con más de 1.100 accionistas, en su mayoría institucionales españoles de perfil medio como family offices.

"Creemos en los mercados como la oportunidad de que la población pueda participar en las mejores empresas de su país", ha recalcado el consejero delegado de la nueva cotizada. "España necesita referentes tecnológicos que desarrollen software y este es nuestro reto", ha recalcado al tomar la palabra en el tradicional toque de campana.

Un toque de campana, celebrado este jueves en el Palacio de la Bolsa de Madrid, que ha contado con un aforo reducido a causa de las restricciones sanitarias. Algo que no impedía la euforia entre los empleados y directivos asistentes al acto. Un debut que llegaba después de tres años de preparación en el Entorno Pre Mercado de BME. Además, se trata de la primera que da el salto a cotización procedente de esta 'incubadora'.

Colocación

El precio de referencia para el estreno de este jueves estaba en los 9,35 euros por acción, importe al que se colocó entre el millar de inversores que refería Cebrián -y con una amplia demanda- una ampliación de capital de 2,5 millones de euros celebrada a finales del mes pasado. Con esta marca, la compañía partía con una capitalización de 20,8 millones de euros.

La tecnológica radicada en Castellón cuenta con Broseta como asesor legal y con Renta 4 como asesor registrado y proveedor de liquidez. El banco de inversión español ya fue responsable de la mencionada colocación de acciones que la compañía ejecutó como paso previo a su estreno en el mercado. Una operación en la que bastaron 24 horas para adjudicar las 267.000 acciones de su ampliación de capital.

El equipo directivo de Cuatroochenta en el debut de la compañía en la Bolsa de Madrid. BME

Los inversores que se han sumado a la compañía en la ampliación de capital y los que ahora lleguen a través de compras en BME Growth cuentan con el compromiso de mantener posiciones de los tres accionistas mayoritarios de la firma.

Este lock-up estará vigente durante un año para sus fundadores: el consejero delegado y Sergio Aguado, director tecnológico. El compromiso es de seis meses para el presidente, cuya participación mayoritaria en el capital de la nueva cotizada se aglutina a través del family office World Wide Networks.

Adquisiciones

La firma especializada en soluciones integrales de tecnología y marketing para el negocio digital fundada en 2011 creció un 23% en el primer semestre de 2020 y prevé cerrar el año con un Ebitda de 1,2 millones. La cifra que pretende triplicar para el cierre del ejercicio 2023.

En plena pandemia, Cuatroochenta ha cerrado la compra de 4TIC y este jueves ha reiterado su intención de que antes de que acabe este ejercicio puedan completar otras dos adquisiciones corporativas para expandir su negocio y el ámbito de alcance de sus herramientas. De este modo, el crecimiento inorgánico se confirma como una palanca de expansión preferente para la novata del parqué.