El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) se convierte desde este jueves en BME Growth. Un cambio de piel con el que busca impulsar el salto de pymes al mercado y que llega tras su reconocimiento como SME Growth Market. Una categoría que le iguala a competidores como Euronext Growth.

Noticias relacionadas

La principal novedad que otorga este sello es un alivio en la carga administrativa y burocrática asociada a las operaciones corporativas que realicen las cotizadas en la plataforma. También para las que se decidan a debutar en estos tiempos en que muchas empresas sondean alternativas para la obtención de liquidez con la que lidiar con el impacto del coronavirus.

El punto clave de este cambio está en que el nuevo sello “otorga más visibilidad internacional por igualar en estándares de transparencia, calidad y liquidez al resto de SME Growth Markets europeos”, según ha explicado Jesús González Nieto-Márquez, director gerente de BME Growth, en una presentación celebrada este jueves por vía telemática. Además, se muestra confiado en que el potencial “acceso a un mayor universo de inversores redundará en una mayor liquidez”.

Antes de que llegase Six

Esta reconversión del MAB se trata del primer cambio visible en BME desde la irrupción de Six Group, que ya controla más de un 95% del capital y ha anunciado la inminente exclusión bursátil de la compañía. No obstante, desde la sociedad rectora de las bolsas españolas se asegura que el proceso se había iniciado “incluso antes de la formulación de la oferta” de los suizos.

A pesar de que el mercado bursátil de pymes de BME se coloca a la vanguardia europea con este movimiento, ya hay otras siete plataformas en la Unión Europea que gozan de este sello. El primero de ellos fue el británico AIM, que previsiblemente lo perderá con la entrada definitiva en vigor del ‘brexit’. También lo detentan Euronext Growth y los mercados especializados de las bolsas de Italia, Alemania, Polonia, Croacia y Suecia.

Si bien la calificación como SME Growth Market ha sido otorgada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la supervisión de las cotizadas de la plataforma sigue siendo responsabilidad de BME. Álvaro Castro, director de supervisión y consejero de BME Growth, ha destacado que “para las compañías no va a suponer un cambio en su día a día”.

Entre los alivios de los que podrán disfrutar las cotizadas de BME Growth frente a las exigencias que venían cumpliendo como miembros del MAB es la exención de mantener y actualizar constantemente la lista de iniciados en la empresa, esto es, de personas susceptibles de contar con información privilegiada de la misma. Ahora, la obligación se limita a “tener la capacidad para generarla y entregarla al supervisor cuando este la pida”, ha explicado González.

Ampliaciones y saltos al Continuo

También se reducen los plazos en los que se exige el almacenamiento de comunicaciones corporativas y se facilitan las operaciones de salto al Mercado Continuo y las ampliaciones de capital. En el primero de los casos, el EU Growth Prospectus facilitará un registro simple ante la CNMV para cambiar de mercado después de un mínimo de dos años cotizando. En el segundo, será suficiente con la inscripción de un registro simplificado.

Entre las novedades que introduce el cambio en la plataforma está también el que sus cotizadas podrán beneficiarse de iniciativas de la Unión Europea para fomentar la participación de las pymes en los mercados bursátiles.

Dos de las más significativas son la creación de vehículos de inversión pública en compañías de estos mercados y la posibilidad de lanzar un ‘folleto de recuperación’ para captar financiación urgente. Se espera que ambas iniciativas entren en vigor a lo largo del año que viene.

La segunda de ellas estará a disposición de aquellas empresas que lleven cotizando un mínimo de 18 meses y solo exige un documento simplificado de no más de 30 páginas que los supervisores se comprometen a revisar en un plazo máximo de cinco días.

Se mantiene el 'fixing'

Todas estas medidas serán aplicables tanto a las empresas en expansión como a las socimis que venían cotizando en el MAB, puesto que ahora se funden en un único segmento de mercado. Aunque bajo el paraguas de la nueva marca, pero sin entrar formalmente en el perímetro del SME Growth Market, se quedan las sicavs y el resto de instituciones que formaban parte de la plataforma alternativa de BME.

Por lo que respecta a los plazos que marca la norma para acogerse a los procesos simplificados, el director gerente de la plataforma reconoce que “hay cierto debate en cuanto a su interpretación”, si bien considera que el plazo acumulado en el MAB será computable. Actualmente, este mercado cuenta con 117 cotizadas que suman una capitalización conjunta superior a los 15.000 millones de euros.

Como hasta ahora, seguirá vigente el doble modelo de contratación en función de los volúmenes de liquidez de cada cotizada. Así, se mantendrá el ‘fixing’, que acumula las posiciones de compraventa en dos únicos cruces que tienen lugar a las 12:00 y las 16:00 horas de Madrid, junto con la contratación continua a lo largo de toda la sesión.

Además, desde BME se asegura que este cambio “no afectará a los proyectos de salida a cotización que ya estaban en curso”, porque toda la documentación y requisitos se han ido adaptando a esta nueva realidad para llegar con los deberes hechos. González ha subrayado que varias biotecnológicas se han mostrado interesadas en una posible operación debut en los últimos meses, si bien los estrenos más inminentes parecen ser los de la socimi All Iron y de la tecnológica Cuatroochenta.